Vholgado 80x111 copia original

De todo un poco…

Vidal Holgado

Francotirador

El jueves fui a ver la película El Francotirador, normalmente voy al cine a pasar el rato y no con frecuencia, pero en esta ocasión tenía interés en ver una película de tanto éxito, lo que supone gran influencia propagandística y puede que hasta moral, entre sus espectadores.


Hay que reconocer que la película está bien hecha, Clint Eastwood sabe hacer películas, lo ha demostrado en esta ocasión como ya lo hizo en anteriores, parece que la edad no ha mermado sus facultades.


Otra cuestión es la propaganda moral, al comienzo de la película el padre le dice al protagonista que este mundo está compuesto por lobos, ovejas y perros guardianes. Estamos de acuerdo en que simplificar ayuda a comprender, pero simplificar demasiado puede conducir a conclusiones erróneas, porque vamos a ver, no existen también, entre otros, los especímenes de zorro, que son aquellos que en ausencia o despiste de los perros guardianes roban las gallinas, además, a lo largo de su existencia, cualquiera puede actuar alternativa o simultáneamente como varios tipos, casi todos conocemos a alguien que se ha comportado como un lobo con sus subordinados y como cordero con sus superiores, por poner un ejemplo, amén de ser lobo o zorro según convenga, así que no me convence.


También se exalta el valor del soldado americano, lo valientes y buenos profesionales que son y lo mal que se lo agradece la sociedad. Estoy de acuerdo en que se reconozca el valor y se agradezcan los servicios prestados a los miembros de los ejércitos, que no nos engañemos, son necesarios, dejémonos de hipocresías y reconozcamos que gracias a ellos disfrutamos, los que tenemos la suerte de hacerlo, de nuestro bienestar, lo que pasa es que no me parece acertado elegir como protagonista a un francotirador, quedaría mejor un soldado de infantería que patrulla la calle totalmente expuesto precisamente a los colegas del protagonista, no sé, pero me parece que un francotirador tiene también algo de zorro y no solo es perro guardián.


Arriman el ascua a su sardina indicando claramente quienes son los buenos y quienes son los malos, cuando en realidad todos parecen malos, salvo los pobres civiles que sufren las consecuencias del conflicto sin tener ninguna culpa. Como ciudadano de un país que a lo largo de su historia ha soportado numerosas invasiones, no puedo evitar ver cierta similitud entre la mujer abatida por Kyle y Manuela Malasaña, no veo el blanco y el negro y si muchos grises.


La película además cae en un momento de máxima actualidad, por una parte la condena del asesino de Kyle, que muchos pensarán que recibió una dosis de su propia medicina y para colmo de un compañero, no está bien y es inútil alegrarse de su muerte, son necesarios y por cada Kyle que desaparezca habrá una docena para sustituirle, además, vistas las barbaridades que hoy comete el Estado Islámico, con focos y cámaras para dejar constancia, yo, que no tengo relación con los ejecutados, siento que me alegraría bastante la aparición, durante el rodaje, de unas decenas de Kyleis, que salvaran a los condenados convirtiendo a los verdugos en víctimas, así que, ¿que no sentirá la familia y los amigos?.

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: