Vholgado 80x111 copia original

De todo un poco…

Vidal Holgado

De políticos y funcionarios

 
Con el anuncio calentito de los últimos recortes, me llama poderosamente la atención la rápida reacción del colectivo de funcionarios en salir a la calle a protestar, está claro que aquí no está dispuesto a arrimar el hombro ni dios, como si a estas alturas, o somos tontos, o deberíamos tener muy claro que pedir que no se recorten gastos es pedir el pan de hoy y el hambre de mañana, el de pasado mañana y probablemente de unos cuantos años futuros, y no pocos.

Hemos de reconocer que razones para estar enfadados no les faltan, como a casi todo kiski, dicho sea de paso, en primer lugar porque a nadie le gusta que le quiten el caramelo de la boca, y en segundo lugar y aquí es donde yo iba, aunque se deben aceptar los recortes e incluso pedir que se recorte mas si es necesario, pero sobre todo se debe de pedir, no solo que se recorte mas, sino que se recorte “a mas”, aquí hay una casta que es la de los políticos, que parece que tienen patente de corso, como no la iban a tener si se la otorgan ellos mismos, ellos no se han aplicado la medicina que nos aplican a los demás (salvo el anuncio de una ridícula bajada de sueldo en algunos casos), siguen con sus prebendas, pensiones muy por encima del resto de los españoles por haber estado en el Congreso o el senado dos legislaturas, cuando los demás tenemos que cotizar mas de treinta años para una pensión muy inferior, dietas, viajes pagados, vamos que algunos tienen la cara de cobrar el desplazamiento desde la provincia por la que han sido elegidos, de forma inexplicable en algunos casos, cuando viven en Madrid, y cuando alguien dice que eso no está bien y hay que quitarlo, se defienden diciendo que eso supone unos mil euros al mes y que es el chocolate del loro, joder con el chocolate del loro, que le pregunten a un mileurista, a un pensionista o a un parado si mil euros son el chocolate del loro, sueldos millonarios, en muchos casos solo por apretar el botón correspondiente siguiendo la indicación del avisador del partido, y que conste que yo no estoy en contra de sueldos altos, siempre que quien lo cobre gane mas de lo que cuesta, habría que explicar que es lo que un trabajador cuesta, lo que gana y lo que cobra, porque la diferencia es muy significativa, sobre todo cuando quien cobra un sueldo, por bajo que sea, no solamente no se lo gana, sino que debería pagar por el daño que causa, y casos hay, y no pocos, resumiendo, si ya la cifra de los políticos que sobran está, según varias apreciaciones, entre los trescientos mil y los trescientos cincuenta mil, ¿para cuando ese recorte?, al paro con mil euros, y a los que queden la mitad de sueldo, que la mayoría no se lo ganan, si esto se hubiera hecho por lo menos hace dos años, o mejor dicho, si jamás hubieran existido, al personal no se le revolverían tanto las entrañas cada vez que se le habla de nuevos recortes y subida de impuestos, que la calle está que echa humo.

Quiero también referirme a los argumentos que emplean los “funcionarios de oposición”, para distinguirlos de los que han entrado a dedo o a ocupar puestos en empresas publicas ruinosas, (que también podemos considerar funcionarios), y creadas al efecto para agradecer servicios prestados, colocar a los amigos y a los compañeros, etc., a mi no me vale que Vd. haya aprobado una oposición para que me diga que eso le da derecho a un puesto de trabajo de por vida, en primer lugar porque Vd. opositó voluntariamente, y en segundo lugar porque si por cualquiera que sea la causa su puesto de trabajo deja de ser necesario ó rentable y no se le puede dar otro, Vd. sobra y debe ir al paro como cualquier hijo de vecino, y los primeros que deberían ir serían los menos eficientes, con oposición o sin ella, en la empresa privada y en las circunstancias actuales te examinan todos los meses, por no decir todos los días, y si no apruebas a la calle, en muchísimos casos también sin ninguna culpa, solamente porque las circunstancias han hecho que el puesto que ocupas no sea necesario.

Otro argumento que emplean los que están en contra de la supresión de la paga extra a los funcionarios es el de que tendrán menos dinero para comprar y habrá menos actividad económica, lo que perjudicará a la economía, puede que en Ávila sea cierto ya que casi la mitad de la población activa son funcionarios, pronto, como esto siga así, no habrá mas que funcionarios, parados y pensionistas, pero en general no es cierto, ya que el argumento me valdría si a cambio de mantener la paga se aumentara la producción, la economía avanza si se producen mas bienes y servicios, si el mayor gasto no obedece a un aumento de riqueza se convierte en derroche, y voy a poner un ejemplo para que se entienda: ayer en el bar donde estaba desayunando, el dueño se quejaba, como todo el mundo, de la falta de clientes, le comenté que eso tenía fácil solución, que podía aplicar un método infalible para aumentar la clientela, poner un tío a la puerta y a todo el que pase que le de cinco euros para que entre a tomar algo, con toda seguridad aumentaría la clientela, pero a mas clientes mas ruina, porque te pagarían con tu dinero y la mayoría de ellos se gastarían dos cincuenta y se quedarían con los otros dos cincuenta para gastárselos en otro sitio, o lo que es peor algunos se irían directamente con los cinco euros al bar de al lado, es lo que pasaría si aumentamos los sueldos y el consumidor se lo gasta en productos de importación, ¿a que les suena?, el Sr. Amancio, según noticia que leí hace aproximadamente un mes, ahora se va a comprar a África, dice que para hacer un favor a los negritos, parece ser que los chinos ya no se dejan, y además a los españoles que así comprarán mas barato con el sueldo que no les hemos recortado, ya se han apresurado a decir que ellos no aumentarán los precios, que absorberán el aumento de IVA, “¿ABSORBERÁN?”, mentirosos, ya me estoy imaginando el tembleque de sus proveedores, porque ya saben quien va a soportar la absorción y además sin protestar y a callar, que si no ya saben cual es la alternativa, y el que no aguante que cierre, una empresa menos y unos cuantos mas a la calle, ¡santo dios! y que a estos nos los pongan como ejemplo de empresario a seguir.

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: