Veronica original

De la tele a mi sofá

Verónica Fernández
La huelga que batió récord en los directos

Guiñoles, tocados y hundidos

A las 20:45 horas del pasado sábado España se paró, pero España como país entiéndase. Y se paró durante 90 minutos. Prácticamente el tiempo que duró el partido de cuartos de la Eurocopa 2012 entre la selección española y la francesa. Dejamos todo lo que teníamos que hacer y nos sentamos frente a la televisión con la única intención de ver cómo el equipo de Del Bosque buscaba la manera de herir en su orgullo a los jugadores franceses y a toda su afición, que tuvo que digerir como pudo los gritos de guerra de la hinchada española. Gritos como: €œ!Me va apeteciendo otra racioncita de guiñoles, por favor!€ o €œ!Dónde están los guiñoles, los guiñoles dónde están!€€Ś Y es que a €˜La Roja€™ le bastó jugar a medio gas para noquear a los galos.

Los españoles teníamos que devolverle la bofetada a los franceses, pero sólo lo podíamos hacer de una manera, de la que mejor sabemos: respondiendo con el juego sobre el campo. A estas alturas a nadie se nos escapa que los Guiñoles de Canal Plus Francia han hecho mucho daño al deporte español con continuas insinuaciones de dopaje. Alberto Contador, Pau Gasol o Nadal son sólo algunos de los deportistas de élite de España que han tenido que tragar con esta sátira. Y ya estaba bien. Los aficionados españoles nos hemos sentido heridos desde el primer momento y este sábado por fin nos vengamos de sus ridículas parodias tanto en las gradas del Donbass Arena como en la red social Twitter con expresiones como €œFranceses. No hace falta dopaje, tan solo un buen potaje€ o €œNo es que nos dopemos, es que le echamos más huevos€ (con perdón por la palabra).

Los aficionados españoles también respondimos con el mando a distancia. El encuentro se saldó para Telecinco con 10.445.000 espectadores, o lo que es lo mismo un 76,7% de cuota de pantalla, la segunda mejor cuota de la Eurocopa 2012. Además, elevó el target comercial hasta el 80,6%. Por tanto, el partido que supuso el pase a semifinales de España permitió a la cadena de Paolo Vasile cerrar el sábado con un 23,1% de media, lo que se traduce en su mejor sábado desde 2010, cuando ofreció el España-Paraguay del Mundial.

Tampoco nos despegamos del televisor cuando Sara Carbonero entrevistó a Iker Casillas tras el encuentro. !Con lo que nos gusta el morbo a los españoles! En esta ocasión nos quedamos sin beso pero fuimos cómplices de una tensión no resuelta. La pareja se mostró nerviosa y se dedicó sonrisas al coincidir en la zona mixta. Supongo que tendremos que esperar a la final de esta Eurocopa, en la que no dudo que estará nuestro combinado, para volver a vivir la romántica imagen que dio la vuelta al planeta en el Mundial de Sudáfrica.

Pero, sin lugar a dudas, el gran protagonista del pasado sábado fue Xabi Alonso, el artífice con un cabezazo de fábula de romper la maldición histórica que perseguía a España con la selección francesa. €˜La Roja€™ había perdido cinco encuentros oficiales contra Francia y empatado uno en los seis anteriores que se había enfrentado, por lo que a la séptima ha sido la vencida. Y por todo lo alto. España sometió a una Francia que parecía de cartón y que no fue capaz de mover un solo músculo para desestabilizar a los de Vicente del Bosque. Por tanto, con todo lo que se vio en este encuentro los guiñoles ya tienen material suficiente para tragarse sus ataques a los deportistas españoles y empezar a cuestionar el papel de los suyos, como ya lo ha hecho la prensa francesa, que dio por merecida la derrota contra España. Así que€Ś !!!A TRABAJAR!!!

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: