Blog autor

Blog de Félix Rodríguez

Tribuna de Salamanca

Madrid 20020

Se queda uno perplejo cuando ve cosas así. Si no tuvimos bastante con la manita de colores del 2016, ahora llegan las chanclas del 20020. Ah! perdón, que no pone 20020, es una M y un 20. No concibo semejante actitud de desprecio de nuestra profesión. Se les llena la boca a los políticos, sobre todo al señor Gallardón, con la imagen de Madrid y con las Olimpiadas, y sin embargo, eso que va a ver todo el mundo, esa imagen internacional de Madrid, toda esa magnificencia, esas olimpiadas rancias pero caras resulta que se visten con un traje de tela de saco atado a la cintura con una cuerda. Y lo peor es que nos lo quieren hacer ver como una oportunidad para los jóvenes diseñadores de destacar, de ser unos profesionales del copón en plan "el que gane de cabeza a rediseñar el logo de Nike, el del Real Madrid y el del Barça". Eso si, en el concurso se detallaba muy bien que todos los derechos de la imagen quedaban en manos del anunciante. Claro, claro. Por si acaso al ganador se le ocurre tirar de ley y pedir lo suyo.

El resultado es un esperpento. Como todo lo que gira alrededor de las olimpiadas, pero claro, no sorprende para nada teniendo en cuenta que el logotipo del partido que gobierna es un icono del iPhone. Era de esperar algo así. Bueno, miento, esperaba una bandera española recorriendo el logotipo con la frase "una, grande y gorda".

El estudiante que se presentó al concurso por supuesto que se merece todo mi apoyo. Cuando estamos en esa etapa desconocemos los recovecos legales y demás, y no entramos a valorar determinados aspectos. No tenemos experiencia laboral y por lo tanto, o se nos habla en nuestro idioma o se nos puede engañar como a unos pardillos. El caso es que viendo su trabajo y el de la agencia que ha "rediseñado" el logotipo me quedo con el primero, porque el segundo, el que se supone que es profesional, parece hecho por un becario, es decir, hecho por alguien que está en el escalafón del primer autor (me refiero al escalafón de la inexperiencia laboral, no a otros escalafones).

Un logotipo te puede gustar más o menos. Es verdad que los diseñadores pecamos de "criticar incisivamente" casi todo lo que vemos pensando eso de "yo lo puedo hacer mejor", y en eso nos equivocamos todos porque detrás de cada trabajo hay un trabajador que se merece nuestro apoyo, pero dicho esto, eso no quita para que observemos ojipláticos cómo una apuesta visual como las olimpiadas se queda en manos de estudiantes  y no de profesionales. Eso es lo criticable, lo detestable, ya que detrás de una decisión de cojo un logotipo u otro hay unas expectativas de crecimiento económico, de desarrollo social, de avance, de imagen exterior€Ś que se tiran por tierra. No me imagino a los organizadores de la olimpiadas en Madrid haciendo los pabellones olímpicos con bambú y usando agua del Manzanares para las piscinas olímpicas, no les entraría en la cabeza, pero como el respeto por nuestra profesión no existe para algunos, pues en el tema del logotipo si que se cumple esa norma.

Cobi, cobi, qué bonito eras. Recuerdo tu imagen pintada en el patio de mi colegio el año de las olimpiadas de Barcelona. Cobi, perrito alegre, qué grande te vemos ahora los diseñadores. Parecías sólo un perro, mal dibujado según algunos cortos de miras, y al final€Ś entre manos de colores y chanclas€Ś al final fuiste nuestra mejor cara.

+ info: http://www.facebook.com/desarrollosparalelos

twitter: @paralleldev

www.pobrelavaca.com

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: