Vholgado 80x111 copia original

De todo un poco…

Vidal Holgado

A cero coma novecientos noventa y nueve

Hace ya semanas que me decía, el próximo lunes la gasolina baja del euro por litro y por fin ha sucedido, ya ha bajado del euro, bien es cierto que son varias las gasolineras que han puesto el litro a 0,999, pero algo es algo, quizá mañana que es lunes, día de toma de datos para la estadística, alguna alcance los 0,900 euros/litro e incluso menos, una vez traspasada la barrera del euro por litro, que trabajo les ha costado, y así puede que empecemos a perder la sensación de que alguien nos está atracando.
El precio medio del barril de petróleo en febrero de 2015 fue de 47 euros y el precio actual es de 24, prácticamente la mitad, sin embargo el precio de la gasolina es casi el mismo, así que por que nos cuenten que en el precio de los derivados pesan mucho más otros factores que el coste del crudo, haciendo especial hincapié en los impuestos que soportan, culpando así al gobierno para no perder la costumbre, las cuentas no salen y más bien da que pensar que algunos están haciendo el agosto, parece ser que un petróleo tan barato hace mucho daño a alguna de nuestras queridas multinacionales y siguiendo las costumbre de socializar las pérdidas, porque sus accionistas no van a devolver nada de los dividendos cobrados cuando tenían beneficios, hay que favorecer a estas empresas con problemas, quizá sea una forma de rescatarlas por anticipado, que después anunciar el rescate por probable quiebra queda mal en los periódicos, perjudica a la marca España y sale más caro, así que el que nos bajen el petróleo, siendo compradores netos y con el enorme peso que tiene en nuestra economía, parece que no nos favorece tanto como sería de esperar, esto no hay quien lo entienda y si al menos lo que pagamos de más fuese a las arcas del estado podríamos esperar algo de retorno, pero me temo que no es así.


El que hayan tardado tanto en bajar el precio de un euro, aprovechando así el efecto psicológico del salto, método que tanto se utiliza con otros productos fijando los precios con noventa y nueve céntimos, solo puede entenderse por la inelasticidad de la demanda, dicho de otra forma, que aunque nos pidan un riñón por llenar el depósito, antes perdemos el riñón que renunciar al coche y lo que es peor, denota una enorme falta de competencia en el sector en perjuicio del consumidor. Fijar además el precio con tres decimales en un producto que supera el euro no es fácil de entender, será para que una milésima justifique una diferencia de precio ante la CNMV, parece de pitorreo, pero hombres de dios, no me digan que un céntimo es mas de peseta y media, que eso se lo lleva por delante y con creces, el margen de tolerancia y error de los equipos de medida, y eso que ahora afinan bastante, no es como hace muchos años que recuerdo paré a repostar en un pueblo de Cáceres y cuando el empleado hubo terminado le comenté que creía que no debía pagarle a menos que me explicara como lo había hecho, ¿el qué? me preguntó, pues como te las has arreglado cuando las especificaciones de mi coche dicen que tiene un depósito de treinta y ocho litros y tú le has metido treinta y nueve y medio y algo tendría que no he llegado empujando, entonces había empleados en todas las gasolineras, no existía él sírvase y róbese Vd. mismo, algo más de empleo creaban, no como ahora que todo se lo quedan los mismos, además te limpiaban el parabrisas y te miraban el nivel de aceite, hasta te comprobaban la presión y te inflaban los neumáticos, ahora ni tan siquiera te descuentan algo cuando te sirves tú mismo.


Y también lo nunca visto, debe ser por culpa del Sr. Draghi, el Euribor en negativo, no entiendo, es algo que me supera, como alguien puede prestar y encima pagar intereses, por muy seguro que estés de que te lo van a devolver no sería mejor dejarlo en casa a buen recaudo por si los cacos, lo dicho, no lo entiendo. Esto abre la posibilidad de que los bancos tengan que pagar intereses por los préstamos hipotecarios concedidos con bajo diferencial, que mucho me temo ya pueden existir, probablemente los concedidos a algunos de sus empleados y directivos, puede que hasta con diferencial negativo como pago en especie camuflado, vamos a ver ahora como se hayan jubilado y ya no cobren un salario del banco ni le puedan mandar a la Conchinchina, va a haber más de una demanda, desde luego, entre unas cosas y otras, con los bancos, a los bufetes de abogados les ha venido dios a ver, empezando con esos empleados desagradecidos, eso sí, ya se han encargado de lanzar el globo de que el cero ejercerá como suelo, que no entiendo por qué, como hubiera sido al revés ya se imaginan Vds. lo que sucedería, bueno que digo, ya está sucediendo, no nos cobran intereses, de momento, por tener dinero en la cuenta, pero nos cobran unas comisiones que nos dejan doblados, claro que ellos dirán que no te piensan pagar ni un euro por interés negativo, que puedes devolver el capital pendiente de amortizar cuando quieras, solo que no te va a convenir, igual que te dirán que puedes cerrar la cuenta si te viene en gana, pero luego a ver dónde te ingresan la nómina o la pensión, o donde domicilias el recibo de la luz que si no te la cortan, reconozco que algún servicio si prestan y derecho tienen a cobrar por él, pero creo que abusan, abogo por que se pueda, voluntariamente, cobrar los sueldos y las pensiones mediante sobre, por algunos ya sabemos cómo se hace, y que se pueda ir a pagar la factura de la luz con dinerito a la oficina de la compañía, a ver si así los bancos se vuelven un poco más humildes y nos tratan un poco mejor para que volvamos al redil.


Así que nada, que gracias a san petróleo y a san BCE la economía mejora, a algunos les sirve para sacar pecho como si todo fuera por mérito suyo, con estas condiciones la economía no debería mejorar sino que debería ir como un tiro, y no es el caso, en este país hay demasiada gente que lo está pasando muy mal mientras ve cómo viven otros que encima no hacen bien su trabajo, al final así nos tratan así votamos y por eso tenemos el panorama que tenemos, que cuesta no hablar de ello, pero he pensado que esta semana no toca cabreo, hay que descansar de vez en cuando, la próxima ya veremos por donde vienen los tiros, aunque me temo que, por los indicios de a donde se apunta, pueden venir mal.

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: