Vholgado 80x111 copia original

De todo un poco…

Vidal Holgado

Las desgracias nunca vienen solas

Si es que las sentencias populares no fallan, debería saberlo el Sr. Alcalde de Valladolid, porque no va a dar abasto en represalias a los malvados empresarios que se largan con la música a otra parte mandando directamente a sus trabajadores al paro o proponiéndoles un traslado a 500 Km para que se vayan voluntariamente, supongo que ahora aconsejará a los vallisoletanos, además de que cambien de marca de leche, que dejen de comprar caramelos de Dulciora, aunque me da que le van a hacer el mismo caso que a Rebeca Linares aconsejando practicar la castidad, yo si voy a poner mi granito de arena, prometo no volver a comprar los Hall de eucalipto.

 

Y como no hay dos sin tres y mientras no salte otra, que saltará, supongo que a Valladolid también le tocará algún cierre de los 450 que tiene programados el Banco de Santander para este año y de momento, probablemente de eso no dirá nada, ni él ni ninguno de los políticos que disfrutamos en suelo patrio, puede que algún izquierdoso sea la excepción que confirme la regla pero poco más, en la prensa no ha durado la noticia ni 24 horas, como era de esperar, pocas portadas en letras grandes ha ocupado cuando la noticia tiene un calado que debería haber eclipsado la noticia del sobrepasamiento del déficit y la advertencia mojigata del Banco de España sobre los efectos del vacío político, eso ya lo sabíamos, pero lo del Santander es un bombazo, no por lo que anuncia, sino porque la esperada reconversión bancaria haya empezado por uno de los más grandes.

 

Supongo que a más de un empleado, incluidos algunos que se comportaban como si el banco fuera suyo a pesar de que ya habían tenido alguna mala experiencia, como las pérdidas en sus fondos de pensiones, les estarán rilando las piernas, y lo peor es que no solo será a los del Banco de Santander sino a los del resto de la banca, que conocerán el refrán del pelado de las barbas del vecino, lo del Santander solo es el comienzo, y una vez levantada la liebre todos cazadores.

 

Lo malo es que también deberíamos estar temblando el resto de los mortales, porque si ahora los bancos nos cobran comisiones por abrir cuenta, por mantenerla, por hacer movimientos, por no hacerlos, por pasar por la puerta, porque llueva en domingo y porque les venga en gana, visto que el negocio no está muy boyante que digamos, que nunca se sacian y que puede que no tengan bastante con cinco mil millones de beneficios, unos salarios de vértigo a sus consejeros y staff ejecutivo, aviones privados mejores que los del presidente del gobierno, etc., está al caer que además de comisiones por lo habido y por haber nos cobren intereses por el dinero que tengamos depositado en sus cuentas y lo peor es que no nos dejarán tenerlo en casa porque será ilegal, no podrás hacerlo aunque seas de los que piensen que prefieres correr el riesgo de que te roben y que se lleven el dinero los cacos antes de que se lo quede el banco, con los cacos corres un riesgo, con los bancos vas a tener una certeza.

 

De carroñeros se están convirtiendo en depredadores, y es que la falta de manduca por necesidad obliga, me refiero a los buitres, ¿a quién si no?, que no se en que estaría yo pensando para que me viniera a la memoria un video emitido antes de ayer por alguna cadena de TV, filmado por unos ganaderos sobre un ataque a sus ovejas, es espeluznante, que bandadas de pajarracos enormes, vamos que dejaban a los cuervos de Hitchcock a la altura de inofensivos gorrioncillos o frágiles colibríes a los que se puede tumbar con un spray de ZZ, si fuera yo, no atrevería a salir al campo sin la escopeta y la canana bien repleta, que ya se sabe que se empieza por las ovejas, se continua con las vacas, después el caballo y luego te toca a ti, así que media
docena al suelo por muy protegidos que estén, ¿o es que no se puede actuar en defensa propia?.
Me contaron hace aproximadamente una década, que a unos ganaderos de la sierra, de esos que llaman bragados, les mataron los lobos veinte ovejas en el redil que tenían a la trasera de
casa y sin contárselo a nadie y según las malas lenguas, se fueron a buscar a los lobos, se supone que para negociar condiciones, debieron ser muy convincentes porque los lobos tardaron más
de dos años en aparecer, claro que las mismas malas lenguas dijeron que eran otros lobos.

 

Al Partido Popular ya solo falta que le parta un rayo, después de todos los avatares que está sufriendo, ahora ni la economía le queda. El anuncio del sobrepasamiento del déficit, en nada menos que un punto y después de dos reajustes, es otro torpedo en su línea de flotación, si es que todavía flotan y no han encallado ya. El Sr. Montoro culpa a las comunidades autónomas y a la Seguridad Social; que se meta con las autonomías tiene pase, aunque se quejan del mal sistema de financiación establecido y devuelven el sopapo, no sé qué parte de razón tendrán, pero por mí que se las carguen, total, además de lo que nos cuestan, no saben más que darnos disgustos, sobre todo alguna a la que por cierto, en cuanto abre la boca, el Sr. Ministro les repone la tesorería para que nos sigan dando por saco con el dinero de todos, o mejor dicho con el que nos prestan con el consiguiente aumento del déficit, así que Sr. Montoro, estese calladito o actúe como debiera demostrando así que tiene lo que hay que tener, porque muchos pensamos que tiene Vd. y sus compañeros de gobierno, más culpa que quien derrocha, por consentidores. En cuanto a la Seguridad Social ándese Vd. con tiento y no nos vaya a fastidiar un sistema que entre otras cosas, nos presta una asistencia sanitaria universal y gratuita de lo que la mayoría nos sentimos muy satisfechos y que junto con la guardia civil y poco más, hacen que todavía conservemos la esperanza de que la situación pueda mejorar, no nos deje totalmente huérfanos, que como dijo aquel, cuyo nombre no recuerdo, aunque la esperanza no sea buen guía, si es buen compañero de viaje, que no nos aumente el acongoje, que ya casi tenemos los congojos de corbata, y no me digan que la situación en que nos encontramos es para menos, para colmo sin gobierno y sin visos de que lo vayamos a tener en breve, por culpa de unos políticos ineptos y egoístas. Joder, si no sois capaces de poneros de acuerdo echarlo a suertes, porque me temo que somos todos tan cabestros, electores y elegidos, que la situación poco va a cambiar con nuevas elecciones.

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: