Siluetasalvahernandez copia original

Desde mis pedales

Salva Hernández
Blog personal de Salva Hernández sobre el mundo del ciclismo, rutas, técnicas, consejos, etc...

El Pico Cervero: Un clásico entre los cicloturistas salmantinos

Cervero 04 detail

Acercarse a Linares de Riofrío a subir el Pico Cervero es casi una tradición para los amantes de la btt de la provincia salmantina, sobre todo, pero también de otros muchos lugares, como he tenido la ocasión de comprobar en mas de una ocasión en la cima de la Sierra de la Quilama, sierra ésta, donde encontramos numerosas rutas para hacer a lomos de nuestra bicicleta de montaña. Para otra ocasión dejamos los hornos de cal en Rinconada de la Sierra, o las fuentes naturales en Navarredonda de la Rinconada, centrándonos hoy exclusivamente en la subida al Pico Cervero.

El Pico Cervero es la montaña mas emblemática de la Sierra de la Quilama. Aparte de para los amantes de la bicicleta, es también la de hoy una ruta para los amantes del senderismo, ya que el Pico Cervero es también un clásico para ellos.

 

La subida la iniciamos hoy en Linares de Riofrío, aunque se puede también ascender desde otros pueblos cercanos. En dirección a la Honfría, junto a un caño que dejamos a nuestra izquierda, empezamos el camino, que nos llevará casi diez kilómetros después a los pies de la cruz y de la torreta mirador que hay en lo alto del Pico Cervero.

 

El inicio es muy suave, es un porcentaje de dureza casi inapreciable, lo que nos servirá para deleitarnos con este bosque de castaños que nos va a acompañar casi hasta arriba, salpicados con algún pinar y alguna zona de pastos.

 

Tras el primer kilómetro de acople a la pista de tierra, ya el segundo kilómetro nos va a hacer esforzarnos un poco mas en el empeño de coronar la montaña. Va a ser una dureza constante en casi seis kilómetros, en los que el porcentaje de dureza rondará el 5 y 6 por ciento. En este tramo no todo va a ser centrarnos en superar la dificultad que entraña superar las rampas. Habiamos quedado en el primer post que el cicloturismo también es disfrutar, no? Pues esta zona de la subida al Pico Cervero, la denominada como La Honfría es un claro ejemplo para el disfrute del deporte y de la naturaleza. Los que ya me habéis seguido en otras ocasiones sabéis que en determinadas zonas mi estación preferida para andar en bici es el otoño. Esta zona es una de ellas. El verdor de los castaños se torna ocre y amarillo, los contrastes de colores en esta época son maravillosos en la Honfría.

 

Sin embargo he de confesaros algo. La última vez que me he acercado al Pico Cervero era todavía invierno, un día lluvioso además, y con niebla cada vez mas cerrada conforme iba ganando altura. Ese día, la Honfría y el Pico Cervero me volvieron a sorprender: musgos, líquenes por doquier, verdor. La temperatura era agradable, y, a pesar de la niebla, o precisamente gracias a ella, el lugar se tornó en mágico, en un paraje sacado de Lothlorien, lleno de elfos de las fantasias de Tolkien…, en fin, idílico.

 

 

Unos metros mas arriba, tras pasar una barrera canadiense, abandonamos este trocito de la Tierra Media, y tras un pequeño claro de bosque nos animamos a afrontar el último tramo que nos queda de ascensión.

 

Con los robles ahora como compañeros, habiendo dejado atrás los castaños, tomamos el desvío a la izquierda que nos ha de llevar ya a la cima. El firme del camino nos indica enseguida que este último tramo va a ser mas complicado de llevar. Y no sólo el camino. En este último tramo, de algo menos de dos kilómetros, el porcentaje que vamos a encontrarnos va a ser realmente duro, rondando el diez por ciento. Si a eso añadimos la irregularidad del camino, con numerosas piedras sueltas, va a dar como resultado que vamos a tener que poner todo de nuestra parte para llegar a la pequeña campa que corona el Pico Cervero.

 

Allí, casi a 1500 metros de altitud, en medio de las rocas junto al pequeño torreon que hay en la cima y a la cruz de hierro que la corona, si el día es claro vamos a poder deleitarnos con unas espléndidas vistas de la Sierra de la Quilama y de buena parte de las dehesas salmantinas. Si el día es lluvioso y hay niebla, rápidamente para abajo, buscando de nuevo Linares de Riofrío, extremando las precauciones en la bajada, sobre todo en este tramo con tanta piedra suelta.

 

Twitter: @desdemispedales

 

Comentarios

Javier Moreno 19/04/2015 20:30 #2
Estuve allí arriba y disfruté de su ascenso a pie y de las hermosas vistas que se ven desde arriba. Aquí dejo una muestra del sitio. Espero que os guste. http://acuarelasdejaviermoreno.blogspot.com.es/
me gusta 28/03/2013 10:42 #1
me gusta, enhorabuena chaval

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: