Vholgado 80x111 copia original

De todo un poco…

Vidal Holgado

Triste semana en la frontera

Tratar el tema de la inmigración ilegal, y no andarse con pies de plomo, puede suponer que te tachen de inhumano y racista, como mínimo, a poco que te descuides, seguro que diga lo que diga, y todavía no sé qué me aportarán las musas, habrá muchos qué pensarán que soy un blandengue y un gilipuertas y por lo menos otros tantos que por el contrario me considerarán descendiente de Pedro Blanco Fernández de Trava.

 

Se ha producido uno más de los tantos asaltos a la frontera en Ceuta, pero con la mala suerte de que esta vez se han ahogado quince en el intento, y ya está, ya preparamos el pifostio, los Psoes oportunistas tirándose a la yugular del gobierno, y estos para defenderse utilizando la, últimamente de moda, práctica del “y tú más”, que si los guardias han matado negros a pelotazos, que si en el dos mil cinco, cuando mandaba Zapatero, los gendarmes marroquíes mataron a cinco a tiros, vamos la repanocha, como si pensaran que nos creemos que los negros les importan y no el arañar unos votos, y además, de los ahogados tenemos los españoles la misma culpa que de los que se mueren en el camino o en las fronteras de Mauritania, Argelia, Marruecos, y otros, que son más de quince todos los días, y que no es otra que el efecto llamada del que algunos deberían reflexionar sobre su contribución a él y de los muertos que produce, que vergüenza, unidos como siempre frente a un problema que nos afecta a todos, que espectáculo internacional damos, no me extraña que seamos el hazmerreír del mundo entero y que ya no nos respeten ni en Sudamérica.

 

Dejémonos de fariseísmos y empecemos a ser un poco congruentes, porque vamos a ver, ¿por qué damos escopetas a los guardias civiles y después los crucificamos si las usan?, ¿por qué levantamos una valla de seis metros, la coronamos con concertinas y luego pedimos recibir a los asalta vallas con los brazos abiertos?, no sería mejor hacer una raya en el suelo, en el agua lo vamos a tener mas jodido, y a los guardias en vez de pistola colgarles un escapulario del Sagrado Corazón y que se limiten a indicar a los negros la raya y les muestren el escapulario, con estas medidas quizá respeten la frontera y se queden en Marruecos, pero mucho me temo que no, que nos tragaríamos los 40.000 que están esperando en cuestión de horas, y eso no sería lo peor, a la semana siguiente tendríamos otros 40.000, 400.000 en un mes y puede que 4.000.000 en un año, porque haberlos haylos y más, y entonces ¿que hacemos?.

 

Entre hacer una raya en el suelo o cavar un foso y llenarle de agua y cocodrilos hambrientos, se pueden emplear muchas medidas intermedias, pero desgraciadamente su eficacia es proporcional a su crueldad, seguro que a la mayoría nos da mucha pena de estos desgraciados que, como Segismundo, el único delito que han cometido es haber nacido, si haber nacido por accidente en una aldea de Senegal y no en la próspera, aunque en crisis, Europa, que si nos ponen las imágenes de emigrantes colgando de las concertinas o con las carnes abiertas, a mediodía como suele ser costumbre, o somos unos desalmados o ese día no engordamos y la mayoría estaríamos dispuestos a colaborar para echar una mano y paliar su sufrimiento, porque no podemos darles una solución.

 

Para alguien que en su tierra no tiene ni raíces para comer, que se encuentre con un techo, un lecho, aunque sea una litera en una habitación con otros diez, y una comida, debe
parecerle que ha llegado al paraíso, pero cuidado, que son negros y pobres, pero no tontos y también humanos, con lo bueno y lo malo, cuando se les olvide de donde vienen y vean lo que tenemos y lo que les ofrecemos, saldrá a flote la codicia y querrán que repartamos con ellos nuestro estado de bienestar, cuando estamos demostrando que no somos capaces de hacerlo ni con nuestros vecinos de ahora, no olvidemos los seis millones de parados, los recortes en servicios sociales y las muchas familias españolas que lo están pasando mal, malamente les vamos a poder dar lo que van a demandar y entonces los problemas se agravarán, y la verdad, creo que si tenemos que decidir ente lo malo y lo peor, sería preferible que haya tiros en las fronteras y no a la puerta de nuestras casas, inmigración sí, pero regulada adecuadamente, no violación de fronteras.

 

Inmigración regulada adecuadamente, sí, porque no entiendo que alguien que ha violentado la frontera y se le coge en el acto, no se le pueda echar inmediatamente y sin más preámbulos, me parece que tenemos una Ley de Extranjería parida por alguien que no debió estrujarse mucho las neuronas, otro ejemplo más de cómo nos capamos con nuestra propia navaja, siempre me ha llamado la atención que las pateras acaben en las costas andaluzas y ninguna en Gibraltar, salvo error, cuando en Gibraltar no hay paro y en el caso de deportarlos se supone irían a Londres con lo que el salto sería más ventajoso, habrá que preguntarles a los gibraltareños como lo hacen, que aporten algo y no solamente se dediquen a fastidiarnos, porque ahora que recuerdo, ¿Qué fue de los famosos bloques?, ¿ya nos los hemos tragado para siempre?, ¿nos tragaremos también los rascacielos?. Mientras tanto los políticos pegándose entre ellos.

 

Y qué decir de Marruecos, porque son los que más culpa tienen, claro que lo rentabilizan bien aprovechando la política que se emplea con ellos de mano blanda y de ceder a casi todo lo que piden o pagar, nos prepararon la marcha verde cuando medio vivía D. Francisco y se quedaron el Sahara, y ahora nos prepararán la marcha negra y adiós Ceuta y Melilla.

 

Y Europa nos pide explicaciones por los sucesos de Ceuta, vale, se puede admitir, doy por supuesto que contribuyen a los gastos de control de la frontera, incluso pagando la parte proporcional del material y las nóminas de los guardias civiles, porque lo que si está claro es que en este caso la guardia civil está vigilando fronteras europeas, así que si pagan pueden preguntar, porque si no es así lo que hay que hacer es dejarles pasar a todos, dividimos entre los que somos, nos quedamos los que nos toquen, mandamos a Portugal los que le correspondan y ponemos el resto en los pirineos para que Francia repita la operación con el resto de los socios comunitarios, y los gastos también entre todos, es lo justo, ¿no?.

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: