Vholgado 80x111 copia original

De todo un poco…

Vidal Holgado

Vamos a lo importante

El patio en plena efervescencia, por un lado tenemos a Arturo Mas deleitándonos como siempre con lo que nos tiene acostumbrados. Le piden cuentas por la celebración del referéndum ilegal y la financiación, o mejor dicho la práctica del chantaje, extorsión, expolio, peculado, cuando no directamente robo, de CDC y el vuelve al victimismo, se escuda en la bandera catalana y nos repite el cuento de lo que España roba a Cataluña, como si a estas alturas no supiera todo el mundo en que lado hay más ladrones, además muestra el desprecio más absoluto y una osadía sublime ante la justicia, al menos de cara a la galería, porque parece ser que delante del juez y el fiscal se zurra un poco. La escena de los 400 alcaldes vara en alto montada por sus compinches no tiene desperdicio.

 

Ha empezado la campaña electoral y tenemos a todos los partidos en ebullición, al PP le ha entrado un furor enorme por contarnos lo que han hecho y por hacer cosas de última hora, basan su campaña en la buena marcha de la economía, que es cierto que ha mejorado pero la mejora no es percibida por el ciudadano de a pie y el mérito no es todo suyo, tienen que reconocer que han tenido viento a favor, también enfatizan en su experiencia de gobierno, que otros partidos emergentes no pueden tener, pero si la experiencia viene acompañada de vicios no son ventajas todo lo que aporta, además vienen muy lastrados por la mala gestión de la corrupción, el nepotismo y la inacción, el votante no olvida fácilmente y eso les resta muchos votos, las últimas medidas tomadas de cara al 20D, como son la reforma para dar más atribuciones al Tribunal Constitucional al que algunos han tomado por el pito del sereno, o la inauguración antes de ayer de la oficina de recuperación de activos, cantan demasiado y hacen pensar que a buenas horas mangas verdes, ¿por qué no lo han hecho antes?, tal parece que si volvieran a gobernar se las cargarían con la misma premura que las han tomado. El PSOE hace y dice cosas que no hay quien las entienda, Podemos se desinfla y a Ciudadanos se las ponen entre todos como a Fernando VII. Bueno la campaña acaba de empezar, veremos si nos depara alguna sorpresa o ya está todo el pescado vendido.

 

En Oviedo tienen un Ayuntamiento que sopla y sorbe a la vez, para que luego digan que es imposible, por un lado agasajan a todos los participantes en los premios Princesa de Asturias y a la vez les montan una manifestación en su contra. Comprendo y respeto que se sea antimonárquico, republicano, vegetariano o cofrade de la Veracruz, pero hay cosas que no entiendo, en mi pueblo se dice que ni los tontos tiran piedras a su tejado, parece que esperar que algunos actúen con un poco de coherencia es como creer que los pinos pueden dar leche.

 

Poco nos ha durado el alborozo de contar con un compatriota como el hombre más rico del mundo, solo unas horas, aunque la verdad, yo no me he llevado ningún disgusto, siempre he recelado un poco de los mercaderes y mucho de los gigantes, personalmente me gustaría más que esa inmensa fortuna estuviera repartida entre un par de docenas de propietarios, o mejor unas centenas, eso sí, prefiero que sea española antes que extranjera, al fin y al cabo el Sr. Ortega lo que sabe hacer muy bien es aprovecharse del sistema establecido, no creo que él tenga la culpa de las injusticias que se cometen en el mundo como otros le achacan, ni que las pueda evitar.

 

Y ahora vamos a lo importante. Los vecinos de Castrillo Mota de Judíos por fin han cambiado el nombre, ves como todo llega y no hay mal que cien años dure, o si, a lo peor 400 o más, pero que quieren que les diga, a mí me gustaba más el nombre anterior, no me negarán que tenía mucha más enjundia, a donde va a parar, comparar Mota de Judíos con Matajudíos, a mí eso de Mota es que me suena a poca cosa, algo insignificante, así como a mota de polvo, si al menos hubieran cambiado también Castrillo por Castro o por Castrejón, no lo digo por nada, solo por compensar un poco, ¿no les parece?.

 

Lo dicho, yo creo que han salido perdiendo con el cambio, pero bueno si ellos lo han querido todos contentos, aunque sigo diciendo que no era necesario, ya está bien de complejos, para ofender tiene que haber intención, y no creo que sea el caso, la ofensa solo existe para mentes retorcidas, lo normal, aunque haya excepciones, es que si alguien piensa realizar una mala faena no lo ponga en un cartel en su fachada, digo yo.

 

Parece ser también que los que cardaron la lana, es decir los que hicieron la escabechina, fueron los de Castrojeriz y por esos avatares del destino la fama se la ganaron los de Castrillo, encima de que fueron los que acogieron a los que se salvaron en un montículo próximo, empezando así a denominarse el pueblo como Castrillo Mota de Judíos y por el error de un escribano pasó a llamarse Matajudíos.
Otra teoría dice que Mata de Judíos no se refiere al hecho de finiquitar congéneres, sino a que en el pueblo moraba una mata de judíos, probablemente los que huyeron de Castrojeriz, como había matas de escobas o de ceñilgos.

 

Yo tengo mi propia teoría, y con esta me alejo totalmente del asunto de la matanza, está más próxima a la anterior, es decir la relaciono exclusivamente con la botánica o la agricultura. Probablemente en aquellos tiempos se cultivaban legumbres en el pueblo, y por eso se llamaba Castrillo Mata Judías, que no Judíos, lo que pasa es que encargaron un letrero para ponerlo a la entrada del pueblo con el nombre y el rotulista no estuvo muy fino, hizo la “a” más redondita de la cuenta y con el rabillo arrimado a la “S”, y ya está, se confundió la “a” con una “o” y los forasteros que pasaban por el pueblo empezaron a llamarle como estaba escrito en el rótulo, no le demos más vueltas.

 

Así pues existen tantas razones a favor como en contra de haber mantenido la denominación original y a quien no le gustara que se aguantase, la ofensa solo estaba en mentes calenturientas, los tiempos cambian, puede que hace 500 años hasta estuviera bien visto matar judíos, bueno y moros y lagarteranos y adulteras y blasfemos y al vecino y a cualquier cosa que se menease, anda que no quemaron herejes, pero hombre hoy eso ya no se lleva, sin ir más lejos, hace 50 años por matar un lobo te daban un premio y hoy te meten en la cárcel.

 

Además, me parece mal el cambio que han hecho, porque eso tiene consecuencias, se ha creado un precedente, por ejemplo, ¿qué van a hacer ahora todos los que se apellidan Matamoros?, que hay unos pocos, que vayan pensando cómo van a hacer el cambio que pronto van a por ellos. Que no les pille por sorpresa.

 

Es cierto que también puede tener alguna ventaja, podemos aprovechar para cambiar todo nombre relacionado con judíos, moros o cristianos, de momento a los vetones y a los godos los dejamos en paz, nos cargaremos el ochenta por ciento de nuestra historia y nuestra cultura, pero ganaremos en algo. Últimamente está de moda reclamarnos por algunos la Mezquita, la Alhambra, La Giralda, bueno Andalucía entera que creo la llaman Al Ándalus y dicen que es suya, y mucho me temo que algunos gilis estarían dispuestos a negociarlo, lo malo es que también reclamarán cualquier cosa que puedan relacionar y en este país no hay pueblo que en su término municipal no tenga algún paraje, fuente, cerro, prado, etc., que se llame del moro, moruno, de la mora o de la morería, así que podemos tener un problema serio, aprovechemos y en vez de del moro llamémosles del verraco, de la tía Simeona o del oso pardo, yo que soy de la Moraña estoy especialmente preocupado, porque nos pueden reclamar la comarca entera de una tacada.

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: