Merchan original

El blog de Merchán

Luis Alberto Merchán
Blog de Luis Alberto Merchán

A vueltas con el pasado

La semana pasada hablábamos de la España del presente, la que padece una crisis económica y, lo que es peor, moral, que son muy difíciles de acometer y aún más de combatir. Y hablábamos también de la España del futuro, de la que nos viene, de la España en la que vamos a tener que vivir los españoles de hoy en día. Esa España de los problemas y de las soluciones que residen en nosotros mismos, según comentaba el pasado viernes.

Bien, pues esto que debería ser lo normal, el que nos preocupemos y gastemos energías en el aquí y ahora, parece que en algunos ciudadanos decae frente al mórbido afán de revivir y de rescribir el pasado. Pero no el pasado en general, pues de eso una  Nación como la española tiene mucho, desde la Iberia prerromana hasta nuestros días, pasando por las diferentes invasiones de celtas, fenicios, cartagineses, romanos, visigodos, suevos, vándalos, alanos y musulmanes; por la gesta heroica de la Reconquista o por la no menos heroica (y tan poco valorada, por cierto) conquista y colonización de América, por la Guerra de Sucesión y el XVIII modernizador, por la guerra de la Independencia y la pérdida de las colonias, el liberalismo, las Guerras Carlistas y tantos y tantos episodios que han forjado nuestro propio devenir y peculiar carácter. Pues, no. Hay algunos a los que el único pasado que les preocupa es ese que empieza en 1936 o, si me apura, en abril del 39. Es un grupo de españoles, aunque les duela serlo, que miran hacia atrás no con la fría distancia con la que el entomólogo observa sus escarabajos, sino con la pasión propia de alguien al que le quema la imperiosa necesidad de vivir algo que, por edad, nunca podrá. Y no solo de vivirlo, sino de cambiarlo si pudiera. Y lo triste para ellos es que el pasado no cambia, no se exorciza como si estuviera poseído por un demonio. El pasado es lo que nos ha traído al presente, este presente en el que vivimos y con el que tenemos que bregar.

Limpieza medallón Franca en Plaza Mayor de SalamancaTodo esto viene a santo de la cansina obsesión que sienten algunos con la figura de Franco. En las últimas semanas, hemos tenido varias manifestaciones de esto a lo que me refiero, desde el proceso a Garzón, hasta la obra de ARCO que ilustra este post, pasando, más en nuestro pequeño ámbito, por la enésima agresión al patrimonio histórico de la Plaza Mayor en la figura del dichoso medallón del €œCaudillo€.

Como ya he tenido ocasión de escribir alguna vez en este blog, Franco, que ganó una Guerra en la que ninguno de los dos contendientes repartían peladillas ni defendían la democracia precisamente, instauró un régimen dictatorial (algunos opinan que autoritario, yo me reafirmo en lo de dictatorial) que se basó en la represión política y que, con el paso del tiempo, fue atemperando sus usos hasta el punto de que el fin del régimen nació en el interior del mismo régimen (simplificando mucho, no olvidemos que la democracia no vino por acción de los descendientes del bando rojo, sino más bien por los del nacional, desde el Rey hasta Suárez, pasando por las propias Cortes franquistas).

La reflexión que quiero hacer con esto es que, si uno se quiere obsesionar con el pasado, en vez de con el presente y con el futuro, allá él. Pero el pasado de España es muy largo, hombre. Que si uno quiere luchar contra felones e incapaces tiene donde elegir: Fernando VII, Carlos II, los austrias menores.... Incluso, si es por guerras civiles, ahí tienen tres anteriores, las carlistas. Cambien el chip, que ya nos aburren.

CODA: Ayer día 16 de febrero se cumplieron 76 años de la primera vuelta de  las elecciones en las que el Frente Popular obtuvo el poder en la República. Mucho habría de lo que hablar al respecto, sobre los pucherazos, la defección del Jefe de Gobierno y sus gobernadores civiles y demás. Si estos estudiaran algo de historia, igual no se ufanaban tanto de su República. Bueno, si estudiaran, a secas, me daría por satisfecho.

-----------------------------------

ÂżNo estás de acuerdo conmigo? Me parece estupendo, si quieres debatir sobre este u otros asuntos podremos hacerlo en la línea de comentarios de ahí abajo.

Si prefieres hacerlo en privado

blogdemerchan@gmail.com

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: