Veronica original

De la tele a mi sofá

Verónica Fernández
La huelga que batió récord en los directos

Huérfanos

Hoy estamos más huérfanos que hace un año. Y si todo sigue por este desatinado rumbo dentro de un año estaremos más huérfanos que hoy. No está mal quedarse huérfano, bueno, solo en algunos casos. Confieso que no me importaría quedarme huérfana de Ana Mato, José Antonio Grillán, Oriol Pujol, José Antonio Duran i Lleida o de Carlos García Revenga, ese secretario de las infantas, las mismas que evitan ahora salir en la foto con él, que lleva el triste título de primer empleado del Rey en ser imputado en una causa. Os aseguro que ni yo ni la tele nos sentiríamos desabrigados sin ellos.

Pero siempre se nos van los mejores, y no esos a los que les cuesta tanto el sano deporte de dimitir. Nos acaba de abandonar ‘Don Pablo’ por culpa de un cáncer de pulmón que jamás se hubiera imaginado en su etapa de ‘El Estudiante’, y no nos deserta el verdadero cáncer de corrupción que se contagian de forma fugaz nuestros políticos, como si de una pandemia se tratara, y con el que tenemos que convivir a través de nuestro televisor.

 

Pero siento deciros, sí, a vosotros, ministra Mato y compañía que, aunque os estáis esforzando por no abandonar el cosmos televisivo que nos llega a nosotros a través de ondas hertzianas, nunca llegaréis a tener un programa de televisión propio, como Hugo Chávez. Conformaros con compartir todos los que hay. Él sí que era un líder, para bien o para mal. Más para mal que para bien, pero su ‘Aló Presidente’ se emitió durante trece años por el Sistema Nacional de Medios Públicos de Venezuela. Ahora muchos venezolanos también se han quedado huérfanos. Pero sin desear que el número de nichos ocupados en los cementerios crezca, ¡bendito estado de orfandad! Ahora sólo queda trabajar para que la democracia venezolana sea homologable al de las democracias occidentales.

 

No soy la única que ve que nos estamos quedando huérfanos. El productor José Luis Moreno, avispado como pocos, nos ha visto muy faltos de padres y se ha sumergido en la ardua tarea de lanzar un canal de televisión nacional, no como el que os propuse en mi último post, sino de “entretenimiento con letras mayúsculas”, además de querer enseñarnos a vivir, “eso es lo que la gente está deseando escuchar y conseguir”, dice sin pizca de duda.

 

No es la primera vez que se erige en salvador de la audiencia. Claro que no. Ya nos lo demostró con ‘Noche de fiesta’, ‘La que se avecina’ o ‘Tú sí que vales’. ¡Pero mira que yo soy más de las que les gusta que les salve un gran héroe! Sí, tipo Rick, el oficial de policía de ‘The Walking Dead’, que regresa este jueves a La Sexta y que lo mismo le da enfrentarse a las hordas de zombies que a José Mota o a la familia Alcántara.

 

Asimismo he de reconocer que me he sentido muy a gusto con las comadronas que Telecinco contrató este pasado domingo para cuidarnos. A ver si Carlos Latre nos sabe mimar igual de bien con ‘Letris’, el nuevo concurso para las tardes de Televisión Española, y que busca la salvaguardia de la tele frente a ‘Atrapa un millón’, ahora perteneciente al Grupo Atresmedia, y ‘Pasapalabra’ de Telecinco, cadena que también se ha sentido muy desamparada en los últimos días por la Academia de la Televisión por sus sólo cinco nominaciones a los Premios Iris.

 

Soy optimista, aunque no tanto como Rajoy que se piensa que el problema del paro se va a solucionar. Pero sé que algún día nos dejaremos de sentir huérfanos. Tú y yo, todos nosotros. Será tal la avalancha de contenidos de calidad que habrá sitio para todos. No hará falta ir al EGM (Estudio General de Medios) para ver quién gana la custodia y se queda al cuidado de los telespectadores. No, desde luego que no hará falta llegar a tales extremos. Pero, mientras tanto, habrá que seguir luchando en los tribunales.

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: