Siluetasalvahernandez copia original

Desde mis pedales

Salva Hernández
Blog personal de Salva Hernández sobre el mundo del ciclismo, rutas, técnicas, consejos, etc...

Carpio Bernardo y Alba de Tormes

Volvemos hoy a la bicicleta de carretera para realizar esta ruta, con salida y llegada en Salamanca, con un claro protagonista, que es el río Tormes, ya que circularemos simpre muy próximos a él, y con algunas visitas curiosas en esta ruta, como es el Azud de Villagonzalo, las ruinas del Castillo de Bernardo del Carpio y la Villa de Alba de Tormes.

Tomamos como punto de partida el río Tormes a la altura de la Aldehuela, desde ahí, por el carril bici llegaremos a Santa Marta de Tormes, para una vez abandonar el carril exclusivo para las bicicletas, tomar la carretera de Madrid en dirección a Calvarrasa de Abajo. Una vez pasada esta localidad, tomamos la carretera, a mano derecha, que nos lleva hasta Machacón, para continuar, por una carretera local en dirección a Villagonzalo de Tormes.

 

Hasta ahora la ruta de hoy ha sido totalmente plana, a partir de ahora vienen los continuos sube-baja, que hacen que la ruta no sea monótona.

Carpio Bernardo es la siguiente parada en nuestra ruta. Desde Villagonzalo, una larga recta, en subida nos conduce hasta esta pequeña localidad, que tuvo, y mucha, importancia en épocas pretéritas. Al llegar a Carpio, y ya que estamos aquí, es obligada la visita o al menos acercarse a las ruinas del castillo de Bernardo del Carpio, inpresionante fortaleza asomada al Tormes en el que se mezclan las historias reales y las leyendas en torno al caballero medieval llamado Bernardo. Parece seguro que en el año 866 Bernardo se asienta en esta zona, fundando el castillo y llamándolo del Carpio, diciendo, unos que fue arrebatado a los Sarracenos y otros que lo fundó, y que desde allí, unido a los árabes hostigaba las fronteras de los reinos cristianos.

 

Sea como fuere, la impronta del heroe de Roncesvalles Bernardo del Carpio, permanece hoy arraigada en los habitantes de esta pequeña pedanía y en la asociación que lleva su nombre, y que cada año, allá por el último sábado de mayo, recrea la vida medieval que se llevaba en el castillo, finalizando al anochecer con la subida con antorchas al castillo donde se recitan canciones y romances carpianos.

 

Dejamos atrás el castillo, con su leyenda o su historia y nos dirigimos hacia la villa Ducal de Alba de Tormes. La ciudad de la Santa nos recibe magnífica, como siempre desde la entrada a la misma desde el puente sobre el río Tormes.

Alba de Tormes por si misma requiere una visita única, por lo que hoy apenas pararemos en ella. Justo al cruzar el río, a la izquierda, podemos ver la inacabada basílica de Santa Teresa, de la que de un tiempo a esta parte se han reanudado los trabajos de finalización de la misma.

 

Dejamos atrás la basílica, y seguimos nuestra ruta en dirección a Peñaranda de Bracamonte. Desde la misma carretera, también a la izquierda, contemplaremos la magnífica mole de la Torre de Homenaje del Castillo de los Duques de Alba. Es lo único que permanece en pie. Si no sufres de vértigo, es recomendable subir hasta arriba y contemplar las magníficas vistas de la villa así como la totalidad de la comarca tormesina.

Como decíamos, dejaremos para una mejor ocasión una visita pormenorizada a Alba de Tormes, y seguiremos nuestro camino tomando la carretera que sale a la izquierda, al final del pueblo, que nos llevará hasta Garcihernandez por un lado y a Cilloruelo y Encinas, por otro. Es esta última la que nosotros seguiremos. Se trata de un continuo sube baja con algún repechillo de cierta dureza. Es en este tramo de carretera cuando podemos desviarnos minimamente para acercarnos al Azud de Villagonzalo, pequeño remanso de aguas del Tormes tan beneficioso para el regadío de la zona.

 

Tras el Azud tomamos ya la carretera camino de Encinas de Abajo justo en el puente donde se unen el río Gamo y el río Almar para caminar juntos buscando el Tormes.

 

En Encinas de Abajo tomaremos de nuevo la Carretera de Madrid, para regresar, vía Matacán, de nuevo a Salamanca, habiendo vivido una jornada deportiva, cultural e histórica de gran valor.

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: