P garcia 80x111 original

Buen ciudadano Canino

Pedro García

Miedos II

dando por sentado que el dueño tienen los conocimientos necesarios para ello, pues como ya dijimos existen varias técnicas, para resolver estos problemas de conducta y en todas ellas, tenemos que tener en cuenta, los tres factores más importantes en la solución de problemas que son:


- La Modificación de los propietarios del animal.
- La modificación del ambiente.
- La modificación del animal.


Dotar al dueño de los conocimientos necesarios para que sepa y practique, que su perro tiene que tener ejercicio diario, salidas para evacuar, jugar, y relacionarse desde muy temprana edad con los más diversos ambientes, personas y animales que sea posible, hará que su perro tenga un desarrollo normal y por tanto la aparición de conductas incomodas, se retrasará o no aparecerán, teniendo en cuenta que la mayor parte de las conductas indeseables, aparecen por faltas cometidas por los dueños, explica de alguna manera la importancia de este punto.


La modificación del ambiente, es importante, pues como ya vimos en el artículo anterior lo primero que hicimos, fue buscar un ambiente apropiado, pero es el dueño el que tiene que modificar el ambiente que rodea al perro, no solo para los casos de miedo, sino que en general para todos los casos de modificación de una conducta, porque colocar al animal, en situaciones que mermen la aparición del miedo o la conducta indeseable, facilitará la aplicación de cualquier técnica de modificación de conducta que empleemos, así como los cambios en la vida diaria que fuesen necesarios para tal fin.


En cuanto a la modificación del animal, cualquiera de las técnicas de modificación de la conducta que empleemos, parten de cuatros modalidades de condicionamiento en el que se basan todas ellas, a saber:


- Recompensa.
- Castigo.
- Omisión
- Escape o evitación.


De las cuatro, las dos primeras, o sea recompensa y castigo, son las más usadas y efectivas, aunque personalmente prefiero siempre trabajar mediante recompensas, ya que el castigo, como ya hemos dicho en algunas ocasiones puede plantear más problemas que soluciones, sobre todo si no se tiene mucho conocimiento sobre su empleo, e incluso teniéndolo, eso lo sabemos bien los que nos dedicamos profesionalmente a este trabajo.


De las otras dos modalidades de condicionamiento no entraremos en este artículo a valorarlas, ya que como he dicho, su efectividad es menos efectiva e incluso nula en algunos momentos.


Por tanto en el problema de miedos lo fundamental para un dueño, es no reforzar de forma inconsciente a su perro, esto es, no mostrar ninguna variación en su estado de ánimo, ni en su comportamiento hacia su perro, que pueda indicarle al animal que pasa algo anormal, o que pueda poner en duda, la serenidad y fuerza de su líder.

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: