E roberts 80x111 original

Amuletos contra el desastre

Laura Emily Roberts

Amuletos de la infancia (I): La historia interminable

-Quisiera que siempre fuera así -dijo él.-Siempre es sólo un momento -respondió ella.(Michael Ende, La historia interminable)

Con once años leí La historia interminable de Ende creyéndome a medias que nunca se iba a acabar. Eso era imposible (yo era una niña muy incrédula), pero, por otro lado (sobre todo en los veranos largos en pueblos costeros sin librerías) deseaba que así fuera. Yo también quería robar libros y esconderme en una buhardilla como Bastián. Yo también quería ser un personaje. Yo quería: los deseos interminables. De lo que nadie encuentra: desaparecer. Pero también: creer en la magia. Y además: la tentación de perderse. El lector como alma guía o alma guiada. El secuestro guiado.

Y aunque el libro finalmente acabó, me acompañó durante todo el verano. Y me enseñó que siempre era un momento. Y que un momento era siempre. Y que las historias, las nuestras, son interminables, Âżo no? Apenas hay lugares. Todos: el mismo nombre. Que nombramos de manera diferente para contarlos de nuevo. Sólo hay que ser valiente. Contar la historia de nuevo. Contar.

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: