Pjimenez 80x111 original

Correr y Mucho +

Pablo Jiménez Martín

¡ÉLITE!

 

Hoy quería hacer una reflexión sobre la élite y no me refiero a la agencia de súper modelos, sino a los deportistas de alta competición. Estas ideas me surgen a raíz de algunas noticias recientes y diferentes opiniones al respecto.

Quizá queda ya un poco lejos la polémica surgida en el mundillo de la natación que ha transcendido mas allá de ese círculo, saltando, por el morbo que conlleva, a los primeros segundos y a disponer de alguna página en las noticias deportivas.

Lo primero que tenemos que entender es que la alta competición o élite deportiva no se parece en nada a lo que la gran mayoría pensamos cuando decimos la palabra deporte.

Este es muy duro, sacrificado, cruel. En el pones todas tus esperanzas e incluso tu salud para quizá, no obtener el beneficio deseado. Pero no está muy alejado de ninguno de los trabajos que realizamos cada uno de nosotros. Ya que un aspecto a tener en cuenta es que el deporte de élite, es una profesión. Y así hay que entenderlo.

Entenderlo para lo bueno y para lo malo. Los estamentos públicos y marcas deberían tratarlos así y las ayudas tendrían que ser suficientes para que su dedicación fuera exclusiva, algo que en nuestro país no ocurre desgraciadamente salvo con algunos elegidos.

También esto oculta una cara amarga. Creo que hay muchas personas, quizá demasiadas, que en ocasiones utilizaría los medios necesarios para mejorar en su trabajo y poder promocionar, esto llevado al deporte nos hace topar con desagradables casos de engaños. Todos sabemos de que hablamos…

Volviendo a nuestras queridas sirenas, el deporte de alta competición es muy duro, como dicen, no todos están preparados para estar ahí. La manera de motivar pasa por muchos estadios pero una línea que no se debe pasar NUNCA es el respeto hacia el pupilo que estamos entrenando, no formando, ya que la elite solo está preparada para competir…y…ganar. Quizá esa si se ha sobrepasado y es lo denunciable, pero no el número de horas o la exigencia o el nivel de perfección del equipo de entrenadores. Los entrenadores tienen su propio nivel de autoexigencia y como personas que son tienen su personalidad y congenian mejor con un tipo de atletas u otros según también su carácter. Por eso en muchos deportes individuales es habitual cambiar de entrenador dependiendo de la personalidad de ambos.

Aquí podemos acercarnos un poco más al día a día de este equipo. Observar el 2º video y valorar…

@PablerasJim



Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: