Veronica original

De la tele a mi sofá

Verónica Fernández
La huelga que batió récord en los directos

Carta de una periodista a los Reyes Magos

Pocos recuerdos perduran con tanta fuerza en la memoria de una persona como las Cabalgatas de Reyes que vivió de niño. Fueron tardes inolvidables, noches mágicas. Horas de poco dormir y de emociones condensadas en forma de zapatillas, leche y galletas para sus majestades. Aún recuerdo la noche en que le vi a usted, Melchor, entrar en mi habitación y depositar sobre el escritorio una gran caja envuelta en papel de regalo, que a la mañana siguiente resultó ser un necesario cabás con su carpeta, cuadernos, estuche y bolígrafos a juego. Desde aquel día, usted se convirtió en mi rey preferido.

No recuerdo ni un solo año que no haya visto los desfiles reales, casi todos a pie de calle, alguno en los últimos años por televisión. Pero, aunque ese encuentro entre ustedes y yo pudiera haber sido algo más frío, me consta que la tele recoge la magia de las cabalgatas, que tampoco entienden de edades. En este momento se me ocurren muchas peticiones que hacerles a colación de la televisión, que no deja de darnos ideas y de sugerirnos tentadores productos de todo tipo. Tanto es así que, en algunos casos, esas ideas se convierten en los grandes reclamos de las tiendas y comercios.

 

No tengo la menor duda de que para este año han recibido un sinfín de cartas en las que les pedían juegos de mesa basados, en su mayoría, en concursos de televisión (‘La Ruleta de la Fortuna’, ‘Lo sabe, no lo sabe’, ‘Pasapalabra’…), la tablet de Tadeo Jones o los videojuegos inspirados en las series más exitosas (‘Juego de Tronos’, ‘CSI’ o ‘The Walking Dead’). Tampoco se me pasa por alto que van a llegar cargados con ediciones en DVD –y Blu-ray para los más tecnológicos– de las ficciones nacionales e internacionales de más éxito. Como si ya les estuviera viendo el cofre con las ocho temporadas de ‘House’…

 

Además, me consta que estarán bien acompañados por Alberto Chicote, que dejará por unas horas su puesto de chef del programa revelación de la temporada, ‘Pesadilla en la cocina’, para convertirse en uno de los pajes que les acompañarán en su viaje por nuestro país. Un viaje que, como cada año, ha estado cargado de dedicatorias para ustedes. Entre otras, el programa especial ‘Regalo de Reyes’ de ‘Tú sí que vales’ de ayer, que ofreció una segunda oportunidad a concursantes que han formado parte de los castings.

 

Sin embargo, yo no les voy a pedir nada de lo mencionado anteriormente. Me gustaría que, en vez de oro, trajesen empleo no solo al sector de la comunicación, sino a todos los sectores porque me atrevería a decir que no se salva ninguno de esta dichosa crisis. Piensen en aquellos recién licenciados que no encuentran oportunidades o en los veteranos a los que la vorágine económica y tecnológica les ha pillado con el pie cambiado.

 

Por otro lado, en lugar de incienso, les alentaría a que trajesen comprensión a los grandes jefes para que no despidan a sus trabajadores a la ligera aprovechándose de la cuestionable reforma laboral que se ha aprobado sin remordimiento de conciencia y, mucho menos, escudándose en una crisis que solo han escuchado por la televisión.

 

Y, por último, no quiero mirra sino un milagro –no encuentro mejor palabra– para que algo o alguien devuelva la confianza a una sociedad que está desconcertada, que ha perdido la fe en sí misma, y que ve cómo su talento está viajando a otros países en busca de mejor vida.

 

Queridos Reyes Magos, les agradezco que lean esta carta y que tengan en cuenta mis peticiones en la medida de sus posibilidades, que no son pocas a tenor de su curriculum.

 

Les deseo una feliz estancia en nuestro país que, pese a no estar atravesando su mejor momento, siempre les recibe con su mejor sonrisa. Y que tengan buen viaje de regreso (ya sean de Oriente o de Occidente).

 

Atentamente,

una humilde periodista.

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: