Vholgado 80x111 copia original

De todo un poco…

Vidal Holgado

De gibraltares y forúnculos.

La gente de mi generación recordará que, al menos los que fuimos educados en la enseñanza pública, teníamos en bachillerato una asignatura que se llamaba FEN (Formación del Espíritu Nacional), que era impartida por profesores cuyo mérito para ejercer era directamente proporcional a su afección al llamado Movimiento Nacional. Conjuntamente con la gimnasia, impartida también por profesores merecedores de los mismos méritos, y la religión, impartida como es lógico por el cura de turno, aunque en este caso sí debe reconocerse que estaban a años luz de los de las asignaturas anteriores, cualquier cura de pueblo al menos había pasado por el seminario, formaban el grupo de las llamadas marías, es decir que había cierta tolerancia, y al menos en mi experiencia, eran incluso mas fáciles la FEN y la gimnasia, que la religión, aunque claro esto dependía muchas veces del profesor que te tocara en turno.


Supongo que asignaturas como FEN no se las inventó el ministro de educación de turno sino que existirían antes sus homólogas, como han existido después, algunos la llamaron educación para la ciudadanía, que en contenido venía a seguir el mismo criterio, adaptado a los intereses del mandamás de turno.


¿Y qué tienen que ver las asignaturas maría con Gibraltar?, pues para mí bastante, recuerdo que uno de los capítulos o lecciones de FEN llevaba por título “GIBRALTAR ESPAÑOL”, es una pena que no conserve los apuntes de la asignatura, recuerdo que llevábamos un cuaderno muy bonito, porque entre otras cosas puntuaba bastante el orden y limpieza del cuaderno, quizá esté por ahí en algún desván, tendré que buscarlo. Me parece recordar que en el desarrollo de la lección, y después de los consabidos vituperios a la pérfida Albión y decir que nos habían robado la roca, la conclusión era que Gibraltar era una espina clavada en el suelo patrio.


¿Una espina?, mas bien un forúnculo crónico diría yo, que se adormece durante algún tiempo, aunque conserva la podredumbre (piratería, contrabando, blanqueo de dinero, fraude fiscal, etc.) y de vez en cuando rebrota con unos síntomas que producen fiebre. Como todo forúnculo que no se cura con remedios caseros ni antibióticos, para una solución definitiva no queda otra opción que acudir a la cirugía, lo que pasa es que nosotros no estamos en situación de aplicarla, no como otros, que les bastó con el aviso, pusieron un millón de soldados en la frontera y a los hijos de la Gran Bretaña no les valió ni el apoyo del primo de zumosol.


Lo que no entiendo es que se recurra al antiguo tratado para reclamar o denegar derechos, cuando se ha convertido en un texto anacrónico e inaplicable, ya que incluso contiene términos que ya no existen a la par que han aparecido otros nuevos que no se contemplan.

 

Como ejemplo el referente al nuevo término de aguas territoriales. Según el tratado, se cede a la Corona de la Gran Bretaña la plena y entera propiedad de la ciudad y castillos de Gibraltar, juntamente con su puerto, defensas y fortalezas que le pertenecen sin jurisdicción alguna territorial y sin comunicación alguna abierta con el país circunvecino por parte de tierra. Pero claro, un texto sujeto a interpretaciones por juristas ya sabemos como lo puede interpretar cada parte, bastaría con aplicar la referencia a judíos y moros, que por cierto está mas clara que el agua ( Y su Majestad Británica, a instancia del Rey Católico consiente y conviene en que no se permita por motivo alguno que judíos ni moros habiten ni tengan domicilio en la dicha ciudad de Gibraltar).

 

De esto nadie dice nada, debe ser porque no es políticamente correcto y por más razones.No se trata de rechazo a judíos y moros, pero desde el punto de vista económico conviene para hacer daño a la ¿economía? gibraltareña. Si se tuvieran que marchar todos los judíos y moros de Gibraltar y de paso todos los bancos y sociedades por ellos participadas, acompañadas de las sociedades propiedad de españoles allí domiciliadas, que esa es otra, sociedades de españoles en el paraíso que seguramente serán la razón de que se actúe con tanta blandura, no sea que alguien pierda el momio, la calidad vida en Gibraltar bajaría a niveles que harían nada apetecible la visita de turistas para ocupar el nuevo hotel y puerto deportivo que ya tienen proyectado en terreno ganado al mar. Y como siempre les consentiremos. Sin bancos, sin sociedades fantasmas, sin bunkering, sin contrabando y sin turistas se iban a comer las piedras en cuanto la metrópoli se cansara de mandar barcos de abastecimiento, unido a que su salida a España se cierre o se le ponga una tasa que no puedan soportar, igual se van solitos sin que nadie les empuje. Y si prefieren quedarse, a fastidiarles todo lo que podamos.


Nada, sigamos aplicando remedios caseros, porque manda narices que, esta vez, el rebrote se haya producido por haber sembrado, sin previo aviso, el fondo marino con unos bloques de hormigón con pinchos para fastidiar a los pescadores, dicen, y probablemente por ser el principio de los vertidos que terminarán por aumentar su superficie y construir una urbanización, como han hecho antes. Claro que seguramente el cemento, la grava y el hierro para fabricarlos los hayan comprado en la Linea, así que de qué nos quejamos, sigamos suministrándoles los escombros y los materiales que necesitan para ganarle terreno al mar, si es que hay que ser tonto de capirote.

 

Lo siento por algunos de los españoles perjudicados, no por todos, pero estoy de acuerdo con hacer la vida imposible a los gibraltareños, llegando incluso a cerrar la verja como hizo Castiella, que tendría sus cosas, pero en esto demostró que sabía lo que se hacía.Claro que después y desde el 82 todas las medidas han sido pasos atrás que han servido para que los llanitos se crecieran y aplicaran su política de hechos consumados que tan buen resultado les da.


Y digo yo, además de las medidas tomadas y las anunciadas, ya que ellos han sembrado el mar con bloques con pinchos y sin previo aviso, ¿no podríamos nosotros soltar un aviocar y sin previo aviso sembrar la trayectoria de aterrizaje de los aviones que van a Gibraltar con unos globitos aerostáticos a los que colgaremos de una cuerda unas pelotitas con pinchos, o unas mierdas pinchadas en un palo? De forma que se las traguen los motores y los aviones solo sirvan para una vez , ya que un nuevo despegue supondría un cambio o reparación de motores que veríamos si pueden soportar, salvo que nos pasaran la factura de las reparaciones y como gilipuertas se las pagáramos sin exigirles a cambio que paguen las redes y los barcos rotos por los bloques con pinchos. De esta forma se comerían con patatas su aeropuerto robado al mar.

 

En fin, es una idea, comprendo que sea inaplicable, salvo que construyamos un aeropuerto en las proximidades y que los aviones tuvieran que sobrevolar Gibraltar a baja altura, entonces ya veríamos si además del mar no nos sembraban también el aire.


Veremos lo que pasa cuando los pescadores intenten llevar a la práctica la anunciada retirada de los bloques con pinchos. ¿Qué pasará, les dejarán tan siquiera intentarlo?, cuando es un trabajo que deberían hacer los gibraltareños y ser condición sine qua non para el menor atisbo de diálogo. Ya está bien de bajada de pantalones.


Allá por el año 82 hablando con un inglés al que me unían relaciones comerciales, salió el tema de la Guerra de Las Malvinas y de paso a lo largo de la conversación también Gibraltar. Recuerdo que me decía que durante la campaña de los gibraltareños en Inglaterra para defender su estatus y pedir apoyo, lo que más impactó fue el eslogan de “NO DEJEMOS A LOS GIBRALTAREÑOS EN LAS TIERNAS MANOS DE LA GUARDIA CIVIL” acompañado de una foto de un huelguista en una empresa vasca donde se veía a un trabajador delante de sus herramientas vigilado a poca distancia por un guardia civil.

 

Digo esto vista la campaña emprendida contra las fuerzas de orden público en la verja, con fotos y acusándoles poco menos que de torturadores. Ha llovido mucho desde entonces pero está visto que esta gente no pierde ni las lanas ni las mañas, así que a ver si de una puñetera vez somos consecuentes y les tratamos como se merecen. O retiran los bloques o se cierra de la verja con todas las consecuencias.

Comentarios

christian louboutin chaussures 25/03/2014 01:16 #1
De gibraltares y forúnculos. - De todo un poco… [url=http://www.modularmvc.com/]christian louboutin chaussures[/url]

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: