Veronica original

De la tele a mi sofá

Verónica Fernández
La huelga que batió récord en los directos

El ‘lorito’ de Rajoy

Lo tengo que reconocer. Desde la pasada semana soy muy fan de Mariano. De Mariano Rajoy, quiero decir. Sólo él es capaz de leer como ningún otro ser humano las anotaciones aclaratorias entre paréntesis de su discurso como si fueran parte del mismo. Eso es lo que me ha terminado de convencer de que nuestro presidente es… es simplemente un político extraordinario. Sin dobleces, sin medias tintas, sin mente oscura. Con una capacidad de improvisación desbordante y con una dialéctica de ‘lorito’ que, en el transcurso de unas pocas horas, sufrió una metamorfosis de parlanchina a bocazas.

No puedo ocultar más que desde su última comparecencia me tiene cautivada. Fui incapaz de despegarme del televisor durante las cinco horas en las que interpretó en el Senado el último ‘papelón’ de su vida. Sé que no será el único; en septiembre volverá a salir al escenario después de duros ensayos en sus últimos días vacacionales de agosto. Aunque, como dijo el escritor estadounidense Elbert Hubbard, “nadie necesita más unas vacaciones que el que acaba de tenerlas” (fin de la cita).

 

Si no fuera por los momentos que nos das Mariano, qué sería de nosotros. Twitter estaría muerto y las tertulias de televisión más apagadas que un cigarro en la ducha. No quiero parecer descarada pero necesito nuevas coletillas tuyas para pasar mejor este verano en el que como muchos me quedo en casita gracias a la reforma laboral y los recortes salariales a los que has dado luz verde. Me las debes. Nos las debes a todos los españoles. Por tu empeño en darnos quebraderos de cabeza.

 

Prometo no mofarme de ti como lo ha hecho en este caso la televisión argentina. Es cruzar el charco y se pierde el sentido del humor… No te entienden Mariano como lo hago yo. Yo soy capaz de comprender que estés semanas sin pronunciar el apellido Bárcenas y que, cuando te sueltas y pierdes la vergüenza, lo cites de un plumazo hasta en 16 ocasiones. Sólo hay una cosa que no te perdono: que nos trates a los periodistas como tontos cuando decides comparecer con plasma de por medio. Eso sí que no. Yo soy más de las de TFT que el plasma me parece poco transparente. Piénsalo.

 

Reconozco que sufrí por ti cuando vi por la tele a Rubalcaba y a muchos diputados burlarse de ti por el abuso de tu coletilla. Vamos, eso no se hace. Ni la más acérrima oposición en los países latinoamericanos hubiera tenido la desfachatez de reírse con tales carcajadas. ¡Mariano, donde se ha visto que la sorna tenga cabida en la Cámara Alta! Eso sólo se hace por los pasillos, emulando a los chiquillos de colegio que ridiculizan al ‘gafotas’ de la clase o al que está más ‘rellenito’. Pero tú, como presidente de España que eres, te tienes que hacer respetar. ¡Mete estómago, saca pecho y que no te tiemble hasta la barba cuando te amenacen con una moción de censura!

 

Qué bien estuviste cuando dijiste “cometí el error de creer a un falso inocente, pero no de encubrir a un presunto culpable”. ¡Qué frase la tuya! Ahí dejaste a la oposición KO. Y ésta sí que ya no se levantó del cuadrilátero. Menos aún cuando le propinaste una tremenda estocada con “ni voy a dimitir ni voy a convocar elecciones”. Así se habla presi… Te lo dice una fan tuya, muy fan.

 

No se ha parado de hablar de ti en los últimos días. Todas las cadenas de televisión se han hecho eco de tu esperada comparecencia. ¿Que si convenciste a los espectadores? No sabría decirte, depende de la cadena en la que te vieran. Los que más te creyeron fueron los espectadores de 13TV (un 53%), no así los de Telecinco (34%). Pero a TVE le han llovido nuevas críticas, si no tenía ya pocas por la cobertura del accidente ferroviario de Santiago. La cadena pública decidió cortar la emisión tras el discurso de tu querido Rubalcaba. Era más importante emitir Mogán, la Venecia canaria, y unas imágenes de la duquesa de Alba en biquini. Y es que ya se sabe que “nunca llueve a gusto de todos” (fin de la cita).

 

Twitter: @VeronicaFdezGo

Comentarios

More Mesa 06/08/2013 21:43 #2
Francamente, a mi me dió verdadera pena pensar que tantos millones de españoles votaron y confiaron en ese individuo, y lo que es peor aún que a pesar de que todo lo que se ha descubierto y lo que se intuye todavía confien en el, Sres que estamos en el siglo XXI y no en el IX, Aunque a veces visto lo visto ....me parece que media España no salió de la ignorancia de la edad media.
jesus rasueros 05/08/2013 17:03 #1
Si es que desde ahora es Marianico el Corto con sus fin de la cita. Los políticos de este país cada día se superan más

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: