Silueta alfredo original

Curiosidades y Anécdotas de la Historia

Alfredo Rodríguez Blázquez

EL MINISTRO PUTERO DE FRANCO

Pedro Sainz Rodríguez, escritor y filólogo de afiliación monárquica, formó parte del primer gobierno de Franco en 1938 –creo que fue nombrado ministro de educación-. Fue todo un personaje, un intelectual del que se habla muy poco, pero que conocían bien en el entorno de de don Juan, de cuyo consejo privado formó parte muchos años.

 

Era miembro, desde 1939, de la Real Academia pero no llegó a leer su discurso de entrada en tan insigne institución porque se autoexilió a Portugal de forma precipitada. La historia de su salida del gabinete ministerial franquista tiene dos versiones: unos dicen que dimitió por no estar de acuerdo con una ley promulgada por el gobierno del que formaba parte y otros… que fue destituido fulminantemente por culpa de Carmen Polo de Franco

 

Era, según cuentan todos los que le conocieron, un gran gourmet, un lector enfervorecido, un amante de la buena mesa, del buen vivir y de las mujeres… de más baja estofa. Su lengua y su verbo estaban a la altura de cualquier hombre culto, pero su lenguaje, cuando se alteraba, rayaba en lo soez, lo que no quitaba un ápice de inteligencia, sabiduría y conocimientos a un hombre que la historia no le ha dado la importancia que tuvo.

 

Pero vayamos a la historia de su cese o dimisión como ministro franquista. Como decía, existen dos versiones al respecto; la primera cuenta que dimitió y se autoexilió a Portugal. El motivo, parece ser, pudo haber sido su desacuerdo con una ley, aprobada en consejo de ministros, que iba contra la masonería. Y la otra versión: la que me interesa relatar para este blog, cuenta que cierto día que Carmen Polo de Franco viajaba en automóvil desde Burgos a Vitoria, vio estacionado, al lado de una casa que estaba en la carretera, el coche oficial del ministro de educación, un hombre que tenía fama de ser un gran gourmet. La mujer de Franco, conocedora de la fama de don Pedro, no dudó en asociar dicha casa con un restaurante de categoría. Y no tardó en pedir a Franco que se enterase de que restaurante se trataba para poder ir a degustar los “supuestos” manjares culinarios de los que parecía disfrutar don Pedro. Franco quiso saber el nombre del restaurante para poder satisfacer los deseos de su mujer… cuando alguien le dijo que se trataba de un burdel. A Franco se le cayó el papo, pero lo que más le irritó fue comprobar que Sainz Rodríguez utilizaba el coche oficial de ministro para acudir a sus citas con las furcias. Cuando se enteró don Pedro de que eso era lo que más había disgustado a Franco no dudó en decir: “No iba a ir andando, no te jode”. Y este suceso fue el que provocó, según esta versión, el cese como ministro de todo un miembro de la Real Academia del que se cuenta muy poco y debería saberse más. Don Pedro Sainz Rodríguez era todo un personaje…

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: