Vholgado 80x111 copia original

De todo un poco…

Vidal Holgado

De Blesa.

Un Sr. al que un coche de 500.000 euros le resulta incómodo, con un sueldo de millones de euros, y que se ha marchado con una indemnización millonaria, recibido de una entidad que ha terminado en la quiebra llevándose por delante, entre otras cosas, los ahorros de miles de familias, en muchos casos por ignorancia o por exceso de confianza en su banco de toda la vida y que nunca les había fallado, es normal que goce de pocas simpatías, por no decir que habrá quien le odie a muerte, verdaderamente no se ha ganado su sueldo y si el rechazo de mucha gente.

 

Dicho lo anterior, también hay que comprender que los ciudadanos necesitamos confiar en la justicia y la verdad actuaciones como las del juez Elpidio no ayudan, al menos para aquellos que sepan diferenciar entre lo que les pide el cuerpo y la razón.

 

El auto de prisión deja bastante que desear, da la impresión de que se actúa con precipitación y sin dejar constancia de las pruebas suficientes para tomar tal decisión, se supone que la justicia debería disponer de los medios públicos necesarios para demostrar esos hechos cuya negación no resulta suficientemente creíble para el juez, argumento que puede dar al traste con la instrucción, al margen de si se debía haber esperado a la resolución de la recusación al juez presentada por el acusado, esperemos, que una vez superado el trauma causado por el ingreso en prisión, todo esto no acabe beneficiando a Blesa y quede libre de toda culpa y responsabilidad.

 

También llama poderosamente la atención el ataque tan furibundo a un juez, que lleva en la mira del Consejo del Poder Judicial desde hace un montón de años y que a todos esos, que ahora le atacan, no parece ser que les preocupara tanto cuando las tropelías las cometía con los justiciables de inferior categoría, seguramente hay mucha gente en la cárcel por mucho menos de lo que han preparado el Sr. Blesa y sus compañeros de Consejo, aunque también algunos delincuentes con quinientas detenciones están en la calle, a ver si va a ser que hay muchos Elpidios.

 

Es curioso observar los extraños compañeros de viaje que ha creado esta campaña de desprestigio al juez, se ha puesto de acuerdo gente que si no lo veo no lo creo, y cuantos voceros y cantores están callados como p…., me da que esta campaña tiene tanto o mas que ver con aquello de las barbas del vecino como con la extraña carrera de un juez que fue número uno de su promoción, a ver si va a ser que se están inventando y exagerando cosas sobre el juez por aquellos a los que quizá no les llegue la camisa al cuerpo y sus amigos y estómagos agradecidos, estemos atentos al serial, que esto promete, esperemos no llevarnos una monumental decepción.

 

Que mala suerte tenemos, cuando parece que se levanta la veda resulta que es por un juez de dudosa catadura o un poco falto de cordura, aún así una vez empezada la limpieza ojalá que siga, aunque sea por este juez, parece ser que hay que tener lo que hay que tener, o que te falte algún tornillo, para meterle mano a este lobby que estamos viendo como hace piña. Apoyemos a los jueces valientes.

 

No soy partidario de meter a la gente en la cárcel por causas económicas, que además cuesta dinero tenerles encerrados, no sería posible y mejor hacerles un embargo preventivo de todos sus bienes para que cuando se demuestre su culpabilidad se hagan cargo del daño causado, habría que poner en fila a todos aquellos que deban seguir el camino del Sr. Blesa y actuar en consecuencia, que no son pocos ni mal situados, igual se recaudaba para pagar a los engañados de las preferentes y hasta para bajar impuestos, si a todos ellos se les hiciera devolver lo que no han ganado, y también lo que han robado, y se les expulsara, por voluntad propia no se van a ir, de los puestos que aún ocupan, este país empezaría de verdad a mejorar.

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: