Felixangel blog original

Desde el alero

Félix Ángel Carreras
Opinión variada y de actualidad

Cocidos y punto: La Venta, en Fuensaldaña, más que aprobado

El recorrido gastronómico nos lleva en esta ocasión hasta Fuensaldaña. Todos los viernes, el cocido de tres vuelcos hace las delicias de sus incondicionales. Vamos a ver cómo fue la experiencia. 

Diversos avatares habían frenado nuestro tour por las diferentes experiencias que persiguen las propuestas de cocido en Valladolid. En esta ocasión, el Sanedrín habitual de Tribuna contó con el asesoramiento de Antonio Ferreras y Jorge Lambás para completar la opinión y valoración de la oferta de La Venta.

 

Como concepto goblal podemos decir que no estuvo mal, aunque detalles como no desengrasar bien la sopa convirtieron la tarde en más pesada de lo normal. Es un aspecto que, por ejemplo, valora siempre Carlos Santos al comenzar su análisis.

 

En nuestra tabla de valoraciones (de 0 a 10), el local y su entorno del comedor no recibió menos de siete puntos en ninguna de las puntuaciones. Al igual que la presentación de la mesa, valorada globalmente en ese baremo salvo por Antonio Ferreras, que se quedó en un 6. La votación sobre la carta fue otro de los motivos de debate; en efecto, el menú de los viernes ofrece cocido y parece suficiente motivo para prescindir de este servicio pero, de entrada, la mesa está desprovista de cualquier otra sugerencia que pudiera ofrecer el local o, simplemente, explicar mediante dicha carta la composición del cocido.

 

La sopa llegó en su punto de calor, en cazuela de barro y con buen sabor que desprendía cierto toque a ajo enseguida captado por Eduardo. Estaba rica, con fideo cabellino, quizá algo sosa, pero recomendable aunque el mayor 'pero' se lo puso su excesiva grasa: 6, 6, 6, 5 y 7 fueron sus notas.

 

Donde más triunfó este cocido de La Venta fue en los garbanzos, que no bajaron del notable alto e incluso recibieron tres notas de 9. Suculentos y bien acompañados con patata cocida y verdura; tiernos aunque podría tirar hacia algo pasados, pero muy buenos.

 

En la carne hubo de todo. Para empezar, un clamoroso suspenso al chorizo, duro e imperdonable, especialmente cuando contrasta con unos rellenos muy ricos, un pollo exquisito y unos huesos sabrosos que dieron a este tercer vuelco unas calificaciones de 8, 8, 9, 7 y 7. Solo había una clase de tocino, faltaba el de hebra, pero sí tenía morcilla que, por la experiencia, no es un elemento común en todos los cocidos que hemos probado

 

Terminado el cocido, la valoración general no puede ser mala. Ni mucho menos. Suficiente cantidad y un servicio muy cercano a cargo de José, atento a reponer el excelente rosado de la tierra cuando fue necesario para disfrutar sin estridencias de un buen vino.

 

En el resto de complementos buena nota en general con algún matiz para solucionar. El pan, de Valladolid, como debería ser en todos los restaurantes que se precien de ofrecer productos autóctonos. Mal, sin embargo, en no estar todavía adaptados a la normativa que prohibe utilizar aceiteras rellenables. En el capítulo de los acompañamientos, además, hubo que pedir ese aceite para regar garbanzos y verdura al gusto; guindilla y cebolla picada formaban parte de la mesa desde el principio.

 

La relación calidad/precio es buena, sobre un coste de 15 euros con postre incluido (el arroz con leche es totalmente recomendable). Por eso ofreció un bien alto general con alguna puntuación instalada en el notable.

 

Las notas del Sanedrín, las oficiales para la tabla clasificatoria, dieron una suma total de 68,3 sobre 100, lo que sitúa a La Venta en el segundo lugar de nuestro particular escalafón. Seguiremos con más bares y lugares y lo seguiremos contando...

 

1. Las Fuentes (Zaratán, ofrece cocidos los lunes) 70,6/100 puntos
2. La Venta (Fuensaldaña, los viernes) 68,3/100 puntos
3. Bodega San Pedro (Boecillo, los viernes) 64,0/100 puntos
4. El Balcón de Médulas (Valladolid, todos los días) 56,6/100 puntos

 

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: