Silueta joseangel original

Desde los medios

José Ángel Gallego

Redes 'Suciales'

A veces el tremendo poder de las Redes Sociales se utiliza para que un bulo pueda convertirse en realidad de forma espontánea o interesada. Aquí el caso de la infanta Leonor que se quedó sin sus 8.500 pavos mensuales.

En plena era de la comunicación, las Redes Sociales han revolucionado la forma de interactuar entre los mortales. A veces de manera exagerada, hasta tal punto que he podido comprobar cómo un mismo grupo de chavales reunidos en un mismo lugar físico se comunicaban por whatsapp o por twiter. Verídico.

 

Las ventajas de estas nuevas tecnologías son innumerables, pero ya se sabe que todo instrumento de poder tiene su contrapartida en forma de graves peligros, que acechan a veces por generación espontánea y otras quizás de forma mucho más dirigida.

 

Siempre se dijo que el rumor es la antesala de la noticia; aunque habría que puntualizar que no siempre. Y que la labor de los periodistas e incluso de cualquier ciudadano, en la medida de sus posibilidades, es confrontar la información antes de lanzarse al abismo de la propagación de un bulo que puede alcanzar un grado de viralidad increíble.

 

Ha ocurrido esta misma semana. Tras el bombazo informativo de la abdicación del Rey, las Redes Sociales han echado humo en diversas cuestiones referidas a la familia Real. Una de las más curiosas fue que la infanta Leonor recibiría, una vez que su padre accediese al trono, una retribución anual de 102.464 euros anuales por ser la legítima heredera.

 

Las memes (curiosa palabra), esos chascarrillos del siglo XXI en forma de montajes fotográficos, no se hicieron esperar. “Miles de personas muriéndose de hambre mientras nuestros bolsillos pagarán más de 8.000 euros al mes a Leonor”. La información corría como la pólvora entre usuarios de las redes sociales y los retweets crecían exponencialmente. Surgieron algunas fotos en las que Leonor se atusaba la melena y con la leyenda de “lo tengo claro, 8.500 euros por tocarme el…" [no reproduciremos la palabreja porque queda fea en una futura reina].

 

La Casa Real tuvo que apresurarse a desmentir esta información, asegurando que la primogénita del futuro Felipe VI no cobrará un euro hasta que cumpla la mayoría de edad, aunque me aventuro a pensar que tampoco tenga esa necesidad…

 

Lo de Leonor es simplemente un pequeño ejemplo de cómo un bulo puede transformarse en una noticia ‘real’ que llegue a millones de personas, convirtiéndose automáticamente en una creencia aceptada por todos. Yo seré el primero en defender la libertad de expresión, siempre que esta se ajuste a la realidad, no al bulo, al desprestigio y al daño de cualquier persona, tanto pública como desconocida. Desgraciadamente es difícil, porque el poder de las Redes Sociales, han hecho que muchas veces se conviertan en complejas redes ‘suciales’.

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: