Vholgado 80x111 copia original

De todo un poco…

Vidal Holgado

Marcha Blanca

Hemos asistido durante las dos últimas semanas al desarrollo de la marcha organizada por los productores de leche de vaca con el fin de dar a conocer la difícil situación por la que están atravesando, situación que muchos achacan a la desaparición de las cuotas lácteas, cuando hubo muchas opiniones en la línea de que su desaparición supondría una oportunidad para los productores, teniendo en cuenta que somos una país que importa más del 30% de muestras necesidades parecía lógico que así fuese, pero al final se ha quedado en un ejemplo más de como la libertad de los mercados, de la que muchos nos empapan cuando les conviene, tiene mucho de mercadeo y muy poco de libertad, yo no digo que la desaparición de las cuotas no influya, pero ya hubo otras crisis y las cuotas se mantenían, así que otras razones existen y al final lo que sucede es más de lo mismo, que el pez grande se come al chico.

 

Les recibió la ministra, que anteriormente había anunciado la imposibilidad de hacerlo por razones de agenda, es un detalle, pero mi opinión es que de poco les va a servir, les ofrece lo de siempre, la mayoría de las medidas propuestas son más viejas que Matusalén y nunca han funcionado, o lo han hecho con dudosa eficacia, ejemplo: los contratos obligatorios entre industria y ganadero, ¿para qué?, ¿para que a los seis meses la industria se los pase por el arco del triunfo?, porque el ganadero no tiene esa posibilidad y al que pía le dejan la leche en casa, como sucedió en Ávila hace menos de un mes.

 

Ayudas, 300 euros por vaca con un límite de 10.000 por explotación y solamente para aquellas que demuestren que han vendido a precio de ruina doble, limosnas y parches que solo sirven para que cierren algunas explotaciones menos, pero ninguna solución que al ganadero le permita mirar al futuro con un poco de confianza y que sin embargo le desacreditan ante la opinión pública a la que alguien alecciona, cuando conviene, tratándolos de vagos que lo que quieren es vivir de subvenciones sin trabajar, en una ocasión, aunque lo intenté, no fui capaz de convencer a un pensionista de que gracias a las subvenciones al sector agrario él podía comer pollo al menos una vez a la semana en lugar de tener que conformarse con berzas y patatas, lo ideal sería que el productor de pollo cobrase por su producto lo suficiente para poder vivir y que al pensionista le ajustaran la pensión en función del precio del pollo, pero sabemos que eso no funciona así.

 

Tratar a los ganaderos de vacuno de leche de vividores a base de subvenciones es, además de una mentira, tremendamente injusto, llevan décadas bailando al son que otros les tocan, son gente sacrificada y trabajadora, que han hecho un gran esfuerzo para adaptar sus explotaciones a las necesidades actuales, han hecho importantes inversiones para modernizarse, incluso se les obligó a invertir en el derecho a producir (cuota), en un activo intangible que perdió su valor de la noche a la mañana, hoy tenemos unas explotaciones de vacuno de leche a la altura de las más preparadas del mundo y la mayoría de ellas son familiares, estamos obligados a echarles una mano, aunque solo sea por egoísmo, no podemos consentir que un sector más desaparezca contribuyendo así a la destrucción de nuestro tejido productivo, que es el que mantiene el país, o producimos todo aquello que podamos y contribuya a satisfacer nuestras necesidades, o acabaremos como Grecia, con una deuda externa a la que no podamos hacer frente.

 

Tenemos que exigir a nuestro Gobierno que actúe, ya está bien de echar balones fuera justificándose en que la ley no lo permite, las leyes pueden cambiarse y escudarse en la libertad de mercado es otra falacia cuando estamos viendo que los mercados tienen poco de libres, es obligación de los estados arbitrar y no consentir los abusos, en los países más mercantilistas del mundo existen leyes antimonopolio, es difícil cuando aquellos a los que hay que embridar influyen enormemente en la formación de los gobiernos, en el caso que nos ocupa, el operador más importante en nuestro país, en el sector, es una multinacional francesa con un volumen de negocio que supera con creces el presupuesto de la Comunidad autónoma de Castilla y León, y otro es una suiza que está en el top 10 mundial y multiplica por veinte dicho presupuesto, así que difícil tenemos atar esas moscas por el rabo, pero habrá que intentarlo, algo conseguiremos, podemos copiar de nuestros vecinos franceses, que además son los que más nos hacen la puñeta, como se defienden y defienden sus productos y no siempre y precisamente con un respeto ejemplar a la ley y el orden, aquí van mil ganaderos a Madrid y ellos meten mil tractores en Paris, en Francia se enfada el campo y tiembla el gobierno, aquí se fuman un puro, de acuerdo que hay cosas que deben evitarse, pero es que a veces entran unas ganas...

 

¿Podemos hacer algo los ciudadanos además de mostrar nuestro apoyo y simpatía a los afectados?, la verdad es que poco, pero debemos en lo posible aportar nuestro granito de arena, por ejemplo rechazar las marcas blancas de la gran distribución, que nos venden como una gran ventaja para el consumidor y en realidad son un mecanismo para someter a sus proveedores, que en este caso son las centrales lecheras que inmediatamente trasladan las exigencias al ganadero que es el eslabón más débil de la cadena. Es difícil que una familia con unos ingresos mensuales inferiores a mil euros decida pagar ochenta céntimos por un litro de leche, hay que comprenderlo cuando al lado lo tiene a cincuenta, ni siquiera teniendo en cuenta el comentario de aquel cliente que viendo el precio dijo no entender como eso era posible, que esa leche o era malísima o la habían robado, y el de su interlocutor que opinó: o las dos cosas.

 

A la gran distribución la dejaremos para otro día, nos extenderíamos demasiado, pero que no quepa duda de que su aportación a la situación del sector es más importante que el de las centrales lecheras.

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: