Vholgado 80x111 copia original

De todo un poco…

Vidal Holgado

Marca España

Se inauguró el miércoles el túnel ferroviario de San Gotardo, siempre he sentido curiosidad por las grandes obras de ingeniería y las magnitudes de esta son para despertar la atención de cualquiera que esté un poco interesado en el tema.

 

Para empezar, con 57 kilómetros se convierte en el más largo del mundo, de momento, hasta que nosotros terminemos los de Pajares, si es que no nos vencen los elementos, que no creo.

 

Imponente es también su coste, nada menos que once mil millones de euros, que se dice pronto, haciendo una sencilla división nos sale un coste de 193 millones por kilómetro, mucho más caro salió el eurotúnel y desde mi punto de vista es menos necesario, total el transporte marítimo es más económico que por carretera o ferrocarril y además, si se hizo para unir más a Inglaterra al resto de Europa, ahora resulta que se plantean marcharse, igual si se van hay que cerrar el túnel, y la verja de Gibraltar, bueno en este caso se podía ir colocando en los accesos unas bandas con pinchos que se retirarían cuando ellos sacaran los bloques de hormigón del fondo del mar y retranquearan la frontera todo el terreno robado, terreno que nosotros aprovecharíamos para poner algún que otro chiringuito.

 

Partiendo de que no tengo ni idea de construir túneles, opino, como observador que no cuenta más que con el menos común de los sentidos, así que probablemente me equivoque, que echo en falta la participación española en la obra, me cachis, aquí no hacemos Marca España, porque digo yo que si la obra ha costado 11.000 millones, alguna o algunas empresas españolas podían haber ofertado por 9.000 aunque luego hubiese costado 12.000, siguiendo la costumbre establecida y los ejemplos del Canal de Panamá, que no nos contarán lo que nos ha costado, ni sabemos lo que nos costará el AVE a La Meca, donde parece ser que la arena cuando hay viento deja el tren en un solo trayecto como si un ejército de duendes le hubieran pasado una lija, amén de obstruir las vías, y además de haber ofertado a la baja, el coste de esa solución no se había previsto, así que si se lo hubiesen adjudicado a un consorcio español, seguramente los suizos se hubieran ahorrado 2.000 millones y los contribuyentes españoles hubiéramos puesto 3.000, o nos los hubiesen recortado de algún sitio.

 

Esto me indigna, soy un egoísta y me fastidia haberlas pagado y no poder aprovecharme de las obras, más que nada porque no tengo pensado viajar de Medina a la Meca y no creo que algún barco mío vaya a cruzar el Canal, entre otras cosas porque ni soy musulmán ni tengo barcos.

 

Tengo que reconocer, así mismo, que las cifras me han descolocado, porque vamos a ver, el San Gotardo tiene 57 kilómetros, han tardado 17 años en hacerle y les ha costado 11.000 millones, nosotros hemos tardado 5 años, nos hemos gastado 1.200 millones (ojo, que este es el presupuesto inicial, el real no lo sé, sospecho que quizá explicaría algo), y tiene 28 kilómetros, me refiero al túnel ferroviario de Guadarrama, así que igual no somos tan malos, la verdad es siempre he pensado que en ingeniería civil estábamos a la altura, lo que pasa es que a la hora de presupuestar no andamos tan finos, se nos da mejor ofertar por 10, gastarnos 15 y cobrar 20, eso también es ingeniería, algunos la llamarían financiera y otros la llamaríamos de varias formas que casi todas acabarían en “ón” y que en cualquier país medianamente decente mandarían a más de uno al trullo.

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: