Vholgado 80x111 copia original

De todo un poco…

Vidal Holgado

Mas, Carmena y Carmona

Y vuelta la burra al trigo, se aproximan las elecciones catalanas y ya tenemos a Mas y sus parientes dándonos otra vez la vara, ¿es que no hay forma de parar esto de una vez y que nos dejen en paz? No parece tan fácil, ya lo apuntó Ortega y Gasset hace casi cien años y hoy de plena actualidad, y eso que decía que los movimientos de secesión étnica y territorial para la mayor parte de la gente eran movimientos artificiosos, extraídos de la nada y sin causa ni motivos profundos. Rajoy ha hablado muy claro y es de agradecer, pero no transmite la suficiente confianza visto lo sucedido en otras ocasiones, no sé si de esa forma habrán evitado males mayores, pero somos muchos los que pensamos que se actúa con demasiada tibieza, así no terminaremos nunca, desde luego los padres de nuestra constitución la liaron parda cuando, por contentar a todos, incluyeron las Comunidades Autónomas en el artículo 137, como si no pudiera gobernarse España sin dividirla en 17 reinos de taifas, porque algo que en principio parece un buen sistema, en la práctica es en lo que se convierte, acaba generando pujoles, mases y somarrocas y lo que es peor, no se conforman con el traspaso de competencias, acaban pidiendo la soberanía y eso no creo que lo contemple La Constitución, así que si se cambia deberíamos aprovechar para extirpar el huevo de la serpiente, pero eso más bien parece una ilusión inalcanzable, si al menos se eliminara la posibilidad de transferir ciertas competencias esenciales, como por ejemplo educación; ¿cómo se va a poder mantener un país unido si la educación de sus ciudadanos se encomienda a quienes quieren romperle?; si a la par se modificara el Código Penal de forma que el simple anuncio de intenciones fuera considerado como conspiración, equiparar sus penas al delito de sedición consumado y finalizar los procesos judiciales en un plazo máximo de dos meses, incluida la ejecución de la sentencia a los que resultaran culpables, puede que así algunos se lo pensaran mejor. Solo desde el punto de vista de que el hombre es el único animal que tropieza dos veces en la misma piedra, puede comprenderse que la Constitución del 78 admitiera la Comunidad Autónoma como división territorial, visto lo que pasó en octubre del 34 y sus consecuencias. Por cierto, ¿Cómo lo solucionaron?, y no fue un gobierno facha, ¿o sí?.


A Carmena nunca la he entendido, me parece que no pega ni con cola con los chicos que se ha juntado, ¿por qué lo habrá hecho?, pensaría que los chicos de Podemos cuando adquirieran responsabilidades de gobierno actuarían en consecuencia, el que más y el que menos hemos dicho o hecho alguna tontería a lo largo de nuestra existencia y alguna locura de juventud, pero supongo que ya habrá perdido la esperanza de que cambien y habrá comprobado que muchos de ellos llevan la mochila más repleta de mala leche que la cabeza de muebles, así que preparémonos para lo que nos pueda caer, ya tenemos varias muestras de lo que son capaces.


Y qué decir de Carmona, pues que parecía otra cosa, al final queda como cómplice de los Carmenas, Ritas Maestre, Zapatas, etc. y de sus tropelías, falta dilucidar qué papel juega el PSOE en la situación creada y si piensa hacer algo para remediarlo.

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: