Blog autor

Blog José Ángel de Horna

Tribuna de Salamanca

Ángel González, el hierro hecho alma

En este momento de la vida en que compartimos experiencias y comentarios con amigos de Facebook y Twitter me reconforta conocer a gente interesante y escuchar su historia sobre Salamanca en un tranquilo patio a la sombra de una parra. Me llama la atención al entrar en la calle de Calzada de Valdunciel una escultura/veleta que regaló al pueblo y que según me cuenta llama mucho la atención a peregrinos, sobre todo alemanes, del camino de Santiago. Me reúno con Ángel González Vicente un escultor que empieza su pasión por el hierro desde bien pequeño€Ś

Ya de niño le encantaba entrar cada día en el taller del escultor Bejarano Francisco González Macías, situado en la plaza de la Magdalena, en el mismo sitio donde Ángel vivía y solía jugar con su amigos.

Empezó a trabajar en la Metalúrgica del Tormes en 1954, como hizo su padre, y se sacó en el nocturno el título de maestro industrial, donde también se presentaba frecuentemente a concursos de ajustes que recuerda con cariño. Cuando sacó el título se apuntó a la Escuela de Artes y Oficios, en la vieja cárcel, un antiguo edificio de granito, que se situaba en la Cuesta de Sancti Spíritus.

Cuando terminó sus estudios, comienza en 1973 como Maestro de forja de la Escuela de Artes de Salamanca, -aprovecho para reivindicar el pasado artístico de nuestra ciudad, de sus edificios, no estaría mal que alguna institución nos diera a todos los salmantinos un curso de historia de los edificios de la ciudad, sería muy interesante-.

Trabajando en el taller de forja con sus alumnos, la mayoría de Bellas Artes, dada la carencia de talleres en la Facultad en aquella época, comenzó a prepararles para plasmar en hierro sus proyectos y les ayudaba a presentarse a los concursos, que luego ganaban, así comenzó a crear sus propias esculturas. Ahora está un poco cansado de presentarse a certámenes de escultura debido a que los jurados a veces premian lo más estrambótico, bajo el disfraz de contemporáneo, sin tener en cuenta la calidad y el proceso de las obras.

Me enseña el proceso que lleva crear una escultura, desde los primeros bocetos, pasando por la preparación en pequeñas maquetas hechas en hierro. €œAntes las hacía en barro pero tenían una duración limitada€. Disfruto con una escultura de un cesto lleno de frutas y hortalizas, desde luego, una obra maestra ver los pimientos, las naranjas, las granadas, los membrillos y el propio cesto de hierro imitando al mimbre. Las formas y la textura son exactamente las mismas€Ś !pero son de hierro!

Es increíble el proceso de hacer una esfera hueca a partir de dos planchas, curvándolas a base de golpes antes de soldarlas. Realmente a Ángel le apasiona su trabajo y se nota cuando te explica cada una de sus creaciones.

Tras haber realizado numerosas exposiciones individuales y haber recibido diferentes premios por sus contundentes obras, ahora, jubilado, confiesa que ha disfrutado enseñando a crear, a trabajar y a 'retorcer' con gran clase un material tan noble como el hierro. €œA pesar de que parece un material muy áspero, muy duro y muy frío, es todo lo contrario, es muy noble y se trabaja muy bien€.

Es un placer escucharte Ángel y aprender, !sobre todo aprender!

Para más información sobre este gran escultor: angelkili@hotmail.es

José Ángel de Horna Montero
Twitter: @ArtisticaMente7

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: