Vholgado 80x111 copia original

De todo un poco…

Vidal Holgado

Jornadas medievales

Celebramos en Ávila este fin de semana las jornadas medievales número XVIII, levanta el ánimo ver la ciudad llena de vida, hay que felicitar muy seriamente a los organizadores, porque aunque el tiempo ha acompañado bastante, el éxito del evento no puede deberse solo a la suerte, quizá para aquellos a los que no agraden demasiado las aglomeraciones, era tal el gentío que les resultaría como mínimo incómodo, pero aquí lo que hay que hacer es aplicar el dicho de que “por mucho pan nunca es mal año”, y tres días se aguantan hasta sin pan.


Y lo más bonito del evento es que llena principalmente las calles del centro, que son las más necesitadas de actividad, cuantas jornadas a lo largo del año da grima pasear por sus calles vacías, visto el éxito habría que celebrar las jornadas dos veces al año, o por lo menos probar, creo que con la mitad de la gente que ha acudido sería igualmente un triunfo, quizá ahora no sea el momento, nos vamos a meter en la celebración del quinto centenario y supongo deberán dedicarse todos los recursos a un evento que conmemora 500 años, pero después lo pensaría, además con cambiar el nombre y modificar un poco los actos podría venderse como algo distinto, y Ávila necesita más vida.


Hay detalles que podrían mejorarse, por ejemplo, los policías, y sobre todo los de protección civil con su uniforme, desentonan un poco, entiendo que se les tiene que ver, pero quizá estos días se podría hacer una excepción y señalizando debidamente con cartelería, o con otros métodos, sustituir sus uniformes por los mangas verdes de los cuadrilleros de la Santa Hermandad y a los de protección civil quizá vestirlos de monjes hospitalarios, estarían más acorde con la época, y no lo digo en broma, aunque no sé si sería posible, y mucho menos quiero que nadie se moleste, solamente es una idea y estoy seguro que algunos de ellos, sobre todo de protección civil, estarían encantados porque les he visto con que ganas se hacían fotos con los personajes de los pasacalles, y la verdad, un uniforme negro y naranja chillón al lado de un demonio estrafalario, fantasmal y patilargo, de un caballero medieval, de un miembro de la guardia mora con turbante, o de una danzarina del vientre, da un cante que no veas.


Hay otra cosa que trataría de evitar, entiendo que hay que prestar el servicio y hacer negocio, pero me parece que se ocupa demasiado espacio en la calle con unas barras de bar formadas a base de estanterías, mostradores metálicos y cámaras de mahousanmigueles y pepsicocacolas, que muestran demasiado brillo de acero inoxidable y otros metales, que evidentemente guardan muy poca consonancia con la época que se recrea en las jornadas, algunos ni tan siquiera se molestan en cubrirlas con un humilde y barato tejido de yute que paliaría el mal efecto que hacen, o mejor, lo sustituiría por unos tablones y largueros rústicos de madera, y las cámaras por unos arcones también de madera a los que surtiría del hielo necesario poniendo en funcionamiento el pozo de la nieve recientemente recuperado con fines turísticos. Ya se que no hay mucha nieve en Ávila y probablemente harían falta kilos, pero aunque ahora nieve poco, tenemos la sierra cerca y siempre se podrían traer unos cuantos camiones para llenar el pozo empleando las artes tradicionales, y durante las jornadas se trae una recua de burros, perdón asnos, para hacer el reparto a los establecimientos mediante la correspondiente caravana que formaría parte de espectáculo de época, además, estoy seguro que habría bastantes voluntarios que, proporcionándoles el adecuado disfraz y un canasto, se sumarían a la comitiva transportando unos kilos de hielo, recreando así la actividad de la ápoca, y si de paso se les agradece la participación con alguna cerveza gratis, pues mejor, igual no es mala idea teniendo en cuenta que el invento funcionó cuatrocientos años.


Pues nada, lo dicho, que las jornadas son todo un éxito, debemos alegrarnos cuando las cosas salen bien, ser agradecidos con los organizadores y participantes y reconocer su trabajo.

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: