Blog autor

Blog de Félix Rodríguez

Tribuna de Salamanca

Sobre Steve Jobs

Sin duda esta semana ha sido un palo para los que somos de la secta de la manzana. La noticia de la muerte de Steve Jobs nos pillaba a todos a contrapie. Sabíamos del mal estado de Steve Jobs, pero nunca te imaginas que un día nos va a dejar, que vamos a dejar de ver en las presentaciones a ese personaje de jersey negro, vaqueros y playeras, entusiasmado siempre con sus juguetes.

Steve era una persona diferente. Siempre lo fue. De niño, de joven, de estudiante€Ś siempre a la contra, siempre imaginando, siempre pensando en otras cosas, siempre pensando en cómo deberían ser las cosas, y no en "cambiar" las que ya hay. Si tienes una mierda entre las manos, como mucho puedes darla forma, pero sigue siendo una mierda. Supongo que Steve pensó eso en algún momento. Quería algo nuevo.

Apple siempre ha sido una compañía diferente. Tuvo las narices de echar a su propio inventor, al propio Steve, cuando éste suponía una piedra en el zapato para el resto, y supo también volver a admitirle cuando Steve comenzó a plantear nuevas líneas de negocio, de trabajo, de acción€Ś de pensamiento.

Steve siempre se involucró en las tareas de la empresa, siempre pendiente de todos los detalles. Del diseño de los packagin, del uso de las tipografías correcto€Ś. en una conferencia dijo una frase que resumía el mundo en el que Apple se había metido de cabeza, gracias al esfuerzo y la imaginación: "estamos tan adelantados al resto que ya no es gracioso".

Con 21años compré mi primer Mac. Había tenido antes sólo un PC, y no me había molestado nunca en estar con él mucho, porque no funcionaba nunca como yo quería. Quizá era la intuición. Comprar el mac y comenzar a usarlo fue la experiencia más divertida desde que metí en el cajón del armario mi Commodore 64. Todo era genial, todo funcionaba, y no tenías que ser informático, sino ser diseñador, que era lo que había estudiado.

Tras el primer mac llegaron otros macs, después el primer iPod, al que siguieron otros iPods, después el primer iPhone, al que siguieron otros iPhones€Ś.

Steve ha cambiado la forma de entender el trabajo de los diseñadores, y también la forma de funcionar con un ordenador de los que son meros usuarios. Ha cambiado la forma de entender la telefonía. La manera en la que usamos los teléfonos móviles, si es que se pueden llamar teléfonos€Ś ha cambiado en definiva muchas cosas. Voy a hacer hincapié en una de ellas que me parece que pasa desapercibida. Apple se está comportando con miles de usuarios de una forma tan tan honesta que ha hecho que nosotros creemos nuestra propia comunidad y nos demos oportunidades los unos a los otros para desarrollar nuestras ideas.

ÂżCómo? De la manera más sencilla, haciendo que cualquiera que tenga una idea se pueda convertir en desarrollador de una app, testearla, mandarla a Apple para que la vean y jueguen con ella, y poder subirla al AppStore de nuestro iPhone o iPad para descargártela y hacer que ese desarrollador anónimo reciba un salario por ello. Âżquién ha hecho eso? no ha sido ni Microsoft, con su multimillonario jefe, ni ninguna multinacional. Ha sido Apple, la empresa comandada por esa persona cuyo sueldo era de 1 dólar mensual. Eso es una revolución. Eso.

El darle esperanza a la gente, el hacer que una idea se convierta en una forma de ganarse la vida, el premiar el desarrollo, y hacerlo de la mejor manera posible, siendo la propia gente la que compre las aplicaciones que quiera. Ya estés en Valladolid, en Taiwan o en República Dominicana. Si tienes una idea, síguela. Eso es lo que hacia él en su juventud, y es lo que ha seguido haciendo hasta el último momento.

Quizá Steve fuese un jefe pesado, cabrón€Ś llámale como quieras, pero es que era el jefe, y los resultados están encima de la mesa. Quizá hay otros jefes, como Steve Ballmer, el de Microsoft, deberían aprender a trabajar, no sólo a hacer dinero, y quizá si tuviesen dos dedos de frente dimitirían. Ballmer, cuando apareció el iPhone, decía cosas como "Âż500 dólares por un teléfono de contrato? Y no les sirve a los empresarios porque no tiene teclado!! Ya veremos como le va a la competencia." Ésta es la visión de Microsoft. Apple ha vendido 170 millones de iPhones. Ballmer, para que me comprendas€Ś "u sucos".

Sin duda echaremos de menos a Steve Jobs. Echaremos de menos las pelotas que tuvieron para hacer el famoso spot de la SuperBowl. Echaremos de menos la manera de pensar. Le echará de menos Buddy, Nemo€Ś y todos los de Pixar.

Tengo claro que todo en Apple está atado y bien atado, que no cambiarán de momento las cosas, que nos seguirán sorprendiendo, que seguiremos comprando manzanitas, que seguiremos siendo maqueros€Ś pero me queda la duda de si en Apple hay una mente como la suya.

Steve Jobs, desde este pequeño blog, GRACIAS y hasta siempre.

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: