Veronica original

De la tele a mi sofá

Verónica Fernández
La huelga que batió récord en los directos

Apadrinar el talento es gratis

Increibles detail

No te asustes. No te pido dinero. Siento haberte despertado de tu ensimismamiento de golpe y porrazo pero, tras esquivar este mal trago y despertarte de tu espanto, te invito a que sigas leyendo este post. Lo que te pido, sí, a ti, y perdóname por el atrevimiento y el tuteo, es tiempo. Tu tiempo. Ese del que muchos carecen y a otros les sobra por los cuatro costados. Tiempo para apadrinar el talento, ese don que Dios nos hace en secreto y que nosotros revelamos sin saberlo, como muy bien describió el escritor y político francés del pensamiento de la Ilustración Montesquieu.

Basta con que utilicéis el mando de la televisión y sintonicéis los programas que les sirven de escaparate a estas personas que nacen genios de ‘algo’ para darse a conocer. Así de fácil os lo pongo al común de los mortales que, como una servidora, escaseamos de posibles para crear nuestra propia productora que sirva de trampolín para las decenas de personas que en nuestro país sobresalen por una habilidad, ya sea física o mental. Ya de lo otro se encargan los otros. No os preocupéis.

 

Sólo tenéis que sentaros frente a la tele durante la emisión de ‘Tú sí que vales’, ´Increíbles’, ‘La Voz’, ‘El Número Uno’, ‘Saber y Ganar’, ‘Récord Guiness’, por citar sólo algunos de los más actuales, y apoyarles con vuestra fidelidad durante su franja horaria. Sólo es una sugerencia, dicho queda. Los que ya lo estáis haciendo, veréis que ganan ellos pero también ganáis vosotros. Si a estas alturas todavía hay alguien que se está preguntando en qué, es que estamos ante un nuevo fenómeno de ‘genio’, necesariamente abocado a nuevas vías de estudio y experimentación.

 

El resto ya os habréis dado cuenta de que al visualizar talento vuestra capacidad de sorpresa progresa adecuadamente; de que la serendipia, ese descubrimiento o hallazgo afortunado e inesperado que se produce cuando se está buscando otra cosa distinta en alguien, es cada vez más frecuente; y de que vuestras emociones, muchas de las cuales ya creíais tener olvidadas, vuelven a aflorar como un plan de inversiones del Gobierno en época de aprietos. Las emociones, benditas emociones.

 

Es más, te digo una cosa. El verdadero talento consiste en rodearse de talento. Estoy segura de que TÚ… TÚ… y TÚ derrochas talento en algo y nadie aún te lo ha dicho. Porque nuestro peor enemigo son nuestras emociones negativas que nos frenan a escuchar, aprender y actuar. En definitiva, nos impiden cambiar. ¿Quién diría que un niño de cuatro años sería capaz se situar cualquier país del mundo en un mapa, decir su capital, así como los países con los que hace frontera? ¿Y hacerlo también con el mapa del revés? Pregúntate si tú lo harías.

 

El pasado viernes vimos que Marcos es sencillamente ‘INCREÍBLE’. ¿O cómo puede ser que una chica de 15 años cante ópera como la mismísima María Callas sin tener ningún tipo de formación musical? Sislena nos lo demostró a todos. Es más, nos quedó mudos. Hasta Risto, que tiene opiniones para todo y todos con un ingenio, a la par innato que trabajado, se tuvo que dedicar su tiempo antes de poder articular palabra.

 

Esto es la magia del talento. No tengas miedo. Apoya el talento en televisión y busca el tuyo. Lo tienes, seguro. Lo que ocurre es que la creatividad necesita de valentía para pensar distinto al resto y la innovación es tarea arriesgada aunque, una cosa te digo, si no innovas estás muerto. Muerto como nuestro Gobierno.

 

Muertos como los que se justifican en la crisis para quedarse tumbados en la cama esperando una llamada de teléfono con una oferta de empleo que nunca llegará. En fin, muertos como los que dicen mucho y hacen poco con la excusa de no molestar.

 

Unos tendrán memoria, otros inteligencia, aquellos de allí don de gentes… Pero siempre en cada uno de nosotros habrá algo realmente extraordinario. Poténcialo. Y, hazme caso sin el menor interés de querer resultar mandona. Cuando alguien te diga que TÚ no puedes, lo único que significa realmente es que ÉL no puede.

 

Twitter: @VeronicaFdezGo

Comentarios

Juan Antonio Cantos 27/05/2013 19:44 #1
Sí, todos tenemos incluso más de UN talento, a veces tenemos uno especialmente marcado, y otros en menor grado que, sin embargo, con tiempo, esfuerzo y tesón, pueden ser también pulidos. Todos somos diamantes en bruto.

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: