Veronica original

De la tele a mi sofá

Verónica Fernández
La huelga que batió récord en los directos

La noticia más esperada: el fin de ETA

El 20 de octubre de 2011 fue un día histórico. Y es que ocurrieron dos hechos históricos: el anuncio de ETA del cese definitivo de su actividad armada y la muerte de Gadafi. Aquí en España la noticia de la banda terrorista irrumpió en la televisión a las siete de la tarde y eclipsó al resto de noticias del día. Sin embargo, los medios de comunicación extranjeros dieron prioridad, y es totalmente entendible, a la muerte del dictador libio y optaron por dejar en un segundo plano a la organización armada que durante más de 50 años ha atormentado a los españoles y ha asesinado a 829 personas. Cuando me enteré de ambas noticias, vía Internet, me quedé sorprendida de lo que estaba leyendo pero no me creí del todo ni el trasfondo de una ni de la otra. Ahora, pasados cuatro días, sólo sigo escéptica con la que más cerca nos toca.

53 años después de su nacimiento, quiero creer que ETA ha puesto fin a su tóxica trayectoria pero tengo muchas dudas porque la renuncia a la violencia llega sin que se haya producido una negociación previa, como ocurrió en los tres procesos de paz frustrados desde la Transición: a finales de la década de los 80 con el Gobierno de Felipe González, entre 1998 y 1999 con el Ejecutivo de José María Aznar, y en 2006 con José Luis Rodríguez Zapatero como presidente.

Recuerdo que en 2006 cuando ETA anunció otro cese de la violencia me encontraba en Madrid, en los estudios de RTVE, esperando a entrevistar a Julio Cesar Iglesias, que por aquel entonces estaba al frente de las mañanas de RNE. Fue una mañana que jamás se me olvidará: los teletipos llegaban a la redacción en avalancha, se cortó la programación habitual y la cara de los periodistas que en ese momento estaban haciendo el programa matutino en directo no podía ser de más entusiasmo y, a la vez, de nerviosismo. ÂżY en qué quedó el anuncio de ese cese? En nada. ETA incumplió su palabra y cuando le vino en gana volvió a matar. Por eso ahora me muestro cautelosa ante dicha noticia.

El pasado jueves estuve muy pendiente del tratamiento que los distintos canales de televisión dieron de la noticia de la banda terrorista. No quedé del todo conforme. Minutos más tarde de conocerse el acontecimiento histórico sí que La 1, Antena 3, Telecinco, que decidió retirar de la programación €˜Pasapalabra€™, La Sexta y el Canal 24 Horas interrumpieron su programación habitual para cubrir la noticia, pero tan sólo La Sexta y el Canal 24 Horas decidieron continuar de forma ininterrumpida durante toda la tarde con su cobertura. De hecho, se emitió un especial €˜Al rojo vivo€™ con García Ferreras, y otro en el Canal 24 Horas. El resto de las cadenas prosiguieron con sus emisiones pautadas en su parrilla hasta que se produjo el discurso del presidente Zapatero, emitido en todas.

Las cadenas de televisión no reaccionaron como me hubiera gustado. Eché en falta que por la noche no se emitieran programas especiales en todas, como sí ocurrió en las distintas emisoras de radio, y tuviéramos que esperar al sábado para ver un reportaje más detallado en €˜Informe Semanal€™, que también profundizó sobre la muerte de Gadafi.

Fue el Telediario de La 1, en su segunda edición, con Pepa Bueno al mando, el que marcó su récord del año con 3.273.000 espectadores y un 18,2% de share, unas cifras que no superaba desde noviembre de 2010. De hecho, en algún momento de la noche lideró la franja horaria reuniendo a casi 9,3 millones de personas frente al televisor. Sin embargo, Pedro Piqueras ganó la batalla de las audiencias con el especial de 56 minutos que comenzó a las ocho de la tarde al reunir a 1.782.000 seguidores. En fin, me hubiera gustado que la televisión nos hubiera ofrecido más puesto que se trataba de una de las noticias más esperada de la historia moderna de España.

Con respecto a la noticia de la muerte de Gadafi, han llovido las críticas sobre si se debían haber emitido las imágenes sobre los últimos minutos de su vida. Son imágenes realmente duras, lo sé, pero yo también las hubiera emitido, pese a las críticas que me puedan caer. Creo que si han visto la luz las imágenes de los cientos de muertos que han perdido su vida a causa de este dictador, que menos que salgan las de este monstruo que jamás ha tenido consideración por nadie. Cada uno tiene el final que se merece.

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: