Merchan original

El blog de Merchán

Luis Alberto Merchán
Blog de Luis Alberto Merchán

Adiós Caja Duero, adiós

Sin t%c3%adtulo1 detail

Una de las peores consecuencias que va a tener esta horrible crisis cuando pase, si es que llega a pasar, será que, después de ella, muchas cosas serán diferentes

O directamente ni diferentes, ni iguales, ni parecidas... no serán. Leía la otra tarde en un periódico local de Valladolid que cerca del veinte por ciento, si no era más, de los locales de hostelería de la ciudad ya habían cerrado desde 2008. Y supongo que, si hay cifras recogidas referentes a la ciudad de Salamanca, estas arrojarán unos resultados similares. La crisis ha terminado con la mayoría de las promotoras urbanísticas, con muchas empresas dedicadas a la construcción o la reforma, con otras tantas que se dedicaban a sus sectores auxiliares. También con Nueva Rumasa, con Spanair, con la Central Nuclear de Garoña (con la guerra que dio cuando gobernaba ZP), con Viajes Marsans, y no sólo con la empresa, sino que, en este caso, el empresario ha sido metido entre rejas por presunto chorizo. La pena es que este señor era de los que pontificaban sobre lo que había y no había que hacer desde su púlpito de la CEOE. Desde luego, no sé qué es lo que había que hacer, pero de lo que estoy seguro es de que ser un desleal, engañar y ocultar el patrimonio propio, haciéndose pasar por insolvente, no es lo más adecuado.

 

Pero, si en algo se ha notado la convulsa situación de la economía ha sido, sin duda, en el sector financiero. Donde hace cinco años había cerca de cien entidades independientes, entre bancos y cajas de ahorro, hoy en día quedan menos de dos docenas, y en un futuro próximo aún habrá menos. Las Cajas han caído como chinches. Muchos años de descontrol y de desviación respecto de lo que había sido su negocio tradicional, dar crédito a particulares y a PYMES, han conseguido acabar con un modelo de banca social y cercana de la que deberíamos habernos sentidos más orgullosos. Pero ocurrió que, en cada capital de provincia, existía un remedo de Mario Conde con ínfulas de broker de Wall Street que creía que, lo que había que hacer era crecer desmedidamente, aun a riesgo de no garantizar debidamente ese crecimiento. Y claro, pasó lo que tenía que pasar: no cabía otra opción.

 

Yo he crecido y he comido gracias a Caja Duero. Para los salmantinos, la Caja, a secas, nuestra querida Caja. Mi padre trabajaba en ella y aún hoy sigo siendo cliente. Mantengo abierta mi primera libreta, que data de los setenta, y le sigo dando uso. Son muchos años de relación continuada. En ella ingresé mi primer sueldo, con ella viví en Madrid y en Valladolid. Hoy, la caja ya no es la Caja. Ahora es una cosa llamada CEISS. No sé a ustedes, pero a mí me suena a pegamento. Y además va a caer en manos de un halcón andaluz. No se trata ahora de echar culpas a nadie. Supongo que la historia juzgará y pondrá a cada uno en su sitio, pero siento gran lástima por el negro futuro que se cierne sobre ella. Y sobre el de esos 1500 empleados a los que van a tener que poner de patitas en la calle. Cuando llegue el momento del adiós, decidiré. Para que mi dinero lo maneje un señor de Málaga, a lo mejor prefiero que lo haga uno de Ámsterdam o de Frankfurt. ¡Qué coño!, de Frankfurt, que para nací allí.

 

Sólo entonces nos quedará decir, ¡Adiós querida Caja, adiós!

 

PD: Feliz Navidad. Y si hay algún laico entre los lectores, feliz solsticio de invierno, ¡o lo que coño sea que celebre!

 

Comentarios

José el de Setúbal 02/01/2013 19:57 #5
Eppur si muove.
Luis Alberto Merchán 02/01/2013 18:19 #4
"Galgos o podencos" discutían las liebres... y al final se las comieron. Y al final, la Caja (de CyL) desapareció dentro de las fauces andaluzas :-(
José el de Setúbal 30/12/2012 10:17 #3
Señor Merchán se refiere cuando dice algo nuestro a Caja España-Duero antes llamada Caja Salamanca y Soria? Pues primero le diré que ahora la central estaba en León sede de la antigua Caja España fruto de la fusión de Caja León, Caja Palencia, Caja Zamora, Caja de Ahorros Provincial de Valladolid y Caja de Ahorros Popular de Valladolid, siendo estas dos ultimas las que aportaron más pasta a la fusión y nadie en Valladolid montó en cólera por llevarse la sede; así que gran parte de esa Caja vuestra es con la pasta de los pucelanos. Despues le diré que Soria existe aunque solo sea en el mapa así que no la desprecieis. Y por último le diré que si montar manifestación contra una supuesta futura sede en Valladolid de algo que también le pertenecía en una gran parte, no es provincialismo paleto y caduco, cuando ahora se va a Malaga "by the dace", no sé lo que es. Saludos Merchán.
Luis Alberto Merchán 28/12/2012 22:56 #2
Querido José El asunto en Salamanca,no te lo voy a negar, ciertamente tiene parte de miedo o prevención ante el centralismo de Valladolid.No obstante, en el caso particular de la caja, el asunto va más allá del mero provincialismo. Esto ha dolido, y mucho, a los salmantinos, porque la caja se consideraba como algo nuestro, propio, cosustancial, pura idiosincrasia charra. No creo que el problema en este caso concreto sea con Valladolid. Un abrazo
José el de Setúbal 28/12/2012 15:45 #1
Algunos seguimos esperando manifestaciones multitudinarias como las que se montaron cuando creían que la sede de la soñada Caja de Castilla León iba a ir a parar a Valladolid. Ahora cuando la Cajita de los salmantinos ha quedado desguazada y preparada para el derribo no pasa nada, en resumen, me pueden robar, dar de palos, insultar, de todo mientras no esté por el medio Valladolid, entonces arde Troya. Ahora que todo va para Malaga a callar tocan. Provincianismo paleto, anacrónico y caduco. Así nos va.

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: