Blog autor

Blog Paco Cañamero

Tribuna de Salamanca

La caída de Juan del Álamo

Al particular circo de Juan del Álamo le crecen los enanos justo cuando está en puertas de la alternativa. Cuando debería estar tranquilo para tan importante acontecimiento su carrera profesional parece varada en las arenas de la incertidumbre.

Y es una pena por el tropezón de volver a Las Ventas, el pasado domingo (cuando se negaron a hacerlo en San Isidro) ahora halla mellado su carrera.

Ya de antes se preveía la inoportuna comparecencia de Juan del Álamo en la plaza madrileña de Las Ventas de Madrid, por eso era un arma de doble filo como así ha sido cuando ha resultado un fracaso que no ha pasado inadvertido para nadie. No ya por la mala suerte de que los €™zacarios€™ ( una ganadería desastrosa) no embistieran. Sobre todo el gran fracaso fue la falta de entrega del salmantino, quien se mostró abúlico y falto de ilusión.

Juan del Álamo sigue siendo un torero con brillantes condiciones, pero necesita urgentemente un planteamiento diferente en su carrera. Sin más perdida de tiempo es necesario que se sepa encauzar su manantial y no desperdiciarlo, como ha sucedido hasta ahora. A nadie se le escapa que está muy mal apoderado. Ha sido la última ilusión torera de Salamanca y su brillo desaparece por mala gestión administrativa, pero todavía hay tiempo de recobrar la esperanza con este torero de magníficas condiciones que deben volver a ser su sello de identidad profesional.

Pero ahora hay que corregir errores y poner sobre el tapete la mala gestión para que esas cosas no vuelvan a ocurrir. Por eso vaya por delante que ni al que asó la manteca se le ocurre no ir a la pasada Feria de San Isidro, siendo aún novillero, y luego hacerlo en las novilladas de €™La Oportunidad€™, a las que van las jóvenes promesas, con lo que ocupó un sitio que a él no le correspondía y dejando sin descubrir a una nueva posible ilusión. Es algo que no viene al caso y que reflejamos en esta página hace unas semanas.

Ahora, Juan del Álamo dentro de unos días tomará la alternativa en la Feria de Santiago, de Santander. Y la tomará en el que ha sido lo último que ha hecho mal quien debe cuidar su carrera. Ahora mismo es contraproducente tomar una alternativa con El Juli, que se sale todas las tardes y roba todos los aplausos. Si hubieran sido listos deberían haber exigido a un torero de nombre, pero en la decadencia, como Ponce, El Cid, Finito... que tienen buen nombre, pero no le quitan los aplausos al toricantano.

Ahora las cosas están ahí y la carrera del todavía novillero muy torcida. Por eso, en este margen de tiempo hasta la alternativa es el momento de pensar y de dar un cambio radical si quiere recuperar su brillo. Porque ningún torero se le ha llevado peor. Ni adrede se cometen tantos despropósitos, por lo que hay que evitar que sigan creciendo los enanos en su particular circo.

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: