Blog autor

Blog José Ángel de Horna

Tribuna de Salamanca

Luis de Horna, el arte como costumbre (I)

Hijo del fotógrafo Ángel de Horna, nació en el segundo piso del número 3 de la calle del Jesús, muy cerca de la tienda fotográfica de su padre en la calle de la Rúa. Sus primeros garabatos fueron a los cuatro años, con el pintalabios de su madre. Pintarrajeó sobre algunas fotografías y en las paredes del pasillo de casa, con la consiguiente reprimenda de la siempre comprensiva Rosario€Ś En aquellos tiempos se podía jugar en la calle todo el día porque a los escasos coches que pasaban se les oía venir desde muy lejos€Ś

€Ś acudió a los seis años, en el segundo piso de la casa de las Conchas, a la escuela del viejo maestro Don Abdón, inmensamente calvo y poseedor de una larga regla con la que golpeaba los pupitres, haciendo que los tinteros, llenos de moscas y rebabas de tinta escamosas, saltaran de los agujeros donde estaban encajados.

Recuerda con cariño el carromato de madera de dos ruedas, con dos compartimentos metálicos de helados de €œLa Polar€ con helados de vainilla y de nata que solía estacionarse en la puerta del marmolista €œSeseña€ por la mañana y justo delante del bar €œLas Conchas€ por la tarde, buscando la sombra. Luis solía sentarse a la puerta de la tienda de su padre a observar a los personajes que pasaban por all퀦 los maleteros del garaje San Isidro, donde llegaban los coches de línea, en lo que luego fue la Facultad de Derecho. Estos empujaban unos carretillos destartalados, llenos de remiendos€Ś €œMaera€, €œTomasín€, €œespía ruso€, €œmedio metro€, así los llamaban los muchachos... eran el blanco de los insultos de los crueles chicos de la calle.

A los diez años se traslada a estudiar interno al Colegio de Jesuítas de Carrión de los Condes, Palencia, en el antiguo Monasterio de San Zoilo. Luis cree que es artista por la educación que recibió allí, donde música, arte y literatura tenían un lugar muy especial en el currículum. Allí recuerda con gran cariño su estancia en pleno campo, rodeado de naturaleza, con una enorme huerta con un riachuelo con patos, algo que para un chico de ciudad era difícil de vivir.

En el colegio se hacían murales, decorados para obras de teatro€Ś no era raro verle allí disfrutando con sus amigos €œlos artistas€, como así los apodaban. Les concedieron una habitación para pintar y en 1958 celebraron una exposición en el claustro alto, para la Luis era la primera. El previsible descuido de los estudios de este grupo artístico emergente alarma al €œpadre prefecto de disciplina€, encargado de la disciplina y de los castigos, que suspende todas las actividades artísticas.

Cuando tenía 14 años recibió de su madre, como regalo de cumpleaños, una caja de óleos. Ella había asistido a clases de pintura de joven al estudio de una dama francesa y tenía cierta ilusión en que él desarrollara esa capacidad artística de la que ya había dado muestras en sus primeros pasos. Aprendió a mezclar los colores y a perder el miedo a la pintura al óleo con sus primeros cuadros: dos cabezas de perro y un nocturno veneciano copiados de láminas.

Entre 1959 y 1960 estudia preuniversitario en Salamanca. La casa de su compañero Antonio Mayor se convierte en un pequeño centro de reunión para jóvenes poetas, músicos y pintores€Ś Aníbal Núñez, Antonio Gallego€Ś entre otros. La imprenta del gran Pepe Núñez, junto a la Torre del Aire, se convierte en otro de los centros de reunión del grupo, donde se juntaban después de cerrar para comentar las fotografías de Pepe y hacer monotipos con tinta de imprenta sobre una gran piedra litográfica. Eras tiempos de €œEl lobo estepario€, €œManolo Caracol€, €œLa montaña mágica€, de €œPaul Anka€, de €œRilke€ o de €œTake five€ de Brubeck.

En 1960 hace su primera exposición individual con tan sólo 18 años en la galería Artis. En julio de ese año y hasta julio de 1962 se traslada a vivir a Londres donde se deleita con los €œPicasso€ y los €œMagritte€ en las galerías de €œBond Street€ o en la €œTate Gallery€. Disfruta dibujando al natural en el British Museum los bajorrelieves asirios o los frisos del Partenón. En esa ciudad se une a un grupo de pintores ingleses y húngaros (Taurus Artists), que convierten un sótano de la calle Chiltern en una galería cooperativa, donde realizaron una serie de exposiciones colectivas e individuales€Ś

€Śla próxima semana continuaremos con la vuelta a Castilla en contraste a su etapa de Londres€Ś

1. Primer Premio del "1er Certamen Ciudad de la Pintura- Caja Vital Kutxa
2. Salamanca. Edades del Hombre. 1993

Para más información sobre este gran pintor/ilustrador:
http://www.youtube.com/watch?v=fKIrH8YWZPM
www.google.com


José Ángel de Horna Montero
joseangelhorna@yahoo.es
Twitter: @ArtisticaMente7

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: