Patriciamelero original

De por aquí en esto

Patricia Melero

Adiós, Silva

Nos toca despedirnos de uno de los grandes embajadores de por aquí en esto. Con José María Silva se marcha un eslabón de la cadena que aún mantenía unida esta tierra a su cultura tradicional.

Al Silva le salió hace unos días un bolo bueno y se tuvo que ir a tocar pasacalles allá en aquello.

 

Deja huérfanas a un par de generaciones de músicos y folcloristas y los mayores que llegaron a tiempo de cantarle y de tocarle lo lloran como a un hijo. En 30 años se convirtió en el eslabón que unía esta tierra a su cultura tradicional, a las referencias y los saberes de nuestros ancestros que durante siglos se transmitieron de generación en generación y que, desde hace unas décadas, dependían del interés, la memoria y el trabajo de personas como Silva.

 

José María Silva se convirtió el domingo pasado, y por derecho, en El Tío Silva y se ha ganado un puesto en el olimpo terruñero de los grandes. Hablaremos del Barato, del Revientamozas, del Tío Marioposo... y del Silva como otro más destacado personaje de la intrahistoria palentina.

 

Silva se llevó el cariño de todos los que pasamos por una de sus muchas vidas. Luchador incansable, comprometido, curioso, erudito, meticuloso y perfeccionista hasta la extenuación. Así era Silva bajo aquella gruesa capa de humanidad, humor y alegría a granel.

 

Su legado nos queda ahora prendido a cada brindis, a cada cántico, a cada baile. Pero también a todo su extenso archivo, sus partituras, su trabajo de campo, su colección de instrumentos y una memoria de tres décadas de la historia musical de Palencia. 

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: