Silueta sonsoles original

Contando historias

Sonsoles Pindado
El blog en Tribuna Ávila de Sonsoles Pindado

HISTORIA DE UN PESCADOR

Cuenta  la leyenda que un pescador de la zona norte de España salía con su barca cada mañana, se levantaba pronto muy pronto casi el sol no había salido todavía.

 

Se ponía su atuendo de pescador y con mochila a la espalda recorría un kilometro para poder llegar a su destino.

 

No siempre se encontraba igual, unos días se sentía ilusionado y preparaba su bolsa con delicadeza y atención pero otros las ganas no eran las mismas y a veces con los descuidos fundados en sus preocupaciones y mal humor se olvidaba de cosas básicas.

 

Aun así sacaba  fuerzas y realizaba su recorrido día tras día.

 

Su vida transcurría en el mar y pudo comprobar en sus distintos viajes que el agua donde sacaba los recursos para poder subsistir se asemejaba bastante con sus estados de ánimo.

 

A veces pescaba con el mar en calma, en aguas casi transparentes, cristalinas y lo hacía tranquilo, ilusionado centrado en su tarea  y se podía recrear en el viento que impulsaba su barca enérgicamente y mesaba su pelo rubio y alborotado. Sus ojos de un azul intenso sonreían cada vez que se movía la caña. Éxito garantizado, buena pesca se decía una y otra vez.

 

Por el contrario otros días las aguas eran bravas muy bravas rompían con fuerza en las piedras rocosas y ásperas, era como si el mar estuviera enfurecido sin saber muy bien porque. Y la barca se desequilibraba y se movía dando vueltas de un lado a otro a veces casi su vida peligraba. Pero sus manos curtidas por sujetar día tras día las cuerdas para anclar su barca en el embarcadero hacían que las velas pudiesen ajustarse para que el pudiese seguir navegando.

 

Ajustar velas, se decía de manera repetitiva, y así lo hacía como todas las mañanas cuando coincidía que su estado de ánimo era diferente al de otros días.

 

De esta forma pudo comprobar que es imposible que todos los días sean iguales y que de semejante manera era imposible que la pesca fuera siempre constante o igual así que cuando comprobó que la vida del pescador tenia altibajos se dijo: Ajusta velas cuando vengan mal dadas y disfruta como si fuera el ultimo día de tu vida cuando el mal este en calma.

 

Después en un papel y con letra algo borrosa escribió: A  pesar de las circunstancias: Nunca te olvides de salir a Navegar.

Comentarios

MAM. 30/07/2016 10:08 #2
Me ha gustado mucho tu historia del pescador.
CAR 30/07/2016 09:51 #1
Cierto muy cierto. Fabula con moraleja.

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: