P garcia 80x111 original

Buen ciudadano Canino

Pedro García

Comunicación olfatoria

El olfato cuenta con una gran importancia dentro de los sistemas de comunicación caninos. En general, los mensajes de tipo olfativo se relacionan con la identificación individual, la territorialidad y la reproducción, desde las conductas de cortejo hasta el apareamiento.

La memoria olfativa convierte al perro en un excelente rastreador, pudiendo recordar objetos, personas, lugares u otros animales, no solo por su imagen, sino por su olor.

También parecen ser responsables de la agresividad que se desencadena en muchos encuentros entre individuos del mismo sexo.

Son capaces de informar al macho sobre el estado reproductivo de la hembra, el rango social, estado de salud.

La comunicación olfatoria puede utilizarse de dos formas:

  • Comunicación directa

                        http://www.adiestradorcanino.com/content/e107_images/custom/fotoart03g1.gif

  • Comunicación indirecta

                                               http://www.adiestradorcanino.com/content/e107_images/custom/fotoart03g3.gif

 

Para que un sistema de comunicación pueda existir como tal, son necesarios tres elementos fundamentales: un emisor, un receptor y un canal adecuado de transmisión de la información.

Además del olor corporal formado por las diferentes secreciones del organismo, el perro utiliza un segundo canal de trasmisión olfatoria, basado en la emisión y captación de unas sustancias químicas denominadas Feromonas.

Las feromonas son componentes volátiles elaborados en distintos puntos del organismo que se encuentran presentes en los fluidos corporales de todos los mamíferos, tal vez incluso en el ser humano.

Las feromonas son captadas por una especie de segundo olfato especializado en dicha función denominado Órgano Vomeronasal o de Jacobson.
 

El Órgano Vomeronasal se dispone en la parte anterior del tabique nasal, encontrándose en conexión con el canal incisivo superior, pequeño conducto que pone  comunicación la cavidad nasal con la cavidad bucal.

http://www.adiestradorcanino.com/content/e107_images/custom/organo_vomeronasal.jpg

 

Mediante un elaborado movimiento de la lengua y de los labios, el perro consigue que una parte del aire inspirado pase por el canal incisivo, permitiendo su entrada en el órgano vomeronasal.

Fuentes de feromonas:

  • Heces.
  • Orina.
  • Secreciones vaginales.
  • Excreciones prepuciales.
  • Glándulas: de la piel, anales y perianales, de la zona alta del dorso, salivares, etc.

La función principal de las feromonas es la identificación individual, identificación entre madres e hijos, del nido, del territorio, de otras especies, sexual o estado reproductor, celo, miedo, etc.

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: