Blog autor

Blog Noelia Gago

Tribuna de Salamanca

Campo de Profundidad

En ocasiones, asusta la cercanía, esos mínimos milímetros de distancia que dan lugar a ligeras corrientes eléctricas, la cercanía que pone en alerta a la pupila, que expandiéndose proclama la entrada de la luz. Asusta la nitidez con la que nuestros sentidos son capaces de percibir esa estrecha distancia, su fragancia y lenguaje, su ansia y empeño, que consiguen centrar nuestra atención en el poro exacto del matiz.

Y aunque asusta, la pretendemos, queremos memorizar cada mínimo milímetro, deseamos memorizar esa cercanía que pone de manifiesto que los sueños pueden ser palpables, pueden ser retratados, pueden ser instantáneas de nuestro propio relato de la vida.

Translucidez y borrosidad, cualidades que confieren cercanía y calidez a la imagen.



El diafragma es un mecanismo de la cámara, que como la pupila del ojo, deja pasar más o menos luz. Este dispositivo puede ser digital o puede ser un anillo instalado en el objetivo. Siendo 'f' la forma en la que hacemos referencia a esta apertura o cierre del diafragma, por ejemplo: f//2.8 indica que deja pasar más luz que un f/8. Por lo tanto, a mayor abertura más luz, y lo contrario.

Además de esta función, lo que conseguimos también es más o menos campo de profundidad en nuestras imágenes, es decir, que todo los planos de la fotografía estén enfocados (mayor campo de profundidad) que se logra con los diafragmas más cerrados, o sólo sea un plano el que permanezca nítido (menor campo de profundidad) que conseguiríamos con un diafragma más abierto.

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: