Vholgado 80x111 copia original

De todo un poco…

Vidal Holgado

El terror de la migración

No creo que a estas alturas haya a quien le quede la menor duda del terror que están viviendo los refugiados que nos llegan a Europa, y si antes algunos podríamos llegar a pedir que se cerraran las fronteras a cal y canto y que se las arreglasen como su dios les diera a entender, defendiendo a toda costa nuestro estado de bienestar, visto el desarrollo de los acontecimientos creo que ya no existirán corazones tan duros, sin entrar en alguna patología, que sean capaces de soportar la situación y negarles ayuda.

 

La situación que ya estamos viviendo en Europa, es tan grave que acabará dándonos un disgusto muy serio si no tomamos todas las medidas a nuestro alcance para encontrar una solución, y no parece que lo estemos haciendo nada bien, solo hay que ver las opiniones tan dispares y opuestas que se dan entre nosotros, la descoordinación y medidas tan distintas que toman unos u otros países y como campan a sus anchas las mafias de trata de personas, parece que andamos como pollos descabezados y que aquí ni planifica ni manda nadie.

 

La cantidad de muertos en el mar entre los que huyen, y hechos como el de los 70 asfixiados en el camión en Austria, resultan espeluznantes, y ha sucedido en Austria, en pleno corazón de Europa, en un país que no creo tenga nada de tercermundista, ¿o sí?, ¿no será un síntoma de en lo que nos podemos convertir?

 

¿Qué responsabilidad tenemos los europeos, o mejor dicho occidente, en lo que está sucediendo?, ¿Qué se ha hecho en Siria, Libia e Irak para conducir a un resultado tan desastroso?

 

Son muchas las voces que abogan por dar una solución a los conflictos en su origen, que todas las medidas que se están tomando son solamente parches y paños calientes, que si bien contribuyen a disminuir el dolor y las dificultades que sufren los refugiados, en nada contribuyen a la solución, más bien al contrario, ya es hora de tomar medidas más eficaces, incluida la militar, o por desgracia preferentemente esta, ya que se ha comprobado que las ayudas y la diplomacia no han servido para nada, y esta vez hacer las cosas bien y hasta sus últimas consecuencias, no volvamos a dejar el trabajo a medias, si no estamos dispuestos, o existen otros intereses inconfesables que lo impiden, entonces preparémonos para lo que nos pueda venir, no pensemos que la solución es fácil y carente de riesgos, pero si no se actúa pronto y con eficacia sufriremos todos terribles consecuencias. Repartirnos por cuotas todos los refugiados que nos lleguen convertirá nuestra sociedad en una sociedad xenófoba y deteriorará la economía de nuestros países, no olvidemos que algunos tenemos una tasa de paro superior al 20%, ¿o es que alguien cree que la llegada de inmigrantes no tiene nada que ver con que existan sueldos de 600 euros con 12 horas de jornada?, y peores, si ya sé que son ilegales, pero haberlos haylos, ¿con la masificación de las consultas médicas y listas de espera?, pues todo eso y muchas otras cosas empeoraran, ¿podremos soportarlo?, ¿tardará mucho en explotar la calle?

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: