Veronica original

De la tele a mi sofá

Verónica Fernández
La huelga que batió récord en los directos

La fiebre de las series históricas, ¿saturará a la audiencia?

¿Por qué gustan tanto las series basadas en hechos históricos? Me gustaría que me ayudarais a responder a esta pregunta puesto que prácticamente todos los canales de la televisión generalista apuestan por este tipo de contenidos. Tanto es así que el lunes pasado La 1 de TVE estrenó “Plaza de España”, una serie basada en la Guerra Civil española. Su particularidad es que se trata de una comedia dedicada a este acontecimiento histórico en lugar de basarse en el drama y en las miserias vividas en aquel tiempo como estamos acostumbrados a ver. Su estreno no pudo ser mejor, pese a que también esa misma noche se estrenaba en Telecinco “El cuerpo del delito”, que consiguió un share del 12,2% con 1,7 millones de espectadores. Sin embargo, “Plaza de España” ganó la batalla de las audiencias con un 20,9% de share en el primer capítulo y un 19,9% de cuota de pantalla en el segundo, llegando así a los tres millones de espectadores.

Tengo que reconocer que el pasado lunes yo también aposté por el estreno de la cadena pública y creo que acerté. Los dos episodios que se emitieron de esta comedia producida por Hill Valley resultaron muy entretenidos y considero que daban pie a que el espectador se involucrara de lleno en la vida de los habitantes de Peñaseca, un pueblo cerca de la sierra de Guadarrama en el que sus vecinos no dan palo al agua desde que murió el marqués, que sufrió una parada cardíaca instantánea en el momento en el que le comunicaron que había habido un Golpe Militar.

Pero no sólo “Plaza de España” se ha estrenado por todo lo alto. En su día también lo hicieron “14 de abril, la República”, que fue capaz de desajustar el share consolidado de CSI, “Águila Roja”, otra de las series históricas más exitosas de los últimos años que está ambientada en la España del siglo XVII, “Tierra de Lobos”, una serie de época cuya acción se desarrolla a finales del siglo XIX, y no nos podemos olvidar tampoco de las apuestas de Antena 3, “Bandolera” que aunque ahora no está teniendo un gran éxito de audiencia la cadena ha confirmado recientemente que se grabarían nuevos capítulos, y “El secreto de Puente Viejo”, ambientada en los años del siglo XX y ésta sí que está recabando éxito en la sobremesa y, cómo no, “Hispania”, que nos relata las vivencias de Viriato.

Por tanto, estamos viviendo una edad de oro para las series y miniseries de época, que están resultando ser muy rentables desde el punto de vista comercial y de audiencia aunque en definitiva se trate de productos conservadores en sus tramas. ¿Pero hasta cuándo seguirán engrandeciendo los bolsillos de las cadenas televisivas? ¿Llegará un momento en que la audiencia se sature de este tipo de contenidos? Habrá que esperar, pero considero que no hay que explotar un determinado formato hasta que se llegue a quemar.

 

De momento la serie que no ha colmado la paciencia de los espectadores es “Cuéntame cómo pasó”, la serie histórica por excelencia que emite La 1 de Televisión Española desde 2001, 10 años en los que el público ha vivido los distintos momentos de la historia de España (los duros años de la dictadura, el fin del franquismo o la transición) de la mano de la familia Alcántara y, según los datos de audiencia, parece que está muy complicado que alguna otra propuesta le arrebate el liderazgo de la noche de los jueves, aunque a lo mejor este pasado jueves la final de “Supervivientes”, con un 38,8% de cuota de pantalla y 4.473.000 espectadores, le hubiera hecho “pupa”.

Y si “Cuéntame cómo pasó” sigue pisando fuerte, también continúa con buen pie “Amar en tiempos revueltos”, que ya ha recibido tres TP de Oro a la Mejor Telenovela, estrenada en septiembre de 2005, y que se ha ganado la simpatía de miles de personas.

En este sentido, hay que decir que la edad de oro de la ficción histórica en España no está siendo un hecho aislado, esta fiebre que se está viviendo por las series históricas en nuestro país también se está dando por ejemplo en Portugal, Francia e Italia, esto es, se ha producido una internacionalización de formatos televisivos que, por otra parte, están funcionando muy bien. A ver si no explotan con el tiempo…

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: