Veronica original

De la tele a mi sofá

Verónica Fernández
La huelga que batió récord en los directos

Divorcio express entre la Casa Real e Iñaki Urdangarín

Muchas son las informaciones y opiniones que se vierten a diario por televisión sobre Iñaki Urdangarín, el yerno del Rey Don Juan Carlos, que últimamente le está levantando más dolores de cabeza al monarca que en los que en su día le pudo ocasionar Jaime de Marichalar, que ahora al lado del duque de Palma parece el bueno de la película. Hace unos días el marido de la infanta Cristina hacía público un comunicado ante el cúmulo de noticias acerca de su supuesta vinculación con determinadas irregularidades relativas al caso €˜Palma Arena€™ que a más de uno, y entre ellos me incluyo, nos ha tocado la moral. Entre otras cosas, aseguraba que €œante la acumulación de informaciones y comentarios aparecidos en los medios de comunicación relativos a mis actuaciones profesionales, deseo puntualizar que lamento profundamente que los mismos estén causando un grave perjuicio a la imagen de mi familia y de la Casa de su Majestad el Rey, que nada tienen que ver con mis actividades privadas€. A ver si ahora la culpa de que sus negocios le hayan dado una bofetada y se hayan vuelto contra él la vamos a tener los periodistas€Ś

En primer lugar, si Iñaki Urdangarín quería desligar a la Casa Real de sus actividades empresariales no lo ha conseguido porque el comunicado ha llegado tarde y ha dicho poco, o más bien nada. Lo que sí ha conseguido es crispar a los medios echándoles la culpa de que están perjudicando la imagen de la Corona con sus informaciones. ÂżCómo se puede afirmar algo así en lugar de hacer autocrítica? Desde luego, lo que el duque consorte lamenta, a mi juicio, es que los medios hayan informado sobre sus polémicos negocios y, por tanto, les deriva a ellos toda la responsabilidad de lo que está aconteciendo ya no sólo sobre su persona sino sobre el revuelo que se ha montado en torno a la Familia Real.

En segundo término, nadie puede dudar que la investigación sobre Urdangarín ha hecho un daño irreparable a corto plazo a la institución, aunque aún no haya sido imputado por una presunta malversación de fondos públicos a través de unos convenios que el Instituto Nóos -organismo que presidía- firmó con el Gobierno balear del corrupto Jaume Matas y, en consecuencia, haya que suponer su inocencia. Ante esto la Casa Real está viviendo uno de los peores momentos de su historia, que se pueden recrudecer más si el duque de Palma llegara a ser imputado y considerado culpable. ÂżY no sería mejor que estuviera imputado para poder defenderse? Porque opino que hasta que una persona no recibe comunicación oficial de su imputación en una causa judicial, le resulta muy difícil defenderse de aspectos que tengan que ver con dicha causa.

Por otro lado, Urdangarín ha conseguido con sus dudosas actividades empresariales reabrir el eterno discurso sobre si la Monarquía es necesaria o no, o si sería mejor una República para nuestro país. Estupideces a un lado. Y no quiero yo juzgar antes de tiempo€Ś que aquí en España somos muy dados a ello. Por tanto, no está mal recordar que todos tenemos derecho a la presunción de inocencia aunque se nos olvide a menudo cuando la mirada se dirige sin distracciones a un personaje público sobre el que nos creemos con derecho a emitir juicios paralelos y consideramos que debe soportar todo tipo de linchamientos. Y luego agachamos la cabeza cuando se demuestra que no ha habido tal delito como, por ejemplo, en el caso de Marta Domínguez con la €˜Operación Galgo€™.

Pero, por si acaso, la Casa Real ya ha actuado al privar a Iñaki Urdangarín de aparecer en actos públicos junto con el resto de la familia del monarca, sin olvidarnos que ha calificado su comportamiento de €œno ejemplar€ por la investigación de su actividad empresarial aunque, eso sí, sigue formando parte de la Familia Real ya que sólo podría ser excluido por causa de divorcio. Además, la Casa del Rey ha anunciado otras medidas encaminadas a dar transparencia a las actividades de la Zarzuela -posición que me parece muy lógica- y, por otro lado, el Museo de Cera ya ha decidido apartar la figura del duque de Palma de las de los Reyes y sus hijos y llevarla hasta la sala de los Deportes, así como quitarle la ropa de gala que luce en la actualidad y sustituirla por ropa de calle. De momento, donde sí ha aparecido Urdangarín es en las felicitaciones navideñas de la Casa Real publicadas on-line junto a su mujer que, por cierto, está muy afectada por los acontecimientos, y sus hijos. ÂżLlegará a peligrar el matrimonio€Ś?

No obstante, estamos ante otro caso en el que hay que dejar hablar a la Justicia, pero mientras tanto nos seguiremos enterando de lo que acontece gracias a las continuas filtraciones del sumario. Pero hasta que la Justicia se pronuncie los días siguen pasando y poco queda ya para el comienzo de la Navidad. Como cada año Don Juan Carlos transmitirá por televisión su tradicional mensaje navideño para todos los españoles aunque, en esta ocasión, me temo que no le escucharemos decir aquello de €œme llena de orgullo y satisfacción€Ś€ O por lo menos decirlo de forma categórica.

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: