Blog autor

Blog Paco Cañamero

Tribuna de Salamanca

Tener grandeza

La Fiesta están tan descafeinada, vive tan cuesta abajo y está inmersa en una pérdida de valores tan grande que, con frecuencia, me pregunto qué pintamos aquí. Predicando en el desierto en el que unos cuantos -taurinos- van a llevárselo y les da igual todo. Otros viven de la tontería (sobre todo muchos €™istas€™) y el resto no hacen más que bulto y van al barullo. Sin tener ni repajolera idea, pero al menos respetan y escuchan para aprender. O intentarlo.

Esta €™entrada€™ viene a cuento de los €™istas€™ en un comentario en el que uno de ellos afirma que !!!El Fandi es un torero lleno de grandeza!!! Sí, eso dice uno como podéis leer, del que conste que si le moderé el anónimo comentario es para rebatírselo (pero yo pongo nombre y foto). Aunque es de tonto discutir una opinión de un partidario del El Fandi, que parece cualquier cosa menos un torero, por mil corridas que lleve. O por mucho que lo aplauda la solanera.

Resulta que ahora el €™anónimo€™ desconoce qué significa grandeza en el toreo y la equipara a torear mucho. A la cantidad. Apañaos vamos con estos pseudoafionados de nuevo cuño que profetizarn y hablan mirándose a la barriga cuando a la hora de la verdad carecen de voz y de voto por desconocer este arte, aunque sean tan osados de opinar. Primero que aprendan y luego que hablen.

Grandeza es, sobre todo, vivir y sentir la profesión. Exteriorizar con naturalidad esos sentimientos que solamente tiene quien se viste de luces. "!Qué grandeza tiene eso torero!". Desde luego que El Fandi no la tiene, pues vestido de calle parece un futbolista, un corredor..., nunca un torero. Además cuando he escuchado hablar de toros a ese torero de las 1.000 corridas he sentido la pena de ver cómo desconoce la grandeza que guarda su arte, como es su caso, él que es uno de los toreros que más ejerce su profesión. Y que conste que reconozco los méritos del Fandi con el capote; también su entrega muchas tardes, como cuando salió en Granada a seguir la corrida que toreaba en solitario con una cornada en el vientre. Dije que eso era de tío y lo mantengo. Pero no meemos fuera del tiesto.

Grandeza es un torero que vive la profesión. Viste en torero, anda como tal y se lo gasta como tal. "El toreo es grandeza", decían siempre los antiguos. Quien además de serlo lo demuestra. Y para ello no hace falta ser figura. Sencillamente porque El Fandi (que torea tanto por estar apoderado por Matilla) no la tiene, mientras que otros más modestos sí, para que vean que da igual. Y le voy a poner un ejemplo, El Fundi sin ir más lejos, con el que tanto se liaba la gente antes con el nombre. Ese sí tiene grandeza.

 

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: