E roberts 80x111 original

Amuletos contra el desastre

Laura Emily Roberts

Sobre las becas Erasmus, o Crecer con diferentes voces

Uno de los muchos motivos por los que me ha gustado leer desde pequeña ha sido por la posibilidades de conocer voces y lugares de primera mano desde tan cerca: personas tan diferentes, lugares tan diferentes, y sin embargo, cerca.  

Por eso valoro cualquier oportunidad de intercambio cultural que se presente: viajar, cursos de idiomas, etc. Irse de Erasmus es una de ellas, si no una de las más importantes.  

Irse de Erasmus no es un intercambio cualquiera; no consiste solamente en sumergirse en otra cultura, otro idioma, otro sistema educativo. Cuando eres Erasmus, además de relacionarte con los estudiantes de ese país, sueles estar en contacto con el resto de estudiantes de Intercambio, que están en las mismas condiciones: son estudiantes, jóvenes y extranjeros. Han venido para aprender y tener experiencias de primera mano. Las que puede que luego estén en los libros. Las que les empujen a crear libros, o casas, o empresas, o aviones, u organizaciones. Aquí hay personas que quieren hacer cosas en el futuro, y que quieren conocer distintos modos de hacerlas.  

Por supuesto que están las fiestas Erasmus, y el alcohol, y las discotecas. ¿Y qué? ¿No las hay también en sus lugares de origen? ¿No es sino una convención social y generacional? Si el Erasmus hubiera existido un siglo atrás, se organizarían bailes de salón. Estas personas han venido, ante todo, a conocer gente. A estar en un ambiente de mezcla difícil de conseguir en su país de origen. A escuchar diferentes acentos, probar distintas comidas, conocer distintas formas de ver las cosas: diferentes creencias, religiones y valores. Porque Erasmus no es sólo Europa. La beca, sí, pero el intercambio permite entrar en contacto con gente de Canadá, Estados Unidos, Malasia, Indonesia, Taiwán, China, Corea del Sur, Australia, Nueva Zelanda, Argentina, México, Brasil, Japón… Y nombro sólo unos pocos que se me ocurren a partir de mi propia experiencia.  

Ser Erasmus es algo único estés donde estés. Es la mezcla. Es la convivencia. Son las ganas de hacer amigos y actividades, de hablar y de aprender y de compartir con gente tan distinta de la que conocías en casa. También, para muchos, supone la primera vez que salen de casa, lo cual es otro cambio que les ayuda a crecer y a valerse por sí mismos.  

¿Qué hay una beca? Sí. Pero os aseguro que como no hayáis ahorrado o contéis con la ayuda de vuestros padres, la beca cubre poco. La cantidad de esa beca muchas veces no supera los 300€ al mes, por no decir que se empieza a cobrar bastante tarde. Siempre es una ayuda, claro. La principal ayuda para los europeos es la convalidación de créditos; cada uno paga la matrícula en su universidad de origen y estudia en otra donde las tasas pueden ser más altas o más bajas por lo que pagó en su país, a cual no le sería tan sencillo acceder por cuenta propia. No obstante, y aunque mucha gente no puede irse porque no dispone de los medios económicos, es una ayuda.  

Cada uno hace de su Erasmus, como de su vida, lo que quiere. Pero el Erasmus te ayuda a superar prejuicios y diferencias y a encontrar, finalmente, similitudes por encima de todo. Los tímidos, los simpáticos, los graciosos, los inteligentes… existen en todas partes, en todos los países, en todas las culturas. Es como el primer día de colegio, todos se miran ansiosos pensando quiénes serán sus amigos, con quién compartirán las experiencias que tienen por delante. También te enseña a encontrar lo que hace única a cada persona, y enseña comportamientos que pueden ser aplicados una vez de vuelta en casa. Se aprende a ser más crítico y a conocerse mejor a uno mismo. Irse de casa es parte de crecer. Irse de casa a un ambiente tan distinto, tan mágico, con unas personas desconocidas que se convertirán en amigos tuyas por todo el mundo, enriquece ese crecimiento. Para ampliar el pensamiento es fundamental derribar fronteras, ya sea en una clase o bebiendo un vaso de vino.


Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: