Silueta original

Con la verdad por delante

Gabriel De la Mora
Blog de Gabriel de la Mora en Tribuna de Salamanca.

A Dios, lo que es de Dios

Semana santa detail detail

Parece mentira que hastas alturas haya que tirar de viejas máximas cristianas, pero así nos va. Mientras los dirigentes de esta decadente europa dan el visto bueno a la histórica tradición de traficar sirios con los turcos, víctimas de guerras de religión, en nuestra ciudad se nos fustiga a laicos y seglares de Ganemos Salamanca, en penitencia por racionales letras contra dóciles de Doña Cuaresma y siervos del poderoso Don Dinero y su gaceta, presto al engaño sobre nuestra postura sobre la Semana Santa, a sabiendas de su general impunidad, sin adversarios quienes se le opongan con suficiente dignidad.

 

El pasado miércoles, junto con mi compañera Pilar Moreno y como portavoces del grupo municipal, propusimos mejorar y ampliar el programa cultural para las fiestas de Semana Santa, apoyando a los artistas locales y queriendo deslindar en las ayudas económicas existentes los aspectos patrimoniales y artísticos de los estrictamente religiosos, conforme las recomendaciones del Ministerio de Justicia y la Federación Española de Municipios y Provincias sobre la gestión de la diversidad religiosa.

 

           

En el mismo sentido, solicitamos la inhibición de las autoridades civiles en ritos de culto y la supresión de simbología religiosa en actos y edificios oficiales, anunciando que los concejales de Ganemos Salamanca no acudiríamos como tales a los actos religiosos, conforme el principio constitucional de laicidad positiva que ordena a los poderes públicos el respeto a la libertad religiosa, la remoción de los obstáculos a su ejercicio efectivo y la cooperación con todas las confesiones en igualdad de condiciones, pero con plena neutralidad y separación entre Estado e Iglesia.

 

 

La verdad que nada especial, si se entiende como postura de un grupo municipal del Ayuntamiento de Salamanca, informando de su programa electoral. Sin embargo, cierta mentalidad malévola y confusa con las competencias de los municipios sobre las actividades religiosas, y creo que acostumbrada al ordeno y mando de un gobierno autocrático y omnipotente, ha llegado a entender que se trataría de un desprecio y un intento de prohibición, tal como apenas hace unas décadas la derecha nacional-católica ejecutaba con precisión en España respecto cualquier confesión que no fuera la católica, apostólica y romana. Se creerá el ladrón que todos son de su condición.

           

 

Por eso quizá sea necesario pisar callos, recordar la realidad existente y denunciar la difamación, pues la virtualidad normativa constitucional es evidente que no es efectiva y requiere de su defensa, tras cientos de años de estricta confesionalidad del Estado donde la confusión entre el poder público y el poder religioso ha sido la máxima, siendo forzada la población a profesar las creencias católicas y seguir determinados ritos, a los cuales siguen acudiendo autoridades civiles con honores y distinciones, habida cuenta del papel institucional tradicional de sostenimiento público de asociaciones religiosas, que hoy son de carácter privado, y que parece se visten de promoción económica, como atracción turística. Unamuno bien conocía la idiosincracia de esta ciudad, pues acaso separaba a los concejales en tres clases: los que se presentaban para servir al ciudadano, los que se presentaban para hacer negocios y los que se presentaban para salir en las procesiones.

 

 

La progresiva secularización de las instituciones es la lógica de la evolución de la sociedad y el desarrollo de las leyes, resultando hipócritas las actuaciones del PP durante estos años respecto la cuestión religiosa, ya que creemos evidente el trato privilegiado hacia la Iglesia Católica en detrimento del resto de confesiones minoritarias, que merecen acorde respeto y apoyo, teniendo en cuenta la diversa población que se ve minusvalorada e incluso marginada. La historia, por el contrario, demuestra que la ciudad de Salamanca ha sido siempre un crisol de valores, culturas y religiones.

 

 

Hay que recordar, además, que este Ayuntamiento parece que tiene como “tradición” prohibir la difusión de ideas religiosas en las vías públicas, sometiendo dichas actividades a autorización previa, denegándose de forma generalizada conforme modelos de respuesta tipo, como nosotros mismos denunciamos en el pleno del 4 de diciembre del pasado año, recibiendo un serio varapalo el equipo de gobierno del PP, por violentar los derechos fundamentales de las personas.

           

 

La agrupación de electores que represento siempre respetará, amparará y defenderá la libertad ideológica y específicamente la religiosa, fomentando un trato no discriminatorio entre confesiones, independientemente de las convicciones particulares de los miembros de la misma, diversa y plural por su propia naturaleza; además de apoyar la conservación del patrimonio cultural, como la “Semana Santa”, no obstante, creemos que ampliar las actividades artísticas en los ámbitos no estrictamente religiosos mejoraría la alegría, vida y economía de la ciudad, durante los próximos días festivos.

 

 

Por otro lado, es cierto que analizada más en profundidad la cuestión de los pendones de las cofradías en la fachada del Ayuntamiento, en la Plaza Mayor, éstos no parece que tengan como fin la exaltación de una confesión o creencia particular, si no el mero reconocimiento público de las cofradías, por lo que su exhibición temporal entiendo que es deseable y cabría perfectamente, rectificando particularmente sobre este punto, si acaso fuera necesario, reclamando que el trato sea el mismo para todos los elementos que se coloquen sin privilegios, confiando en el acuerdo de todos los grupos municipales sobre esta cuestión y reconociendo el interés municipal de las cofradías; recordando en todo caso que los símbolos religiosos no pueden permanecer en actos oficiales y edificios públicos con carácter general, ni exaltar confesión religiosa alguna.

 

Ya saben, a Dios lo que es de Dios... y al César lo que es del César.

Comentarios

¿? 12/04/2016 12:01 #3
RESPETO y que cada cual acuda y vaya a lo que quiera ir, PERO RESPETANDO no imponiendo como querréis hacer VOSOTROS LOS DE PODEMOS O GANEMOS.
Anselmo 12/04/2016 11:04 #2
Y al hombre lo que le corresponde como ser humano: vivir, crecer, compartir, encontrase, construir la sociedad, crear una familia, dar vida, educar a sus hijos, abrirse a la trascendencia...

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: