Siluetasalvahernandez copia original

Desde mis pedales

Salva Hernández
Blog personal de Salva Hernández sobre el mundo del ciclismo, rutas, técnicas, consejos, etc...

A Fala en la Sierra de Gata

Puerto de villamiel detail

 

Nos vamos a Cáceres. Hoy nos toca ruta cicloturista en el norte de Cáceres, en la Sierra de Gata, comarca cacereña lindera con Salamanca y con Portugal. Es precisamente a la zona mas cercana al “país irmao” donde nos vamos a ir hoy.

Estamos en municipio de Villamiel. Aquí vamos a comenzar nuestra ruta que nos llevará hasta Valverde del Fresno. Una mini comarca dentro de la Sierra de Gata, ya que nos encontramos ante los únicos tres municipios que disponen de un dialecto propio en cuanto al idioma, lo que les hace ser peculiares, al menos en esto. Este dialecto propio, que sólo se habla en San Martín de Trevejo, Eljas y Valverde del Fresno, se denomina por estos lares “a fala”, y al oido suena como una mezcla de portugués y castellano antiguo. Muy peculiar y muy meritorio lo que hacen los habitantes de estos pueblos, al mantener vivo “su idioma”, pasando de padres a hijos, ya que se habla “desde la cuna”.

 

En Villamiel, donde comenzamos nuestra marcha, no se habla a fala, pero comenzamos aquí nuestra ruta ya que nuestro primer destino es el castillo de Trevejo ya que sería imperdonable estar aquí y no visitar esta fortaleza medieval, de gran importancia, como no, en las guerras contra los musulmanes en la Reconquista.

 

Para llegar a Trevejo, lo hacemos desde Villamiel por la única carretera existente. La aldea alrededor del castillo y las ruinas del mismo las podemos recorrer perfectamente con nuestras bicicletas, ya que las calles están totalmente empedradas. Tras perdernos por las ruinas y callejuelas de Trevejo, volvemos a Villamiel para tomar el camino que nos llevará a San Martín de Trevejo. Este camino lo haremos a través del puerto de Villamiel, del que nos habremos evitado lo mas duro, al iniciar la ruta desde el pueblo. El puerto de Villamiel en esta zona es ya bastante suave, al menos bastante mas que en su tramo inicial antes de llegar al pueblo. Dejando atrás el pueblo, al lado de una de las numerosas calzadas romanas de la zona, nos adentramos en el bosque de castaños, precioso en cualquier época del año, sobre todo en otoño, buscando coronar el alto de Villamiel y buscar, en un rápido descenso San Martín de Trevejo, encontrándonos antes de llegar al pueblo, el desvío que nos lleva, a través del puerto de Santa Clara, a la provincia de Salamanca.

 

El llegar a San Martín de Trevejo, supone adentrarse en el pueblo sin ninguna prisa. Pasear por sus calles, regadas eternamente por los canales que las recorren con el agua que se recoge del pico Jalama, que observa desde su majestuosidad todos los pueblos de la zona. San Martín es la pausa, el callejeo, las fachadas de sus casas construidas en piedra, las calles con soportales, en los que destacan los rostros tallados en las vigas de madera, y el relajante ruido del agua que baja, y baja y baja.

 

Dejamos atrás San Martín de Trevejo, y rápidamente llegamos a Eljas. Atravesaremos el pueblo por sus empinadas cuestas (la situación del pueblo lo situa en la falda de la montaña), hasta llegar a su castillo, declarado Monumento Histórico Artístico en 1970, levantado en el siglo IX, y que, como todos los de la zona, tuvo especial importancia en época de Reconquista.

 

Para finalizar nuestro recorrido por los pueblos que siguen manteniendo viva “A Fala”, dirigimos nuestras bicicletas hacia Valverde del Fresno, pueblo fronterizo ya con Portutal. Este será el fin de nuestra ruta de hoy. Desde aquí, desde Valverde, vemos las retorciadas rampas del puerto de San Martín que nos lleva hasta la provincia de Salamanca, dejando esta aventura para un próxima ocasión, alejados ya de este pequeño reducto que mantiente, ojalá que siga así, muy viva su lengua: A Fala.

twitter: @desdemispedales

Comentarios

pedrotango53@gmail.com 27/04/2013 23:57 #1
Muy bien Salva explicacion preciosa, me gusta.

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: