Blog autor

Blog de Conrad Kent

Tribuna de Salamanca

Salamanca with the French Forts and the Batteries and Trenches executed before them in June 1812

Salamanca con los fuertes franceses y las baterías y trincheras excavadas delante de éstas en junio de 1812

La apoteosis de la cartografía militar de la Guerra de la Independencia es el atlas de James Wyld (1812-1887) publicado en 1840 sobre los dibujos de vistas y planos de reconocimiento de Thomas Livingstone Mitchell (1792-1855). Teniente del 95º Regimiento de la División Ligera, Mitchell llegó a intervenir en las campañas peninsulares desde 1811 hasta 1813. Desde 1813 hasta 1840, se dedicó a perfeccionar los mapas, planos y dibujos topográficos que él y otros habían iniciado durante sus expediciones de reconocimiento.

En la plancha nº 24 del atlas se incluye el plano de la ciudad de Salamanca con los fuertes franceses: Salamanca with the French Forts and the Batteries and Trenches executed before them in June 1812 (Salamanca con los fuertes franceses y las baterías y trincheras excavadas delante de éstas en junio de 1812). Es una recopilación de distintos aspectos urbanísticos que Mitchell había visto en la ciudad, sobre todo durante su larga estadía salmantina en el otoño de 1815.

En el plano, Mitchell destaca el conjunto fortificado de los Conventos de San Vicente, San Cayetano y La Merced y las trincheras en su alrededor. Al norte de los fuertes se especifica la posición de las dos baterías británicas que arrojaron las balas incendiarias que provocaron los destructivos fuegos finales.

Como puntos centrales en la defensa de la ciudad, el Tormes y la ribera son objetos de especial atención. La desembocadura del Zurguén, el Puente Romano, las pequeñas islas, la presa vinculada al molino del Muradal y la situación de los edificios se trazan con la exactitud de la agrimensura, por motivos estratégicos.

En la zona de las tenerías, el plano publicado reproduce también la escueta delineación de las calles y edificios elaborada por Mitchell, convaleciente en la Ribera del Puente durante dos meses y que habría conocido bien las tenerías de las calles de San Juan del Alcázar y de San Gregorio, dibujadas con tanta precisión en la litografía.

En la parte inferior de la plancha aparece la litografía Salamanca. Capture of the Forts. 27th June 1812 (Salamanca. La toma de los fuertes. 27 de junio de 1812). Como soporte topográfico del plano, la vista corresponde a los detalles delineados en la zona sur de la ciudad. Dibujada por Mitchell y litografiada por Charles Burton, se distingue de los paisajes pintorescos por el estudio de la realidad empírica. Su precisión dista mucho del simple recuerdo de un viajero de paso.

En primer término se destacan las formaciones rocosas de la margen izquierda del Tormes. De acuerdo con las fórmulas pintorescas de principios de siglo, dos figuras ataviadas con capas y sombreros de la zona observan la ciudad desde la ribera izquierda. En segundo término, el río se abre ampliamente para mostrar la vista de la ciudad con su perfil de torres y sólidas estructuras horizontales. Como contraste, posibilitado por la perfección de la litografía y el estilo romántico de 1840, el cielo refulgente de nubes voluptuosas equilibra el primer término sombrío.

Pero la sutileza estética de la litografía no se limita a la evocación de lo sublime. Mitchell y Burton aprovechan tanto los efectos románticos como las fórmulas de los paisajes pintorescos para confeccionar un soporte del plano. Subordinan los modelos pictóricos de la burguesía a la documentación empírica del perfil de la ciudad, perfectamente coordinada con los detalles delineados en la planimetría.

La lámina litografiada a lápiz sobre una plancha de zinc permite efectos atmosféricos luminosos sin traicionar la mirada escrupulosa del geógrafo: sugiere los trazos del lápiz del dibujo geográfico, acoplándose a la colección de mapas y planos publicados por Wyld.

Como táctica narrativa, Mitchell y Burton ilustran el humo que sale de los fuertes de San Vicente y de San Cayetano el 27 de junio. La anécdota sirve para fechar un momento de la campaña de Salamanca, pero la mirada militar capta también las relaciones espaciales y las construcciones claves de la ribera. Se revisan los edificios de la ribera desde el Teso de San Vicente y el Puente Romano hasta San Esteban. Más que los barrios pintorescos de Santiago y de Curtidores, se destaca la red de vallas parcelarias al este de Teso de San Nicolás, por motivos de táctica militar. Por su situación estratégica, se documentan también el Convento de los Premostenses y, a la derecha, el imponente Convento de San Andrés, delante de San Esteban.

Incluso la elevación rocosa por donde asoman dos personajes pintorescos corresponde a cualquier táctica de defensa o ataque de la ciudad. La inteligencia militar exige la representación exacta de la gradación topográfica de la ribera. Por medio de la litografía realizada por la empresa de Day & Haghe, se matizan los distintos grados que marcan la distancia entre el Tormes y las murallas. El resultado es una estampa topográfica que anticipa las primeras fotografías del entorno obtenidas en 1858 por el inglés Charles Clifford y el francés Jean Laurent en 1867.

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: