Felixangel blog original

Desde el alero

Félix Ángel Carreras
Opinión variada y de actualidad

Duelo de gallos en el PSOE de Castilla y León

El circo de Ponferrada ha destapado las esencias ocultas del PSOE de Castilla y León. Villarrubia&López. La batalla de los gallos de un corral que lleva tiempo sin cacarear en la Comunidad silenciado por el rodillo del PP.

El Partido Socialista de Castilla y León sigue sumido en su sinvivir particular. Ha pasado por miles de vicisitudes desde que el PP se hiciera con el gobierno de la Comunidad y, desde entonces, navega a la deriva de líderes que naufragan entre el caos de un oleaje permanente.

 

En Ponferrada han instalado la carpa de un circo mediático que ha vuelto a sentenciar a sus dos líderes. Óscar López y Julio Villarrubia se han enzarzado en el jaleo de la moción de censura que ha quitado la alcaldía al PP para ponerla en las manos del PSOE con el apoyo de un concejal condenado en su momento por acoso sexual.

 

Detrás de esta historia están los deseos del ex alcalde berciano Ismael Álvarez, protagonista del llamado caso Nevenka, y apartado de la política desde entonces. Ha servido la venganza en plato frío para quitar a su antiguo partido el bastón de mando del quinto municipio de una Comunidad que, salvo en Soria, mantiene todos los ayuntamientos de capitales de provincia en manos del PP.

 

El PSOE preparó la moción para echar a Carlos López Riesco del Ayuntamiento de Ponferrada y tuvo como aliado a Ismael Álvarez con su partido independiente y bisagra. Eso está claro. Pero no midieron sus consecuencias y la bomba les estalló en sus manos. El clamor de voces críticas en contra de esta alianza se ha multiplicado hasta el punto de acabar en la peor de las soluciones. Ponferrada va a estar gobernada ahora por un alcalde y un grupo de concejales que se han salido del PSOE para mantener la alcaldía mientras la bicefalia socialista se disputa la autoridad del engendro.

 

Otra cosa es juzgar eso de la erótica del poder. El prestigioso arquitecto Samuel Folgueral es el nuevo alcalde que hace oidos sordos a las peticiones de renuncia que le llegan porque accede a un puesto marcado por el escándalo y mutilado políticamente desde el paragüas socialista. Algo tendrá el agua cuando la bendicen y, a lo mejor, va a ser verdad eso del coche oficial, las secretarias y el despacho. Si no, no tiene explicación en un profesional acreditado en su profesión que se mete en estos jardines de la política.

 

Ahora bien, el PSOE de Castilla y León está dando nuevos pasos hacia su desintegración como alternativa. Si las elecciones ya redujeron a la mínima expresión su presencia en el arco parlamentario regional engullido por la apisonadora popular, ahora figuran como un comic de guerra entre lo que dice López y donde digo Villarrubia. Alguien debería dimitir. Por vergüenza. Por responsabilidad. Por imagen. Por hacerle un favor a una Comunidad que necesita una oposición fuerte, alternativa y con capacidad de aportar ideas y no esta especie de gallinero revuelto donde todos hablan y nadie dice nada.

Comentarios

Alfonso E. 12/03/2013 11:31 #1
Vaya espectáculo. Estos son los de la alternativa política en España y en la Comunidad...

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: