Blog autor

Blog Félix Oliva

Tribuna de Salamanca

Apáñeselas como pueda

Puede que la propuesta de rebajar de 100 a 90 km/hora el límite en carreteras nacionales pudiera ser calificada como la última ocurrencia de Pere Navarro, pero es preferible no acabar tan pronto la reflexión, en primer lugar, porque no va a ser la despedida del director de la DGT: quedan solo cuatro meses de legislatura (no sigue si hay cambio de Gobierno), pero ya ha prometido aprobar cambios en el reglamento de circulación para integrar más a las bicicletas y rebajar la velocidad en ciudad, y lo que te rondaré morena, así que ojo.

Y tampoco es positivo reducir la medida a una nueva idea genial de Navarro y su gabinete. Conocedor de los tiempos políticos y mediáticos como pocos de los de su especie, Navarro sabe cuándo y qué teclas hay que tocar, y en pleno verano y con las cifras cimbreando sobre el octavo año de bajada consecutiva de muertos en carretera siempre es buen momento para dar un toque de atención a los conductores.

La propuesta no es ninguna sorpresa: da el perfil de todas las medidas de Navarro desde que llegó a la DGT. La velocidad es la culpable de todo y la política de seguridad vial ha girado en torno a ella permanentemente, ya sea a través del permiso por puntos o del endurecimiento de la vía penal. Y no se puede decir que le falte razón, pero no la tiene toda, claro. Bajar el pie del acelerador es lo único que los conductores españoles no entendemos, está detrás de la mayoría de accidentes y a estas alturas en España es imposible defender algo que no sea su restricción, aunque en ocasiones se presente como algo pueril. Y este es uno de los casos.

De llevarse a cabo, la reducción diría muy poco de los recursos de los técnicos de la DGT, especialmente de cara al futuro. Sí, prohibir funciona, pero mientras se echa toda la carne en el asador en las sanciones se nos olvida formar, que es lo que permitiría un cambio real en materia de seguridad en carretera y olvidar la sobrevigilancia actual que tanto desgasta al Estado y al conductor que muchas veces ya no entiende nada porque, como es el caso, se disfrazan decisiones detrás de excusas que no cuadran. En la entrevista en Efe en la que Navarro anunció su idea, aseguró que la convivencia de la limitación a 90 o 100 según el ancho del arcén (límite mayor para las carretera con 1,5 metros de margen) confunde a los conductores, y llegó a decir que así se podrá programar mejor el regulador de velocidad y que pondrán grandes carteles al inicio de cada tramo anunciando la velocidad máxima: €œRecuerde. Mantenga su velocidad a 90 km/hora€. Una de esas medidas estilo Pepe Gotera y Otilio,
chapuzas a domicilio, con las que se ha empeñado últimamente.

Lo que pasa es que la medida es, con los datos en la mano, inútil y sonrojante. Según el Ministerio de Fomento, la velocidad media del tráfico en este tipo de carretera no supera esos 90 km/hora. ÂżEl motivo? Variado, seguro. Influirá el hecho de que en los 149.000 kilómetros que suman las carreteras de una sola calzada entre los 5 y los algo más de 7 metros de ancho carecen del trazado sencillo de una autovía. Seguro, también, que su estado no es el mejor: hay que recordar que 135.000 de esos kilómetros se los reparten casi a partes iguales Comunidades Autónomas y Diputaciones, y que muchas veces su mantenimiento es escaso.

Su menor afluencia de vehículos y la falta de servicios de seguridad como postes de teléfono SOS o similares no anima tampoco. Y a pesar de que concentran el 75% de los fallecidos cada año en accidente de tráfico, no son las que más radares o vigilancia de la Guardia Civil tienen destinada, cosa que igual ahora cambia. Por el contrario, las autovías, que concentran una parte ínfima de los muertos gracias a sus mejores condiciones de seguridad están plagadas de controles y cinemómetros (y luego queremos que la gente no piense que todo esto es recaudatorio) pese a que no hay puntos negros ni terraplenes, causante de muchas de las víctimas que se contabilizan bajo el epígrafe €œsalida de vía€. Así que propongo a Navarro otro cartel para indicar las nuevas nacionales a 90 km/hora: €œApáñeselas como pueda€.

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: