Veronica original

De la tele a mi sofá

Verónica Fernández
La huelga que batió récord en los directos

Despedida solidaria

¿Cuántas veces hemos escuchado que la Navidad es época de solidaridad? Aunque suene a topicazo, así es. Es el momento del año en el que empresas, fundaciones y ONGs se enzarzan en recaudar fondos para proyectos solidarios. Proyectos que, por otra parte, la televisión está dando a conocer estos días a través de acertados reportajes que, por un lado, te encogen el alma y que, por otro, te despiertan tu lado más generoso. Por no hablar de los telemaratones que han programado distintas cadenas, algunos con tintes de humor como la ‘Gala Inocente, Inocente’ de La 1, que la pasada semana logró recaudar 1,3 millones de euros.

A mi parecer, la cadena que más ha enseñado la labor solidaria de los ciudadanos de a pie durante estas fechas ha sido Cuatro con los programas ‘Callejeros’ y ‘Diario de…’, que nos han mostrado a los telespectadores cómo gente con buen corazón, sin ninguna ayuda de instituciones, paga, cocina y distribuye comida caliente a los más necesitados. Es en ese momento cuando se nos enciende una bombilla en el cerebro y nos empezamos a comparar con esas personas a las que vemos a través de la pequeña pantalla. Y, pese a la lastimera situación que podamos vivir, pensamos: “Pues no estoy tan mal, hay gente mucho peor”.

Hay quien llama a todo esto ‘blandosolidaridad’, la solidaridad convertida en conmoción sentimental, en espectáculo televisivo que comercia con el dolor del que sufre y con la culpabilidad del televidente. No estoy del todo de acuerdo con esta afirmación. A mi juicio, creo que la solidaridad es sensibilización, pero no sólo nos tenemos que quedar con eso. Es también búsqueda de información y ejercicio de comprensión de lo que ocurre a nuestro alrededor, sin conformarnos con lo que nos cuentan en un preparado reportaje porque si no puede darse el efecto contrario al que se pretende. En vez de avivar nuestros gestos solidarios, puede darse lo que se denomina el ‘zapping solidario’.

‘Zapping’ es precisamente lo que voy a hacer ahora mismo al cambiar radicalmente de tema. Este día así lo precisa. Hoy es 31 de diciembre, último día del año, y qué mejor que recordar los programas más vistos en este 2012. Un año más el fútbol y la ficción encabezan los rankings del momento en todas las grandes cadenas. No es de extrañar, ¿no? Pero, ¿os imagináis lo que ha sido lo más visto del año en cualquier cadena? Efectivamente. La Eurocopa de Telecinco y el partido de clasificación para el Mundial de 2014 en La 1.

La serie y el programa no deportivo más visto del 2012 ha sido ‘Águila Roja’ y ‘La Voz’. Precisamente ha sido esta serie ambientada en el siglo XVII junto al fútbol, en sus diferentes competiciones (Eurocopa, Supercopa y Champions League), las únicas emisiones que han sido capaces de sobrepasar la barrera de los seis millones de espectadores. Un dato que bien podría tener en cuenta la televisión pública para volver a dar alas a esta serie de aventuras.

Pero si ‘Águila Roja’ ha volado muy alto este año también lo ha hecho ‘Cuéntame cómo pasó’, que ha conseguido reunir a cinco millones de telespectadores frente al televisor. ‘La que se avecina’ y ‘Mi Gitana’ son las ficciones que mejor han funcionado en Telecinco, mientras que ‘La Fórmula 1’, ‘Tu cara me suena’ y ‘Con el culo al aire’ han hecho lo propio en Antena 3.

La gran sorpresa en este 2012 que estamos a punto de despedir ha sido ‘Pesadilla en la cocina’, que se ha alzado como el programa más visto de La Sexta, seguido por ‘Salvados’. ‘Perdidos en la ciudad’ y ‘Hermano Mayor’, los aciertos de Cuatro. Sin embargo, y como es de esperar, ningún espacio de La 2 ha logrado alcanzar los dos millones de espectadores.

Esto ha sido lo que nos ha deparado este 2012. Y esto lo que os ha deparado mi último post de este año. En 2013 volveremos a tener nuevas citas, todos los lunes. Yo, mientras tanto, os seguiré esperando desde mi sofá. ¡¡FELICES FIESTAS Y BUENA ENTRADA DE AÑO!!

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: