Vholgado 80x111 copia original

De todo un poco…

Vidal Holgado

De Sanidad Gratis

En una asociación, donde sus socios estaban obligados por estatutos a realizar en exclusiva las actividades de su objeto social con la asociación,para pertenecer a ella había que realizar una portación obligatoria a la cual se la fijaban unos intereses anualmente y también se celebraba  una cena de hermandad todos los años, cuyo coste era soportado por la propia asociación. Un año la junta directiva acordó que aquellos socios que no cumplían con la obligación establecida en su objeto social no recibieran remuneración por el capital aportado. Me contaba su presidente que, en una ocasión, se le acerca un socio y le pregunta por los intereses que no ha recibido, en un lapsus el presidente le responde que le parece muy extraño ya que si se habían pagado, sin recordar el acuerdo tomado, y cuando  el socio repite que él no ha cobrado se da cuenta del error y le pregunta, ¿tú has utilizado los servicios prestados por la asociación?, la respuesta es negativa y le vuelve a preguntar, ¿y fuiste a cenar en diciembre?, la respuesta es afirmativa, y entonces le aclaró: tu creías que habías cenado gratis, pero ahora ya sabes cómo has pagado la cena.

 

Me encuentro con un conocido que echa sapos y culebras por la boca por que le han subido el IRPF, entre otros, le recuerdo cuando me contó lo bien que le atendieron en un hospital público y tuvo la suerte de volver como nuevo, muy contento y agradecido por lo bien que le habían atendido y además gratis, y le hago la misma pregunta que el presidente a su socio: ¿tu creías que te habían atendido gratis?, y la misma observación: ahora ya sabes cómo lo  pagas.

 

Sanidad gratis, ¿para quién?, ¿para aquellos que nunca han aportado nada y nunca lo aportarán y de los que nunca se habla?, ¿para aquellos colectivos que se casan por pucherazo pero luego exigen a voces todos los derechos,  servicios, ayudas y beneficios sociales que los demás pagan?, ¿para aquellos turistas sanitarios que vienen con el viaje programado para solucionar su problema a cuenta de los españolitos medios que trabajan y pagan sus impuestos?, ¿para ese norteamericano, que no es pobre, pero ha tenido la mala suerte de no tener un buen seguro y que le hayan diagnosticado una cardiopatía para la que necesita un marcapasos y que en su país le puede costar  entre 10.000 y 15.000 dólares?, con lo fácil que es irse al John F. Kennedy, sacar un billete de ida y vuelta, y por supuesto no en Iberia, no jodamos y vayamos a aportar algo, desembarcar en Barajas, simular un yuyu y que venga una ambulancia (gratis) que le traslade directamente a la Paz, donde le ponen un marcapasos y con suerte se vaya a las pocas horas con un marcapasos pagado por los españoles, y no me digan que después se le pasa la factura, ¿Vds. se creen que va a ser tan tonto de hacerse un viaje de 20.000 Km y luego pagar?.

 

Y es que la línea que separa la bondad de la tontería es a veces tan fina, que digo tontos, lo que somos es gilipuertas perdidos, bueno yo menos, porque, como otros muchos, no está en nuestra mano hacer nada, o muy poco, para evitarlo, pero si seguimos aguantando a una clase política que da ejemplo de buenismo tirando con pólvora de rey. Animo indignados, echadlos un día  a patadas y vergajazos del parlamento, a ver si al día siguiente han aprendido algo y juegan menos al apalabrado.

 

Por fin se acabó la huelga de los funcionarios de la sanidad y sin conseguir nada, de lo que me alegro, ya que está claro que lo que defendían era el mantenimiento de su estatus, estabais en vuestro derecho a intentarlo, pero como no lo habéis conseguido ajo y agua, y a trabajar y fastidiar menos a los usuarios, que al final son los que han pagado vuestro desentendimiento con los políticos, que también tienen mucha culpa, yo comprendo que hay que ahorrar y recortar, pero en una cosa tenéis razón, que siempre recortan hacia el mismo lado, y espero que el tiempo no os de la razón y se utilice el servicio privado de la sanidad para favorecer a las empresas de los amigos, ejemplos tenemos a montones en todos los sectores, así que como para fiarse, y que encima se deteriore el servicio, confiemos en que esta vez no suceda. Ya se está oyendo que se hacen sustanciales ofertas a directores de hospitales públicos para que se pasen a la empresa privada, y como aquí pides una excedencia y si te va mal fuera vuelves y aquí paz y después gloria cuando debería ser que a la vuelta te recibieran si interesas y por supuesto el último a la cola, que todo el mundo dice que la sanidad pública no paga bien, pero todos quieren estar, ¿por qué será?, ¡ah ya!, es que se puede estar en la pública, aprovechándose de las ventajas que proporciona, y fuera de jornada atender nuestra consulta o ir a trabajar a la privada contra la que luego nos manifestamos.

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: