P garcia 80x111 original

Buen ciudadano Canino

Pedro García

Agresividad (V)

Las dos formas más frecuentes de agresividad entre perros son:

 

-La agresividad intrasexual entre dos machos.

-La agresividad por dominancia (entre dos perros que viven juntos). Generalmente empieza cuando el perro más joven llega a la edad adulta o cuando el animal dominante llega a viejo.

 

A menudo, el propietario estará delante en el momento de la pelea ya que los dos perros competirán por la proximidad del mismo. Hay que resaltar que las relaciones de dominancia son la forma normal de organización social.

 

 Eliminación inadecuada (cuando hace las necesidades en sitios inapropiados)

 

La falta de aprendizaje es la causa más frecuente de eliminación inadecuada en el perro.

 

Otras causas pueden ser:

 

•     en animales viejos, por pérdida de aprendizaje, incontinencia urinaria o fecal, por problemas neurológicos, etc

•     por enfermedades del sistema nervioso central.

•     por ansiedad por separación.

•     puede ser una respuesta a la sumisión (se orina cuando el propietario u otra persona llega a la casa y lo saluda o toca) o por excitación

 

Marcaje territorial con orina

 

Los principales responsables de esta conducta son los andrógenos. Por eso, será un problema típico de los machos adultos. No obstante, algún perro joven también puede hacerlo, al igual que algunas hembras (generalmente durante el celo). Generalmente serán micciones cortas y en sitios particularmente destacados.

 

Los estímulos olfativos por las micciones de otros machos en estos sitios, pueden desencadenar esta conducta.

 

Se tendrá que diferenciar de:

 

•     Problemas orgánicos, como enfermedades que pueden desencadenar alteraciones en la cantidad de orina o en las micciones, o incontinencia urinaria

•     Problemas sin causa orgánica.

•     Falta de aprendizaje (es una causa frecuente).

•     Pérdida del aprendizaje, principalmente en animales viejos. A veces, asociado a otros problemas como incontinencia, alteraciones locomotoras, etc.

•     Ansiedad por separación.

•     Fobias.

•     Sumisión extrema. En este caso no hay que castigarlo nunca porqué sería contraproducente. La persona o propietario debe actuar intentando no desencadenar dicha conducta.

 

Existen varias posibilidades de tratamiento:

 

•     La castración tiene una efectividad del 60-70%.

•     Tratamiento farmacológico con progestágenos (tiene ventajas e inconvenientes).

•     Tratamiento farmacológico con ansiolíticos (generalmente es poco eficaz a diferencia del gato).

 

Bibliografía:

*Pathologie du comportement du chien de Pageat, P.

*Etología clínica del perro y del gato de Victoria Coll

*Etología clínica veterinaria del perro y del gato de Xavier Manteca

*Manual de problemas de conducta del perro y del gato de Landsberg, Hunthausen, Ackerman

*Artículos publicados en: -Animal Welfare 1997, 6: 9-15 de S.Galac y BW.Knol -Consulta de difusión veterinaria Vol.6, pp 31 Nº 51 1998 de J.Fatjó y  X. Manteca

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: